Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Aceite / Almazaras

Unió de Pagesos reclama soluciones para el sector oleícola

17/02/2020

La organización agraria catalana Unió de Pagesos exige soluciones urgentes para resolver la grave crisis de precios que vive el sector del aceite de oliva. El sindicato recuerda que la Comisión Europea (CE) declaró la situación de perturbación de mercado en el sector para articular la medida de una ayuda al almacenamiento privado el 8 de noviembre pasado, y a pesar de que faltan datos oficiales, parece que las tres licitaciones efectuadas hasta ahora y que han almacenado 171.800 toneladas de aceite de oliva, no hacen recuperar el precio en origen. Después de las dos licitaciones iniciales los precios han continuado cayendo, según los datos del Ministerio de Agricultura del 13 al 19 de enero. Además, cuando este aceite salga al mercado coincidirá con otra campaña con una previsión de stocks iniciales superior al actual, de 877.000 toneladas.

A la situación de crisis del aceite de oliva se ha añadido el arancel de los Estados Unidos, principal mercado de exportación del aceite de oliva europeo (el 37% de las exportaciones europeas durante la campaña pasada, según la Comisión Europea). Por este motivo, Unió de Pagesos pide que la CE actúe y aplique medidas extraordinarias ante la actual situación de perturbación del mercado, como destinar una ayuda a la retirada para biodiésel de aceite de oliva lampante por una cuota en el ámbito europeo de 600.000 toneladas, con el objetivo de reducir los stocks iniciales.

foto

El sindicato considera que también urge dotar de financiación al agricultor que no pueda hacer frente a los costes de producción de cara a la próxima campaña por la situación de precios, sumada a una campaña de poca producción. Por eso, hace falta que las administraciones estatal y catalana se coordinen para articular préstamos bonificados y sin costes de avales. En este sentido, hay que adecuar la fiscalidad del campesinado que tributa a módulos a pérdida de ingresos sufrida, así como incrementar, por ley, los gastos de difícil justificación a la que tributa por estimación directa del IRPF. Además, según el sindicato, hay que reducir la carga fiscal a los productores para que queden exentos del abono de las cuotas a la seguridad social y el IBI de finca rústica; este último tendría que estar compensado por parte de la Administración General del Estado.

Unió de Pagesos también considera que la nueva Política Agraria Común (PAC) tiene que evitar la actual competencia desleal, fruto de un sistema proveniente de los derechos históricos de ayuda de la PAC entre olivicultores de diferentes territorios. Así, apuesta por incluir una ayuda al olivar de bajo rendimiento dentro de la nueva PAC y una medida de ambiente y clima para incorporar los restos de poda al suelo.