Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Perrier-Jouët Belle Époque, presente en el enlace principesco en Mónaco

07/07/2011

7 de julio de 2011

La Casa de Champagne Perrier-Jouët acompañó el enlace, el pasado fin de semana entre el príncipe Alberto II de Mónaco y su prometida, Charlene Wittstock. La cuvée 'Perrier-Jouët Belle Époque 2002', personalizada para la ocasión, se sirvió en formato magnum durante la cena oficial.

Igualmente, Perrier-Jouët estuvo presente en los diferentes cócteles y recepciones del enlace, de los cuales el punto culminante fue la cena oficial creada por Alain Ducasse y los equipos de la Monte-Carlo SBM en la terraza de la Opera Garnier. Aproximadamente 500 invitados entre familias reales y principescas, jefes de Estado y otras personalidades pudieron apreciar in situ la cuvée 'Perrier-Jouët Belle Époque 2002', acompañando la tarta de boda cubierta de chocolate blanco. Al respecto, el champagne fue descrito como “la expresión de la elegancia y de la finura del estilo Perrier-Jouët” por Hervé Deschamps, séptimo Jefe de Bodega desde la creación de la Casa en el año 1811.

Ante semejante evento, Lionel Breton, presidente y director general de Martell Mumm Perrier-Jouët, declaró: «La Casa Perrier-Jouët ha participado en este enlace con muchísimo orgullo. Tras haber estado presentes en el Baile de la Rosa, al lado de la princesa Grace Kelly, es un honor, en este año en el que celebramos el bicentenario de nuestra casa, acompañar al Príncipe con nuestros mejores champagnes”.

Para conmemorar este acontecimiento, ya se comercializan botellas personalizadas de Perrier-Jouët Grand Brut y de Belle Epoque 2004, en los establecimientos más selectos de Mónaco y de la Costa Azul.

foto
Los recién casados brindan con la cuvée 'Perrier-Jouët Belle Époque 2002', personalizada para la ocasión, en formato magnum.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS