Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

La ruta del vino Ribera del Duero, segunda en orden de preferencia

24/03/2011

24 de marzo de 2011

Casi el 100% de los visitantes procedentes de la Comunidad de Madrid eligen la zona de Ribera del Duero como destino enoturístico. Así se desprende del Análisis de Demanda de las Rutas del Vino, a cargo del Observatorio Turístico del Club de Producto Rutas del Vino de España. Un informe del que la ruta del vino Ribera del Duero ha salido muy reforzada, ocupando la segunda posición en el ranking de preferencias de los turistas. Los datos corroboran la importancia del trabajo llevado a cabo gracias a la financiación del Plan de Dinamización de Producto Turístico Ruta del Vino Ribera del Duero, para potenciar la oferta enoturística de la región y ofrecer al visitante establecimientos de máxima calidad.

Las conclusiones de este nuevo análisis son el resultado de 515 encuestas realizadas durante los meses de octubre y noviembre de 2010 en ocho territorios enoturísticos. Entre ellos, Ribera del Duero, que supone el 13,59% de los entrevistados. Esta tierra es la segunda en orden de preferencia (115), sólo superada por La Rioja. Una valoración muy positiva que corrobora los datos del año 2009, en el que esta ruta fue la tercera en número de visitantes. Antes incluso de obtener la certificación oficial.

La demanda del turismo del vino es muy amplia y no se circunscribe a expertos o aficionados al mundo del vino, sino que atrae a personas de muy variada condición. Hombres y mujeres se reparten por igual, al 50%. El presente informe muestra también que las visitas enoturísticas son una actividad que se realiza mayoritariamente en grupo, ya sea con compañeros de trabajo (35%), en grupos organizados (20%) o en familia con hijos, que crece hasta situarse en el 17%.

En cuanto a la procedencia de las personas encuestadas vuelve a repetirse el esquema del análisis anterior, con una prevalencia de visitantes nacionales frente a extranjeros (83,37% y 16,63%, respectivamente). Sin embargo, cabe destacar que en un periodo de dos años se ha conseguido duplicar el número de visitantes extranjeros a las rutas del vino, siendo el mercado británico el más numeroso, con un 32% de turistas. El turista británico ha pasado del cuarto al primer lugar en apenas dos años. Detrás quedan los germanos, estadounidenses y franceses.

En relación a los visitantes nacionales, se confirma el mayor peso del mercado catalán sobre el resto de Comunidades Autónomas. El segundo lugar está ocupado ahora por la Comunidad Valenciana con un 17%. Por debajo, se sitúan Madrid (8%), que pasa a la quinta posición tras Andalucía y País Vasco (10% en ambos casos). Lo más positivo es que todas las regiones españolas sin excepción aportan turistas a las Rutas del Vino de España.

foto
La ruta Ribera del Duero es la segunda preferida por los turistas, por debajo de La Rioja.

El nuevo informe también analiza las motivaciones de los visitantes para acercarse a los territorios enoturísticos. En periodos anteriores, la localización y el patrimonio fueron factores relevantes. Los datos de otoño-invierno del año 2010 subrayan que la calidad de los vinos (19%), la visita a las bodegas (18%) y la gastronomía (17%) son los principales motivos de elección. Más del 80% de los visitantes se desplazan en transporte privado hasta su destino.

La estancia media de los visitantes de las Rutas del Vino de España se sitúa en los 2,4 días. Se decantan por el alojamiento hotelero de cuatro estrellas y desarrollan actividades como visitas a bodegas, degustaciones de vinos y gastronomía local. El gasto medio diario del turista del vino ha descendido desde los 127,1 euros hasta los 107,12. En cualquier caso, la cifra sigue siendo superior al gasto medio diario del turista en España (98 euros).

El informe también valora la satisfacción de la visita, obteniendo datos bastante elevados, con una valoración general de 4,5 sobre un máximo de 5 puntos. Más del 50% de los encuestados no había visitado anteriormente otra Ruta del Vino de España, aunque repetirían experiencia enoturística el 93%.

Por último, esta segunda oleada de encuestas de 2010 profundiza en el conocimiento del turista del vino. A grandes rasgos, un porcentaje del 44% de turistas se declaran simples aficionados al vino, mientras que otro 44% se define como turista convencional interesado por el enoturismo.

foto
En la imagen, bodega subterránea de la Ribera del Duero.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS