Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

GEA prevé un descenso del 20% en la producción española de aceite de oliva

08/10/2019

El Departamento de Estudios Oléicolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva de GEA, dirigido por Rafael Cárdenas y Aymen Bejaoui, prevé que la producción mundial de aceite de oliva alcanzará las 3.222.090 toneladas en la campaña 2019/2020, lo que supone un 2% más que la campaña anterior. Según este estudio, hay que destacar el cambio drástico de distribución de la producción en los grandes países productores ya que España baja su producción mientras que países como Túnez, Italia y Grecia aumentan de manera importante su producción con respecto al año anterior.

Túnez pasará ser el segundo país productor, incrementando más del doble su producción con respecto a la campaña pasada. Con un record histórico en producción llegando a las 390.000 toneladas (12% de la producción mundial) de aceite de oliva, superando su máxima producción histórica de 340.000 toneladas en la campaña 14/15. Este aumento de la producción se debe principalmente a la baja producción del año pasado y a las últimas lluvias.

foto

España registrará un descenso del 20% con respecto a la anterior campaña llegando a una producción de 1.250.000 toneladas, lo que representa el 38,8% de la producción mundial. Este descenso de la producción se debe principalmente a la sequía que afectó al olivar tradicional de secano, en particular en las provincias de Jaén y Córdoba.

Grecia alcanzará la tercera posición a nivel mundial, compartida con Italia, llegando a las 320.000 toneladas de aceite de oliva (10% producción mundial), que suponen un incremento con respecto a la campaña pasada de un 45%. Por su parte, Italia incrementará su producción un 60% con respecto a la campaña pasada, alcanzando las 320.000 toneladas (10% de la producción mundial). Este incremento es debido a la recuperación del olivar después de los problemas acaecidos en el en los últimos años.

En quinta posición se encuentra Turquía, que conserva una producción similar al año anterior, con 200.000 toneladas de aceite de oliva (6% de la producción mundial).

El sexto lugar de la lista correspondería a Marruecos, cuya producción estimada se sitúa en las 160.000 toneladas, (5% de la producción mundial). Esta producción llega gracias a las plantaciones de superintensivo que se están realizando en la última década en el país norteafricano. El séptimo productor, al igual que la campaña anterior, será Portugal, que incrementa su producción hasta las 140.000 toneladas, un 21,7 % superior a la campaña del año pasado. Cerrando el grupo de los ocho mayores productores se encuentra de nuevo Siria que aumenta un 20% su producción, hasta llegar a las 120.000 toneladas, que aportan el 3,7 % de la producción mundial.

Estos ocho grandes productores aportaran el 87,3% de la producción mundial de aceite de oliva en la próxima campaña, dato realmente significativo porque en la campaña pasada obtuvieron el 87,43% de la producción. Esto nos da una gran estabilidad en la producción mundial, que sólo se verá alterada por un año en el que las condiciones medioambientales sean similares en estos ocho países, lo que hará que, en caso de que sean muy buenas, se alcance una superproducción. En esa situación, se podrían alcanzar los 4 millones de toneladas de aceite de oliva, o, en caso de que las condiciones sean muy desfavorables, una infraproducción que estaría cercana a los 2 millones de toneladas