Opinión Info Opinión

“Vinimos a ofrecer conocimiento y formación, y la acogida en estos cinco años ha sido inmejorable”

Entrevista a José Casanova, Coordinador científico del Proyecto 'Almazara' en el sur del Líbano

David Pozo20/12/2023

Al profesor José Casanova, Profesor de Universidad en la Escuela Politécnica Superior de Huesca, le conocí hace un año, justo cuando preparábamos un evento para el sector del almendro. Profesor de Arboricultura frutal ha sentido siempre pasión por la olivicultura y en 2018 le llegó la oportunidad, en un momento muy especial de su vida, de contribuir en un proyecto de gran valía. Y no precisamente en esa tierra que tanto ama como es Huesca, sino a miles de kilómetros en una zona de conflicto y con la ayuda de los cascos azules españoles. Y justo, cuando al otro lado de la frontera estaban teniendo lugar los sucesos más graves de la historia reciente en Oriente Medio, tuvimos la oportunidad de mantener una agradable charla en que me explicó el por qué se implicó en este singular 'Proyecto Almazara'.

¿Cómo surge el 'Proyecto Almazara'?

Nace a iniciativa de la Brigada de Extremadura, en febrero de 2018. Uno de sus integrantes consideró que podía ser interesante explicar el conocimiento español sobre el olivar en el sur del Líbano. Lo consultó con la Universidad de Extremadura y acudieron tres profesores durante una semana, trabajando con las comunidades locales durante mañana y tarde. A partir de ese momento se firmó un convenio entre las universidades agronómicas y el ejército para que durante dos años se desarrollase el proyecto. En septiembre de ese mismo año se volvió a sacar una convocatoria con un acuerdo que ofertaba participar al resto de universidades. Éstas pagaban los viajes, y tanto la manutención, estancia y protección era asumida por el ejército. En septiembre de 2018 me uní a la delegación extremeña junto a dos profesores aragoneses más. Fue tras los primeros cuatro viajes, que el Ministerio de Defensa determinó continuar con el programa.

Algunas universidades se han involucrado activamente en el proyecto, como es el caso de las de Extremadura y Zaragoza, con financiación, aportación de material y difusión, mientras otras universidades no se han involucrado de la misma manera o solo lo han hecho puntualmente.

Imagen

¿Consideras que se ha hecho suficiente difusión del trabajo que se estáis haciendo?

Uno de los objetivos es, por supuesto, dar a conocer lo que estamos haciendo, pero queda mucho camino por recorrer. Empezando por mi propia universidad. Se ha hecho mucho, pero reconozco que se hubiera podido hacer mucho más. Esa difusión no ha de ser una tarea personal, en que sea yo quien ofrezca charlas, redacte notas de prensa y hable con medios de comunicación. Los centros y las instituciones han de hacerse eco a través de sus medios y redes de la labor que está haciendo su personal educativo.

¿Qué empujó a José Casanova meterse en este proyecto?

El proyecto se presentó justo después de un cambio muy grande en mi vida. Me llamó la atención venir a una zona de conflicto como esta a hablar de un ámbito que me gusta mucho como es la olivicultura. A lo largo de mis múltiples visitas he ido comprobando en qué situación se encontraba esta región y qué podíamos aportar a sus agricultores. Además, me pareció muy atractivo colaborar en un proyecto que tenía un objetivo muy concreto.

¿Cómo ha sido la relación con un estamento militar que a la vez ha sido intermediario con la población local?

Era algo que no había vivido antes. Y, aunque el contingente español cambia cada 6 meses, nos tratamos con respeto y acabamos integrando un grupo muy unido entre los militares, traductores y profesores. Tenemos claro que trabajamos con un objetivo común y que somos la imagen de España en el exterior. El método de elaboración del programa consiste en que toman el contigente toma la iniciativa de hablar y despertar el interés en poblaciones con olivicultores y almazaras. Las clases son teóricas, en recintos cerrados, y prácticas, en el campo. Siempre hablamos en español y un traductor interpreta al árabe.

Concentrado y con pasión explica a una comunidad local cuáles son los aspectos a tener en cuenta en el cuidado del olivo...

Concentrado y con pasión explica a una comunidad local cuáles son los aspectos a tener en cuenta en el cuidado del olivo.

A lo largo de estos años has visitado multitud de poblaciones, incluso las mismas en varias ocasiones. ¿Cómo ha evolucionado la experiencia?

Ha sido constante la buena acogida por parte de todas las comunidades, ya fuesen drusas, cristianas, chiitas o sunitas. Han sido muy receptivos, dado también el interés que tienen en mantener una buena relación con los destacamentos militares en la zona. En las más de treinta localidades que hemos visitado nos hemos encontrado a gusto. Lo realmente devastador ha sido la crisis económica que comenzó en 2019. Recuerdo el último viaje justo antes de la pandemia, en febrero de 2020, cuando conseguimos reunir a unos 40 alumnos de dos escuelas agrarias de Nabatieh y El Khiam, y otras 30 personas adultas, la mayoría agricultores. Ese hecho nos impactó muchísimo, porque significaba un éxito del Programa. Cuando volvimos en 2022 habían desaparecido los jóvenes y las mujeres, y solo quedaba la gente de avanzada edad, poco interesada en cambiar sus métodos. Nuestro objetivo desde un principio había sido buscar gente joven y cooperativas de mujeres con ganas de cambiar la forma de producir. Y la realidad es que la mayoría de ellos se han marchado fuera del Líbano o a trabajar a zonas urbanas.

¿Las sensaciones que os transmiten los asistentes a las jornadas de formación que realizáis es que necesitan el conocimiento porque nadie se lo hace llegar?

Siempre he considerado que, además de nosotros, había otros profesionales que daban también formación en las comunidades que después visitábamos. Pero era una formación puntual y no prolongada en el tiempo. Nosotros suplimos, en parte, esa formación. Aunque tenga sensaciones encontradas en ese aspecto, entiendo que el trabajo que hemos hecho ha sido correcto y que todas esas comunidades que hemos visitado han hecho un esfuerzo notable por atender nuestras explicaciones.

Imagen

Comunidades y productores piden recursos. ¿Pero cómo se pueden vehicular esos medios para que sean realmente eficientes?

Italia o Francia han donado ayudas. Cuando acudimos a algunas localidades vemos tractores, estaciones de secado de fruta o patios de almazara completos, y algunas de ellas no se han puesto en marcha desde hace años porque no hay fondos para ello.

Nosotros en cambio no aportamos medios económicos, pero sí una formación que es necesaria. Y ahí es donde debemos ayudar a subir de peldaño, disponiendo de recursos para contratar a gente de la zona que puedan asesorar en los pueblos y elaborar informes de seguimiento de lo que se está haciendo.

Me opongo a que los profesionales que vengamos aquí sea por una contraprestación económica. Este proyecto es profesional y de apoyo a los olivicultores en zona de conflicto.

La producción de aceite de oliva no se restringe en la zona del sur del Líbano en el que están los cascos azules españoles. ¿Se ha hecho un trabajo comparativo del modelo de producción entre el norte del país y esta región?

Son dos zonas distintas. Un ejemplo de éxito de la zona sur es el de Darmmess, de Rose Bechara, es un aceite de oliva producido en el sur del Líbano que ha recibido premios internacionales, un proyecto desarrollado a pesar de la crisis económica y social. Pero en el norte del país hay cien 'Rosas', con almazaras que están trabajando con estándares de calidad a nivel de España, que es la máxima expresión mundial del aceite de oliva ahora mismo.

¿Pero se podría hacer de puente entre esa industria más desarrollada en el norte del país y la parte del sud que tiene una mayor necesidad de conocimiento y de evolución?

Sería maravilloso, porque además sería una fórmula en que aprenden unos de otros. Y los contactos establecidos con los miembros del Lebanese Agricultural Research Institute (LARI) serán fundamentales para ello. A la hora de pedir un proyecto a un nivel más avanzado, éste debería extenderse a todo el Líbano. Y ahí productores de primer nivel, como es el caso de Darmmess, tienen mucho que decir, pudiéndose convertir en una herramienta para difundir su forma de trabajar y de producir aceite de calidad por todo el país.

¿Y cuáles serían los próximos pasos para agrandar este proyecto?

De cara a 2024 hemos presentado un proyecto junto al al Instituto Agronómico Mediterráneo de Zaragoza y a la Universidad de Zaragoza, centrado en el apoyo a la formación de cooperativas de mujeres en esta zona, y que vendría a cubrir el coste de desplazamiento de profesores y el material necesario para desarrollar la formación.

Sería un paso más para marcar objetivos concretos a nuestra presencia, conseguir un mayor empaque, y que de cara al año siguiente pudiésemos pedir un proyecto junto al Ministerio y el LARI.

José Casanova junto a al profesor Jose Antonio Cuchi (dcha.) y el alcalde de la localidad de Darmmess

José Casanova junto a al profesor Jose Antonio Cuchi (dcha.) y el alcalde de la localidad de Darmmess.

A pesar de las dificultades y del lógico cansancio y desgaste, ¿te gustaría seguir vinculado al proyecto?

Este proyecto es muy comprometido y exigente. Me gusta darlo todo y hay cosas que no me gustan. Pero a las dos semanas de volver a casa, a pesar de la que está cayendo, ya pensaba en qué podíamos seguir haciendo para dar una vuelta de tuerca a nuestra misión aquí. Este es un proyecto que hay tomárselo en serio. Y si las comunidades admiten que lo que podemos ofrecerles es conocimiento y no grandes cantidades de dinero, este proyecto cuenta con un futuro impresionante.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos

REVISTAS

TOP PRODUCTS

NEWSLETTERS

  • Newsletter Aceite

    16/05/2024

  • Newsletter Aceite

    09/05/2024

ENLACES DESTACADOS

AEMODA - Asociación española de maestros y operarios de almazaraAEMODA - Asociación española de maestros y operarios de almazara

ÚLTIMAS NOTICIAS

EMPRESAS DESTACADAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS