Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Cuatro ejes estratégicos sobre los que hay que actuar para alcanzar el objetivo del liderazgo

Los retos del sector oleícola en España: estrategias para el liderazgo a nivel global

Manuela Vega Zamora(a), José A. Gómez-Limón(b) y Manuel Parras Rosa(a)

(a)Universidad de Jaén

(b)Universidad de Córdoba

13/03/2018
Durante las últimas décadas, España ha sabido conjugar adecuadamente sus ventajas competitivas y su conocimiento tradicional del cultivo, con las nuevas tecnologías y el emprendimiento empresarial, convirtiéndose, con gran diferencia, en el mayor productor mundial de aceites de oliva. Sin embargo, esta clara posición de liderazgo en materia de producción no debería hacernos caer en la autocomplacencia.
foto

El sector a nivel nacional sigue enfrentándose a día de hoy a importantes y variados retos, a los cuales deberá hacer frente de manera inteligente durante los próximos años. Efectivamente, el principal desafío del sector oleícola español es ejercer adecuadamente su liderazgo global, con la finalidad de que contribuya, de manera efectiva y sostenida en el tiempo, a incrementar la riqueza y el nivel de bienestar de la sociedad que lo sustenta.

A nuestro juicio, hay cuatro ejes estratégicos sobre los que hay que actuar para alcanzar el objetivo antes señalado:

  • Eje 1. Aumentar la competitividad de las explotaciones olivareras y de las empresas oleícolas.
  • Eje 2. Mejorar las relaciones entre el sector y el territorio para generar valor y bienestar social: diversificación y sostenibilidad.
  • Eje 3. Intensificar la orientación al mercado y la internacionalización del sector productor, como vía para valorizar los aceites de oliva y lograr una mayor presencia de los productores en los mercados finales.
  • Eje 4. Implementar adecuadamente la transformación digital o 'smart oleoagro', la bioeconomía, la economía circular e innovar.

A continuación, nos referiremos a los objetivos y estrategias a implementar en cada uno de los ejes.

Competitividad del olivar y del sector oleícola

Afrontar con éxito el reto de aumentar la competitividad del sector oleícola exige considerar objetivos y estrategias diferenciados, tanto para las distintas explotaciones olivareras, como para las diversas empresas oleícolas.

Objetivo 1. Aumentar la rentabilidad de las explotaciones olivareras

Estrategia 1.1. Reducir los costes unitarios de producción (euros/kilo de aceite):

  • a) Reconvertir el olivar tradicional o extensivo a intensivo cuando el terreno presente una orografía favorable, incluso en olivares sin disponibilidad de agua (olivar intensivo de secano) o en los que ésta sea limitada (olivar intensivo con riego deficitario).
  • b) Reconvertir el olivar tradicional o extensivo a superintensivo cuando el terreno presente una orografía favorable y haya disponibilidad de agua.
  • c) Aumentar el número y dimensión de las centrales de compras de insumos y/o de servicios profesionales. Para ello, deberían crearse centrales en aquellas cooperativas o agrupaciones agrarias donde todavía no existan, y aumentar la dimensión de las ya existentes mediante fusiones u otras fórmulas de cooperación inter-empresas.
  • d) Desarrollar el 'cultivo compartido', consistente en la integración operativa de explotaciones propiedad de diferentes personas, sin necesidad de realizar una unificación patrimonial, al objeto de explotarlas de manera más eficiente mediante el empleo de medios de producción comunes.
  • e) Desarrollar el “cultivo asistido”, consistente en la gestión de las explotaciones de olivar mediante arrendamientos, aparcerías o prestación de servicios por empresas especializadas, con el objetivo de conformar unidades de gestión agraria de mayor dimensión, en las que sea posible realizar una gestión más eficiente de los recursos productivos.
  • f) Crear secciones o unidades de gestión de fincas en las actuales cooperativas oleícolas, encargadas de gestionar, bien con recursos propios o externalizando la gestión a empresas de servicios, las explotaciones de los socios que así lo demanden (por ejemplo, explotaciones sin el adecuado relevo generacional).
  • g) Crear cooperativas olivareras cuya finalidad económica sea la adquisición y uso en común de los medios materiales (por ejemplo, maquinaria) y humanos que necesiten sus socios para el cultivo de sus olivos.
  • h) Aumentar la eficiencia en la gestión del agua mejorando los actuales sistemas de regadío (por ejemplo, programación óptima del riego deficitario), tanto en las comunidades de regantes como en los regadíos particulares.
foto

Estrategia 1.2. Aumentar los ingresos de las explotaciones olivareras:

  • a) Reconvertir el olivar tradicional o extensivo a intensivo cuando el terreno presente una orografía favorable, incluso en olivares sin disponibilidad de agua (olivar intensivo de secano) o donde ésta sea muy limitada (olivar intensivo con riego deficitario).
  • b) Reconvertir el olivar tradicional o extensivo a superintensivo cuando el terreno presente una orografía favorable y haya disponibilidad de agua.
  • c) Facilitar la transferencia de derechos de agua desde usos socialmente menos rentables (cultivos herbáceos extensivos) hacia el olivar, posibilitando el aumento del regadío en las explotaciones olivareras.
  • d) Aumentar la colaboración entre olivareros y empresas del sector que elaboran aceites vírgenes de gran calidad y tienen sus marcas bien posicionadas en los mercados, de manera que permita a los primeros obtener una mayor remuneración por la venta de sus aceitunas y a los segundos ampliar mercados y beneficios.

Objetivo 2: Aumentar la rentabilidad de las empresas transformadoras, envasadoras y comercializadoras

Estrategia 2.1. Reducir costes de transformación, envasado y comercialización:

  • a) Realizar fusiones entre empresas cooperativas y no cooperativas, posibilitando integraciones tanto horizontales (entre empresas que operan en el mismo escalón de cadena de valor), como verticales (entre empresas que operan en distintos escalones de cadena de valor).

Estrategia 2.2. Aumentar los ingresos por la vía de la diferenciación de la oferta:

  • a) Aumentar la implantación de sistemas de gestión y certificación de calidad (públicos y privados), que permitan impulsar estrategias de diferenciación, a la vez que tener acceso a determinados mercados que exigen que las empresas posean estos sistemas: ISO 14001, BRC Food, Global Gap, IFS (International Food Standard), etc.
  • b) Elaborar aceites de oliva vírgenes extra con calidad diferenciada por su origen: Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP).
  • c) Elaborar aceites de oliva vírgenes extra con calidad diferenciada por su forma de elaboración: de producción integrada, ecológicos, biodinámicos, etc.
  • d) Elaborar aceites de oliva vírgenes extra que permitan vincular su producción a las externalidades sociales, tales como la vitalidad territorial, el mantenimiento del paisaje y el patrimonio, etc., y ambientales (biodiversidad, etc.) que el cultivo del olivar genera en los territorios.
  • e) Incrementar la calidad general de los aceites de oliva producidos: cualificación de graneles.

Sector oleícola y territorio: diversificación y sostenibilidad

Al objeto de afrontar los retos de este segundo eje, relacionado con la diversificación concéntrica y la mejora de la sostenibilidad ambiental del sector, se propone considerar los siguientes objetivos y estrategias de desarrollo:

Objetivo 3. Crecimiento del sector oleícola por la incorporación de nuevos productos/actividades

Estrategia 3.1. Diversificación concéntrica o relacionada:

  • a) Expandir la 'oleicultura agroenergética': producción y valorización energética de biomasa, hueso, pellet, orujillo y demás subproductos de la olivicultura y de la elayotecnia.
  • b) Ampliar el uso de la biomasa del olivar y compost para la restitución de suelos agrarios (incremento del contenido de materia orgánica).
  • c) Extraer compuestos de alto valor añadido de la hoja del olivo y del alperujo (escualeno, hidroxitirosol, ácido maslínico, etc.) para su uso como materias primas en la industria cosmética, conservera y cárnica (embutidos).
  • d) Desarrollar el oleoturismo, tanto ligado al patrimonio cultural (patrimonio histórico-artístico, etnografía, gastronomía, etc.) como al patrimonio natural (paisajes, senderismo, ornitología, etc.) del olivar e industrias asociadas.
foto
Los autores señalan como una de las claves la diversificación del negocio. El oleoturismo puede ser una opción. Foto: DO Estepa.

Estrategia 3.2. Diversificación no relacionada:

  • a) Compatibilizar el cultivo del olivo con otros usos tradicionales del territorio: ganadería (ovino y caprino, principalmente), otros cultivos leñosos (frutales), herbáceos (incluyendo alternativas más rentables como las plantas aromáticas o medicinales) y actividades cinegéticas.

Objetivo 4. Garantizar la continuidad productiva del olivar a largo plazo

Estrategia 4.1. Desarrollar una olivicultura sostenible ambientalmente:

  • a) Implementar, de manera generaliza (en todos los tipos de olivar), una olivicultura basada en buenas prácticas medioambientales, que contribuyen a la lucha contra la erosión (minimización de la escorrentía), el cambio climático (fijación de carbono en el suelo) y la contaminación (minimización de las emisiones contaminantes por uso de agroquímicos), así como al mantenimiento de la fertilidad del suelo y de la biodiversidad (flora y fauna) asociada al cultivo.
  • b) Aumentar la superficie de olivar ecológico y de otros modelos de gestión ambientalmente sostenibles (producción integrada, biodinámica o cualquier otra certificación de carácter ambiental).

Estrategia 4.2. Transformar el olivar en un espacio con funciones territoriales y ambientales:

  • a) Destinar el olivar con riesgo de abandono por su baja rentabilidad (por ejemplo, el olivar marginal de montaña) a la producción de bienes públicos valorados por la sociedad, tanto de carácter medioambiental (soporte de la biodiversidad y de especies emblemáticas como el lince, prevención de erosión e incendios, etc.), como territorial (mantenimiento de la vitalidad rural, de paisajes agrarios tradicionales y del patrimonio agrario asociado -muros, terrazas, etc.). Esta estrategia de 'abandono productivo controlado' debería promoverse mediante pagos específicos a los olivareros (ayudas públicas), diseñados dentro de la política agraria para la adecuada provisión de estos bienes públicos. En definitiva, con esta estrategia se pretende que el olivarero pase de ser productor de un bien privado (aceites de oliva) a productor de bienes públicos demandados por la sociedad (biodiversidad, contribución a frenar el cambio climático y la erosión, etc.).
foto
foto

Orientación al mercado e internacionalización

Se han podido identificar los siguientes objetivos y estrategias para la valorización comercial de los aceites de oliva:

Objetivo 5. Alcanzar una cuota de mercado significativa de aceites de oliva comercializados en los mercados de aceites envasados, tanto en el mercado nacional como en los exteriores

Estrategia 5.1. Concentrar la oferta y desarrollar alianzas estratégicas:

  • a) Realizar fusiones entre empresas cooperativas y no cooperativas (integraciones horizontales y/o verticales).
  • b) Incorporar las actuales cooperativas de primer grado a cooperativas de segundo o ulterior grado (integración horizontal).
  • c) Crear empresas mercantiles que agrupen a empresas cooperativas y no cooperativas pertenecientes a diferentes escalones de la cadena de valor de los aceites de oliva (integración vertical).
  • d) Establecer alianzas estratégicas entre empresas de la cadena de valor que permitan acceder a determinados mercados y/u ofrecer una gama más amplia de productos.

Estrategia 5.2. Invertir en el conocimiento del mercado y en estrategias de marketing:

  • a) Invertir mayores recursos en analizar los mercados actuales y potenciales de aceites de oliva: estudios sobre tendencias en las demandas de los consumidores y las estrategias de los agentes de la cadena de valor.
  • b) Ampliar la gama de productos (generación de nuevos productos) para ofrecer aquellos que mejor se adapten a la demanda de los consumidores y a los nuevos hábitos de compra y consumo (por ejemplo, nuevos formatos para adaptarse mejor al consumo de conveniencia).
  • c) Segmentar el mercado y destinar a cada segmento los productos que mejor encajen con el perfil de sus consumidores.
foto

Estrategia 5.3. Adoptar las TIC en el sector oleícola:

  • a) Potenciar el comercio electrónico de los aceites de oliva mediante la creación de un mayor número de tiendas virtuales y el desarrollo de estrategias de atención al cliente (CRM, Customer Relationship Management) a través de la Web.
  • b) Gestionar las redes sociales para informar y orientar el consumo de los usuarios de las mismas.

Estrategia 5.4. Comunicar eficientemente sobre los significados del olivar y de los aceites de oliva:

  • a) Diseñar y realizar una estrategia de comunicación eficiente, que genere una buena imagen de los aceites de oliva, que permita un mayor conocimiento sobre los distintos tipos de aceites de oliva y sobre sus características diferenciales, así como sobre las externalidades positivas vinculadas al olivar. Esta comunicación debe destinarse, de manera diferencial, al público en general, a los profesionales del canal Horeca y nichos específicos de prescriptores alimentarios.

Estrategia 5.5. Cooperación inter-empresas para el crecimiento y la expansión internacional:

  • a) Crear plataformas de venta compartida para la internacionalización, en forma de consorcios, UTE, etc.

Estrategia 5.6. Profesionalizar la gestión:

  • a) Incorporar en las empresas oleícolas profesionales de la gestión con diferentes perfiles de especialización: producción, financiera, comercial, etc.
  • b) Mejorar la organización de las empresas oleícolas mediante la creación de estructuras y procesos de toma de decisiones eficientes en los distintos ámbitos de la gestión.

Objetivo 6. Mejorar las prácticas comerciales en el conjunto de la cadena de valor de los aceites de oliva

Estrategia 6.1. Promover el uso de ¡buenas prácticas comerciales':

  • a) Reforzar el cumplimiento de la normativa comercial actual (por ejemplo, la Ley 12/2013, de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, el Real Decreto 895/2013 que prohíbe las aceiteras rellenables y determina el etiquetaje obligatorio de los envases de aceite en el canal HORECA, etc.).
  • b) Reforzar el cumplimiento de la normativa contra el fraude comercial en el sector los aceites de oliva (Ley 28/2015, de defensa de la calidad alimentaria).
  • c) Alcanzar acuerdos sectoriales sobre la implantación voluntaria de “buenas prácticas comerciales” que vayan más allá de la actual norma comercial, con el objetivo de asegurar la generación de valor en todos y cada uno de escalones de la cadena, y evitar prácticas que incremente la volatilidad de los precios.

La transformación digital, bioeconomía, economía circular e innovación

Para abordar los retos asociados a la transformación digital o 'smart oleoagro' y la innovación, se proponen los siguientes objetivos y estrategias:

Objetivo 7. Gestionar eficientemente las explotaciones de olivar mediante las utilidades que ofrece el 'smart oleoagro'

Estrategia 7.1. Implantar la agricultura inteligente o de precisión en la olivicultura:

  • a) Implantar la agricultura inteligente o de precisión en la olivicultura: monitoreo de déficit hídrico, predicción climática, cuadernos de campo integrados en aplicaciones móviles, sistemas de navegación global por satélite e información geográfica, drones equipados con cámaras multiespectrales de detección, etc.

Objetivo 8. Gestionar eficientemente las empresas oleícolas mediante las utilidades que ofrecen las TIC

Estrategia 8.1. Adoptar las TIC en el sector oleícola:

  • a) Implementar la gestión electrónica en los diferentes ámbitos de la gestión de las empresas oleícolas: productivo, financiero, comercial y de recursos humanos.
  • b) Potenciar el comercio electrónico de aceites de oliva.
  • c) Gestionar la comunicación comercial mediante el uso adecuado de las redes sociales.

Objetivo 9. Fomentar la cultura de la innovación y el emprendimiento en el sector del olivar y de los aceites de oliva

Estrategia 9.1. Promocionar los procesos que favorezcan la innovación tecnológica:

  • a) Reforzar las relaciones de colaboración entre las empresas y el sistema de conocimiento, mediante diversidad de fórmulas de paternariado público-privado, al objeto de buscar soluciones tecnológicas a los problemas de las primeras.
  • b) Construir un observatorio de nuevas tecnologías relacionadas con el olivar y la industria oleícola, que acelere la incorporación de las mismas al sector productor. Esta iniciativa debería estar liderada por las asociaciones profesionales del sector, contando con el apoyo financiero de las administraciones competentes.
  • c) Reconocer socialmente la labor de los emprendedores e innovadores del sector.
foto

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

ENLACES DESTACADOS

The Silver Olive Tree - Cotización del aceiteAEMODA - Asociación española de maestros y operarios de almazara

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Entrevista a David Neuman, CEO de GAEA América del Norte

“Aunque EE UU es el mayor mercado de importación de aceite de oliva del mundo, los productores internacionales no deben aprovecharse de ello librando aceite de oliva de baja calidad o productos con errores en su etiquetado”

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS