El vino de la D.O. Ribeira Sacra participa por primera vez en Alimentaria

09/03/2012

9 de marzo de 2012

El vino de la Denominación de Origen Ribeira Sacra, elaborado en Galicia, participará por primera vez en la feria Alimentaria con stand propio. Una representación de las más de 90 bodegas que elaboran este producto presentará sus principales novedades en el certamen que se celebrará en Barcelona entre los próximos 26 y 29 de marzo. El stand, de más de 150m2, es el F-190, ubicado en el salón Intervín, pabellón 3, en el recinto Fira de Barcelona-Gran Vía.

La D.O. Ribeira Sacra nació en 1996 y está regulada por el Consejo Regulador D.O. Ribeira Sacra, organismo que controla y protege los distintos tipos de vino autorizados, garantiza su calidad y se encarga de promocionar y proteger su nombre en el mercado. Actualmente, esta zona de producción, que comprende parroquias y lugares de 20 municipios situados a lo largo de las riberas del Miño y Sil, tiene una extensión de 2.500 hectáreas, que supone el 5,2% del suelo dedicado a la vid en Galicia.

La Ribeira Sacra está orientada, fundamentalmente, a la elaboración de vinos tintos, aunque también se producen blancos de calidad. La variedad de uva más cultivada es la mencía, dando lugar a vinos jóvenes, afrutados y muy aromáticos, aunque también se cultivan otras 13 variedades.

Así, en el año 2011, la cosecha de Ribeira Sacra fue de más de 7 millones de kilos de uva, lo que supuso un incremento de alrededor del 24% respecto al año anterior. Esta cosecha dio lugar a una producción de más de 4.500.000 de litros de vino. Estas cifras permitieron que, en el pasado año, las ventas se incrementaran un 3%. El presidente del Consejo Regulador D.O. Ribeira Sacra, José Manuel Rodríguez, está satisfecho de los resultados obtenidos porque “reflejan un crecimiento tranquilo, pero constante, lo que es un hecho muy positivo si tenemos en cuenta que el consumo de vino está bajando”.

Actualmente, la demanda de vino de la D.O. Ribeira Sacra supera a la oferta, por lo que el responsable del Consejo explica que uno de los objetivos prioritarios de los viticultores de la zona es “alcanzar una cosecha de 10 millones de kilos de uva para poder satisfacer las necesidades del mercado”.

Los vinos mencía son de color cereza intensa, brillantes y con un ribete púrpura. Resultan sabrosos, algo carnosos y ligeramente astringentes y su acidez es equilibrada. Además, poseen una fuerte graduación en alcohol y están bien de taninos. En retrogusto, son elegantes y frutales, con vuelta de frutos rojos maduros, tienen una intensidad media y una persistencia prolongada.

Para José Manuel Rodríguez, los vinos de la D.O. Ribeira Sacra son “muy fáciles de beber y aportan una singularidad muy agradable que los convierte en la perfecta compañía para disfrutar una comida”.

El origen vitivinícola de la Ribeira Sacra se remonta a tiempos de los romanos, pero fueron los monjes de la Edad Media quienes perfeccionaron la técnica de cultivo, adaptándola a las pendientes del terreno, que en ocasiones puede ser del 85%, a través de la construcción de terrazas. Éstas duermen a la sombra del gran número de monasterios y ermitas que pueblan la zona y la convierten en un territorio que conjuga arquitectura, tradición, naturaleza y vino.

En este sentido, el presidente del Consejo Regulador opina: “Beber un vino de Ribeira Sacra te traslada a la Galicia interior, a una viticultura heroica, a unas tierras que cultivan las viñas en pendientes, a un paisaje único, especial, inigualable, a la concentración de arquitectura románica más importante de Europa. Toda esta magia se concentra en el vino”.

foto
Recogiendo uva en la D.O. Ribeira Sacra. Foto: www.ribeirasacra.org.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Enomaq 2017 - 14-17- 2-2017 Zaragoza - 21 salón internacional de maquinaria y equipos para bodegas y  del embotellado

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS