Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Arranca la campaña 2016/2017 de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga

19/09/2016

El verdeo 2016 ya se ha dado por iniciado en Guaro, en una campaña en la que la falta de lluvias y las altas temperaturas de los últimos meses no ha sido favorable a la producción de la que es la primera aceituna de mesa con denominación de origen en España. Según Juan Antonio Berrocal, presidente del Consejo Regulador de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga, “se presenta una campaña media y corta, pero con calibre considerable y buena calidad”.

La campaña se ha dado por iniciada en una finca de olivos aloreños ubicada en la localidad de Guaro. En la presentación han estado presentes Francisco Javier Salas Ruiz, delegado provincial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía; Félix Lozano Narváez, diputado de Innovación Social, Participación y Cooperación Internacional de la Excelentísima Diputación de Málaga; Elena Vives, concejala del ayuntamiento de Guaro; Sebastián Hevilla, gerente del GDR Valle del Guadalhorce; Tomás Rueda de la Mancomunidad de municipios de la Sierra de las Nieves; Baldomero Bellido de ASAJA; Miguel Ángel García, director de la OCA de Cártama; y Juan A. Berrocal, presidente del Consejo Regulador de la DOP Aceituna Aloreña de Málaga, así como otros representantes de las empresas Aceitunas Bravo, Manzanilla Aloreña y Encurtidos Almario y El Molino de Guaro, como miembros del consejo regulador.

foto

Como señalan desde el Consejo Regulador de la Aloreña de Málaga, ”la campaña 2016 se caracterizará por el mantenimiento de una cosecha media de aceituna debido a la adversidad de la climatología durante el presente año, de corta duración, pero con buena calidad y calibre considerable".

El delegado de Agricultura ha destacado que “la labor realizada por el sector, así como por el realizado por la Denominación de Origen en este producto, así como el valor añadido que tiene todo el proceso manual y tradicional de esta aceituna, que le transfiere características naturales al producto final”.

Por parte del Diputado provincial se destaca que”la calidad y diferenciación de esta aceituna, así como destaca la labor realizada en el olivar para obtener un producto final de alta calidad”.

La temporada de verdeo repercutirá en la provincia de Málaga con la generación de un volumen de negocio valorado en 10 M€, que supondrá el sustento de más de 4.000 familias relacionadas directamente con el sector. Según el Consejo Regulador, está prevista la recogida de 13 millones de kg de aceituna, de los cuales en torno a dos millones serán destinados al aderezo.

Ya es el octavo año que la Aloreña de Málaga vive su campaña amparada bajo una denominación de origen, un distintivo de calidad que logra protegerla de otras aceitunas que intentan, sin éxito, imitarlas en el mercado, ya que la Aloreña de Málaga, gracias a sus características (escaso amargor, alto contenido en fibra…) y su proceso de elaboración (completamente artesanal, sin ningún aditivo químico) se ha erigido en “la pata negra de las aceitunas de mesa”.

La Aceituna Aloreña de Málaga con DOP se consume en un 40 por ciento en la provincia de Málaga. El resto, se reparte en su consumo entre el norte de España, y países a los que se exporta como Alemania, Estados Unidos o Japón.

La recolección de las aceitunas, conocida como ordeño, sigue siendo totalmente manual. Las cuadrillas recogen las aceitunas a mano y la depositan en los canastos recubiertos de tela de saco, en cubetas o en los “macacos” (cestos que se colocan sobre el pecho de los jornaleros), para evitar que los golpes dañen o estropeen las aceitunas, especialmente delicadas. No en vano, los precios de recolección de este tipo de aceitunas duplican e incluso triplican los de otras variedades ya que es imposible mecanizar el proceso debido a los suelos tan accidentados donde se cultivan los olivares aloreños y a la delicadeza del fruto, que obliga a recolectarlo a mano, como se ha indicado.

Una vez que la aceituna es recogida, bien por familiares (fincas pequeñas) o por jornaleros (fincas más grandes), se transporta a la planta de aderezo en cajas para evitar que se deterioren. Una vez allí, las aceitunas pasan a una clasificadora que las separas en aceitunas extra, primera, segunda y perdigón. Las tres primeras clases son las usadas para el aderezo, mientras que las de perdigón son usadas para la extracción de aceite.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.