Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

TIGON, microrredes híbridas para potenciar la transición energética

Redacción Interempresas14/10/2020

Liderado con la Fundación Circe, acaba de ponerse en marcha un nuevo proyecto europeo dentro del marco de Horizonte 2020: TIGON, con el que se pretende demostrar cómo las microrredes de corriente continua pueden contribuir a que las redes eléctricas de la Unión Europea sean más ecológicas, eficientes y resistentes en un entorno cada vez más renovable.

foto
La mayor parte de la infraestructura de la red actual de energía se basa en la corriente alterna, ya que esta funciona de una manera más sencilla cuando es necesario elevar la señal para alcanzar altos voltajes en la etapa de transmisión. Sin embargo, con el auge de las energías renovables, que tienden a generarse y utilizarse localmente, se está produciendo un alejamiento del modelo centralizado de gestión de la red eléctrica.
La mayoría de las fuentes de energía renovable más populares generan una salida de corriente directa, ya sea directamente o a través de un convertidor de energía. Como son intermitentes, su energía tiene que ser almacenada en baterías, de nuevo en corriente continua. Además, la mayoría de los equipos eléctricos modernos como ordenadores portátiles, teléfonos móviles e iluminación LED funcionan de esta manera. La pregunta que surge entonces es: ¿cómo aprovechamos la infraestructura de la red de corriente alterna heredada mientras que la generación y el consumo son cada vez más de corriente continua? El proyecto TIGON, enmarcado en el programa de investigación europeo Horizonte 2020, tiene como objetivo desarrollar un modelo de negocio para las microrredes híbridas avanzadas.

Las nuevas tecnologías pueden permitir que la infraestructura local de corriente continua integre mejor las energías renovables y almacene la electricidad. Durante cuatro años, el equipo internacional de TIGON desarrollará un conjunto de soluciones flexibles de software y hardware y las demostrará en dos microrredes de medio y bajo voltaje en Francia y España.

“Sentar las bases del funcionamiento de las redes eléctricas de corriente continua es un gran reto tecnológico. Gracias a la cooperación dentro del marco del proyecto TIGON, instalaremos en CEDER-CIEMAT diferentes fuentes de generación renovable, sistemas de almacenamiento y los equipos necesarios (transformadores, convertidores, etc.), los cuales se conectarán a una red de corriente continua para comprobar su funcionamiento y estudiar su viabilidad", explica Oscar Izquierdo, técnico Superior de Investigación de CEDER-CIEMAT (socio demostrador del proyecto).

Las dos microrredes de demostración integrarán la energía solar, los sistemas de almacenamiento de energía, los puntos de carga de los vehículos eléctricos y otras cargas de corriente continua utilizando tecnologías de red de alta eficiencia como transformadores de estado sólido, convertidores CC/CC y sistemas de gestión de la energía. Sus características modulares y el análisis de replicación ofrecerán una hoja de ruta hacia el despliegue generalizado y viable de las arquitecturas de CC, permitiendo una mayor proporción de fuentes de energía renovable en los sistemas de energía.

foto
El equipo del proyecto está formado por expertos de Bélgica, Bulgaria, Finlandia, Francia, Grecia, Italia, España y Portugal. Entre ellos se encuentran desarrolladores de tecnología, centros de investigación, empresas industriales y universidades. Además de las novedosas tecnologías de conversión, el equipo también establecerá y probará sistemas WAMPAC, o de Amplia Área de Monitoreo, Protección y Control como forma de garantizar la estabilidad y seguridad de las redes híbridas.

“TIGON es una oportunidad apasionante para proporcionar herramientas y establecer la estructura de la red de distribución de energía del futuro”, afirma el coordinador del proyecto Jesús Muñoz, doctor ingeniero en electrónica de potencia del centro de investigación español Fundación CIRCE.

Además, dos instituciones -el metro de Sofía en Bulgaria y la localidad de Naantali en Finlandia- aplicarán los resultados obtenidos en los casos de demostración, actuando como nichos de mercado para probar el potencial de replicación. La iniciativa TIGON forma parte de la política más amplia de la Unión Europea de construir un futuro con bajas emisiones de carbono y resistente al clima.

Siete metas específicas de TIGON

  1. Facilitar el despliegue de redes híbridas de CC para dar cabida a la proporción cada vez mayor de FER en la red energética europea.
  2. Aumentar la supervisión, el control y la protección de las redes para mejorar tanto la seguridad como la resistencia del sistema.
  3. Desarrollar un sistema de defensa de ciberseguridad capaz de hacer frente a posibles amenazas cumpliendo con los requisitos en tiempo real.
  4. Llevar a cabo un programa de demostración completo obteniendo resultados fiables sobre su replicabilidad y atractivo para las partes interesadas
  5. Identificar y analizar la posible replicación de las soluciones TIGON, así como los obstáculos técnicos y regulatorios para la innovación de arquitecturas basadas en DC bajo el marco regulatorio local e internacional actual.
  6. Asegurar la explotación y difusión de los resultados del proyecto en cooperación con otros proyectos bajo la Iniciativa BRIDGE.
  7. Sensibilizar a los organismos públicos y otras partes interesadas pertinentes sobre los beneficios de la transición hacia redes híbridas.