La cosecha 2011 de Ribera del Duero recibe la calificación de “excelente”

25/04/2012

25 de abril de 2012

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero ha otorgado la calificación de “excelente” a su vigésimo novena añada, relativa a la cosecha de 2011. La presentación de la última añada de Ribera del Duero, se ha celebrado en la sede del Consejo Regulador, en la localidad burgalesa de Roa, en presencia de los integrantes del Comité de Calificación.

La Cosecha 2011 ha estado condicionada por el buen tiempo que ha provocado un cierto adelanto en el ciclo de maduración de la viña que se desarrolló con mayor celeridad, ayudado por el buen estado hídrico del terreno debido a las lluvias invernales. La normalidad meteorológica fue la nota imperante al final de la primavera y el inicio del verano, propiciando después que el ciclo fenológico recuperara su tónica habitual, para coincidir el momento del envero en torno a las fechas acostumbradas (9 de agosto). El inicio de la vendimia se adelantó ligeramente, debido a los intensos calores registrados durante la maduración.

En cuanto a la campaña de vendimia, ésta se desarrolló con mayor tranquilidad de lo habitual, debido a la buena climatología y, en especial, a la ausencia de lluvias o heladas. Fue un tanto más larga que en los últimos años, permitiendo a viticultores y bodegas realizar una recolección más escalonada en función de la perfecta maduración de las diferentes parcelas, gracias sobre todo a una viticultura que cada año se evidencia más profesional en la Ribera del Duero.

La cosecha de uva del año 2011 en la Ribera del Duero se caracteriza por su elevada calidad, presentando un grado alcohólico moderado, una acidez equilibrada, un altísimo acúmulo de color y, sobre todo, gran profusión fenólica.

Sobre la vigésimo novena añada, el presidente de Ribera del Duero, José Trillo, destacó: “Los vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero se someten a un riguroso control de calidad, cuyo objetivo final no es otro que no defraudar las expectativas y la fidelidad que han mostrado a esta marca los consumidores, en estos tiempos tan difíciles”.

foto
Foto: Consejo Regulador Ribera del Duero.
Los vinos de la cosecha 2011 se caracterizan por un grado alcohólico levemente superior a lo habitual, aunque bien equilibrado gracias a la acidez natural. En su fase visual nos encontramos con tintos muy bien vestidos, con abundancia de color, adornando ribetes de tonos violáceos muy azulados; en la fase olfativa destacan especialmente los tonos procedentes de los taninos dulces, minerales y las frutas negras y rojas en perfecta maduración, conjuntándose en gran parte de los vinos con los tonos provenientes de la madera que este año están asimilando con facilidad. Por su parte, en la fase gustativa percibimos un buen equilibrio entre alcohol, acidez y tanino, así como un gran potencial tánico de alta calidad. Por lo tanto esta cosecha, que ofrece ya vinos jóvenes y jóvenes barrica de alta calidad, apunta a la consecución de grandes vinos, destacando especialmente su gran potencial para la consecución de vinos de guarda.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Enomaq 2017 - 14-17- 2-2017 Zaragoza - 21 salón internacional de maquinaria y equipos para bodegas y  del embotellado

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS