Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“El objetivo de nuestras acciones debe ser el de descarbonizar la energía”

Entrevista a Quim Daura, nuevo presidente del Clúster de la Energía Eficiente de Cataluña (CEEC)

Redacción Interempresas23/01/2023

Quim Daura ha sido elegido nuevo presidente del Clúster de la Energía Eficiente de Cataluña (CEEC), uno de los principales clústeres del Estado español, que aglutina buena parte de las empresas, instituciones públicas y grupos de investigación más importantes de Cataluña. Repasamos con él las cuestiones más importantes dentro del sector energético: la crisis climática, la importancia de la eficiencia energética y las nuevas vías de implementar las energías renovables.

foto

“Tenemos que ponernos objetivos asumibles, definir un objetivo final y, sobre todo, ponernos metas más allá de 2030 y 2050 con el fin de alcanzar los objetivos climáticos”.

¿Qué objetivos se ha marcado para su mandato?

Creo que debemos seguir en la línea de lo que hemos hecho hasta ahora: hay que seguir mejorando la competitividad de nuestros socios, y ayudarles a tener más visibilidad y notoriedad mediante la dinamización de eventos e impulsando la innovación colaborativa a través de nuevos proyectos.

¿Qué áreas operativas deben ganar más peso en los próximos años?

Como prioridad tenemos el impulso a los proyectos, donde creo que lo hemos hecho muy bien hasta ahora, pero hay que seguir incrementando su número. También habrá que seguir impulsando el apartado formativo, ya que cada vez somos más socios; el ámbito energético es muy amplio, y debemos seguir sacando adelante formaciones en colaboración con universidades y centros formativos de renombre para satisfacer todas las necesidades que detectamos conjuntamente. Por otro lado, y como objetivo en un futuro próximo, también es necesario que tengamos un papel importante para ayudar a nuestros asociados a desarrollar nuevos modelos de negocio y encontrar nuevas oportunidades en el mercado.

Y todo ello con la necesidad de culminar la transición energética.

Sí, el objetivo principal debe ser el de descarbonizar la energía. Tenemos un gran reto como sociedad que es el cambio climático, y el cambio climático es causado por el incremento de CO2. En este sentido, el 80% de estas emisiones tienen un origen energético. Por lo tanto, hace tiempo que sabemos que tenemos que ir hacia aquí y que tenemos que descarbonizar. Eso tanto las empresas como los gobiernos lo tenían muy interiorizado y estaban empezando a hacer los deberes, definiendo sus propias hojas de ruta, pero la crisis energética ha sido un fuerte trasiego.

¿Cómo valora el CEEC el impacto de la guerra en Ucrania a nivel energético?

Antes del estallido de la guerra estábamos empezando a definir visiones estratégicas a largo plazo. En cambio, ahora la prioridad es minimizar el impacto de los desmesurados incrementos de los precios de la energía con acciones de retorno inmediato. Sin embargo, el aumento de los precios, derivados del conflicto, está haciendo que aquellas empresas que aún no habían definido una estrategia a la larga lo paguen con creces, ya que no dispondrán de una hoja de ruta que les haga priorizar las acciones a realizar.

La taxonomía verde de la UE mantiene el gas natural y las nucleares como energías verdes. ¿Este cortoplacismo no nos hace dar pasos hacia atrás?

Lo que se dice es que son una fuente de energía necesaria para hacer la transición, que las podemos seguir utilizando y que son menos contaminantes que otras fuentes como el carbón. No son las ideales pero son, en el contexto geopolítico actual, indispensables de cara a la transición. Estamos en medio de una transición hacia las renovables, hacia la electrificación, pero todavía hay otras zonas del mundo donde están haciendo la transición del carbón hacia el gas.

¿Qué opina de que España sea uno de los países que mejor está aguantando la escalada de precios de la energía?

Durante muchos años España era una isla energética. La falta de infraestructura hizo que tuviéramos que crearlas, con diferentes plantas de generación, las cuales no eran imprescindibles. De hecho, hasta hace muy poco teníamos algunas plantas de ciclo combinado paradas. Ahora, sin embargo, debido a dicha infraestructura, somos bastante autosuficientes en generación eléctrica y contamos con importantes estaciones de regasificación del gas licuado. Por lo tanto, podríamos decir que de la necesidad, hemos hecho una virtud.

¿Cómo valora la intervención estatal y el establecimiento de un tope al precio del gas?

El hecho de intervenir y poner un tope el precio del gas ha tenido beneficios en la industria. Sin embargo, este tope ha intervenido sobre el precio eléctrico. Y esto viene de cómo construimos el precio eléctrico: todavía tenemos un mercado marginalista donde hay que hacer una casación diaria y en función de la oferta y la demanda se fija el precio. Si lo miramos desde el punto de vista del usuario final ha sido una mejora, aunque para aquellos que la generan los puede haber penalizado económicamente.

¿Se conseguirá reducir la dependencia energética en los próximos años?

Si analizamos los últimos años, parece bastante improbable. Dependerá de la estrategia de país, de los objetivos y de una hoja de ruta a medio plazo para ir revisando si vamos en el buen camino. Hay que ponernos objetivos asumibles, definir un objetivo final, y sobre todo ponernos metas más allá de 2030 y 2050 con el fin de alcanzar los objetivos climáticos. Esto nos permitirá ver si nos estamos desviando y adaptarnos en caso de que el contexto sea diferente, como ahora mismo con la guerra en Ucrania.

foto

“Para acelerar el proceso de implantación de renovables es clave la agilidad para aprobar proyectos, dimensionar y digitalizar la red, además de concienciar a la sociedad y a la población”.

¿Qué más hay que hacer para acelerar el proceso de implantación de renovables?

Es clave la agilidad para aprobar proyectos, dimensionar y digitalizar la red, además de concienciar a la sociedad y a la población. En comarcas todavía se concibe que se les hace generar la energía que se consumirá en Barcelona. Pero si se realizan instalaciones en comarcas es porque hay zonas donde es viable hacerlo. En ciudad es evidente que se debe seguir impulsando el autoconsumo y el ahorro energético, pero no bastará. Hay que concienciar a todo el país de que la autonomía energética es clave para el futuro de todos y hay que aceptar que tenemos que crecer en infraestructura allí donde está el recurso (sol, viento y agua).

¿Será compatible el despliegue masivo de las renovables y la sostenibilidad?

Obviamente se debe hacer una ocupación mínima del territorio. Por lo tanto, todo pasa por una estrategia, una planificación y una priorización. Como país debemos llegar a unos acuerdos por la energía y trabajar conjuntamente para que esta transición tenga el mínimo impacto.

La eficiencia energética es clave en este punto.

La eficiencia energética deberá jugar un papel mucho más importante. Me atrevería a decir que prioritario. Todo lo que ahorramos será energía que podremos utilizar más adelante (cuando llegue el almacenamiento) o de la que ya no nos hará falta preocuparnos por su procedencia. De esta manera mediante la priorización de actividades podremos ser más sostenibles, optimizar los recursos y probablemente descartar ciertos proyectos que afecten al territorio. Sin lugar a dudas, tenemos que ir hacia la eficiencia energética y esa debería ser la prioridad número uno de país.

Hay otros vectores energéticos que están en auge como el hidrógeno verde. ¿Cuál cree usted que será su papel en los próximos años?

Hoy por hoy todavía conlleva una inversión en infraestructura muy grande y un gasto energético elevado para producir hidrógeno verde. Como tecnología es viable e irá incrementando su presencia. Creo que en un futuro será muy importante para el transporte de medio y largo recorrido, y también para industrias donde hacen falta procesos térmicos de alta temperatura. Sin embargo, no olvidemos que el hidrógeno vendrá dado por la electrificación. Por lo tanto, creo que antes de llegar al hidrógeno hay que llegar a una plena electrificación.

¿Qué opina de la posible conexión submarina BarMar para transportar hidrógeno verde?

Este tipo de proyectos suponen un riesgo, pero si nunca arriesgamos no seremos capaces de ir adelante. De hecho, hay que empezar a definir una estrategia y construir una infraestructura para poder transportar y distribuir el hidrógeno verde.

Las comunidades energéticas también están llamadas a ser un motor para hacer posible el cambio de modelo energético.

Toda iniciativa es positiva y las comunidades energéticas sumarán. Lo importante para mí es que generan concienciación y llegan a la parte más ciudadana. Por lo tanto, además de todo lo que aportarán a nivel de gestión de la energía, conllevan un acercamiento sobre aquello en lo que debemos convertirnos.

Aun así, el autoconsumo compartido aún no llega a las zonas más densamente pobladas.

Estamos en un momento de transición. Hace cinco o diez años no hablábamos de todo esto y hemos avanzado mucho. A veces somos más críticos de lo que no hemos hecho, más que de lo que hemos hecho. Hoy por hoy, tenemos un nivel de concienciación que antes no teníamos. En el sector energético venimos de una dependencia que nadie discutía, del petróleo y el gas, y se ha hecho un ejercicio muy importante que ha sido huir del carbón.

¿Incrementar el número de profesionales en el sector es uno de los retos a alcanzar?

Sí, tenemos una carencia de formación profesional en este país. Desde el CEEC hemos hecho una apuesta decidida por la formación y hay que seguir impulsándola en los próximos años. Claro que no venimos a quitarle el puesto a las universidades o los centros de formación, pero debemos transmitir esta necesidad y tractorar programas formativos de valor añadido a raíz de las necesidades que detectamos conjuntamente con nuestros socios.

“La eficiencia energética debería ser la prioridad número uno de país”

Empresas o entidades relacionadas

Clúster de L'Energia Eficient de Catalunya

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos