Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El workshop celebrado los días previos a la inaguración oficial permitió un acercamiento entre productores e importadores

Catavins 2010 apuesta por la promoción y la exportación de los vinos catalanes

Redacción Interempresas17/11/2010

17 de noviembre de 2010

De nuevo la localidad vallesana de Sabadell (Barcelona) se convirtió en el punto de encuentro del mundo del vino. Catavins Sabadell se presentó este año convertido en un salón consolidado, pero lleno de innovaciones. Del 12 al 14 de noviembre, y coincidiendo con su tercera edición, apostó por dar un salto cualitativo y cuantitativo, incrementando la oferta de expositores, ampliando y renovando el programa de actividades para ofrecer espacios innovadores y atractivos para profesionales optimizando su presencia en el salón.

La exportación como vía de escape

En los días previos a la inauguración oficial de Catavins 2010, Fira Sabadell acogió un workshop en que productores catalanes y distribuidores tuvieron una excelente oportunidad de dar a conocer sus vinos al mundo. El workshop reunió a más de una treintena de importadores procedentes de Europa, Asia y América con todas las empresas/bodegas catalanas que quisieron presentar sus productos. Anthony Swift, gerente de la Wine Pleasures, organizadora del evento junto a Fira de Sabadell, valora la oportunidad que tienen las bodegas “excelente” ya que “a diferencia de ferias grandes en que el encuentro bodega/importador es muy pequeño y el intercambio se limita a la información, en este tipo de workshop la ventaja es que ambas partes ya se conocen mutuamente, saben que produce y que demanda cada una de ellas, por lo que el resultado final puede ser mucho más efectivo”. Los compradores vienen seleccionados con criterios previamente determinados para asegurar la seriedad y solvencia del encuentro. Una vez en el workshop, con una agenda ya cerrada, se realizan visitas y catas especializadas entre la propia bodega y el comprador.

A pesar de que la idea sigue cuajando, Swift se sigue lamentando de la poca afluencia por parte de las bodegas catalanas, cuyo número acabó siendo inferior al de importadores asistentes. "Me gustaría hacer constar que parece que haya poco interés por parte de las bodegas catalanas por exportar sus vinos. Si hay unas 500 bodegas en Cataluña, solo han acabado acudiendo unas 14, cuando ha habido importadores que se han financiado un viaje exclusivamente para conocer esos vinos."

Para Juan Manuel Gonzalvo, enólogo-consultor de la empresa Vinocom –dedicada a la representación de pequeñas bodegas–, el workshop de Catavins permite a sus representadas llegar a un tipo de cliente al que no pueden acceder por su estructura y por sus posibilidades económicas. "Muchos de nuestros clientes necesitan externalizar este tipo de trabajos –marketing, venta, diseño, etc.– y ocasiones como la que ofrece Catavins y Winepleasures es muy importante, ya que aquí nos podemos dirigir directamente a importadores que conocen y vienen a escuchar con interés lo que ofrecemos".

foto
Una quincena de bodegas acudieron al Catavins 2010 para presentar sus vinos a más de una treintena de importadores procedentes de todo el mundo.

Las DO como sistema de garantía de calidad

En una conferencia ante más de 150 asistentes en el Salón de Actos de Fira de Sabadell, Oriol Guevara, director de Incavim defendió “el modelo del vino catalán, fundamentado sobre la base de las DO como sistema de garantía de calidad de los productos, pero también como vínculo con el territorio y con todos los valores que ello representa: sociales, económicos, gastronómicos, culturales, etc.”. Según Guevara, “las DO catalanas disponen de producciones entrelazadas de manera que ninguna de ellas es totalmente independiente. Es lo que denominamos coexistencia: un productor de uva, puede decidir antes de podar su viñedo, llevar su uva hasta a 3 DO diferentes, siempre que respete los criterios de cada una de ellas”.
“Cataluña tiene muchas viñas, bodegas y denominaciones por descubrir”
El director de Incavi defendió también a los productores de vino por “su vocación inequívoca por exportar, todo ello llevado por una tradición histórica de nuestra tierra abierta al Mediterráneo, a Europa y más allá, así como por el hecho que los catalanes no podemos bebernos todo el vino que producimos.”

“El reconocimiento internacional de nuestros vinos es evidente, como los demuestra que algunos de los críticos de vino más reputados y con más influencia comercial en el mundo nos listan en los primeros lugares. Lo cierto es que en general solo entran en estas calificaciones los vinos que a estos críticos les llega. Y Cataluña tiene muchas viñas, bodegas y denominaciones por descubrir”, añadió.

Más de 17.000 personas han asistido a la feria durante los tres días de certamen, mil más que en la edición de 2009. ¿La clave del éxito? La organización ha mantenido las actividades que más interés despertaron en la edición anterior y ha ampliado la agenda con interesantes jornadas y espacios innovadores y atractivos tanto para profesionales como para el público final. Las catas y degustaciones se han aliñado con un importante elenco de profesionales del sector del vino, que han resultado en un éxito total.
foto
  Gran éxito de afluencia. El sábado, los pasillos se llenaron de participantes.

Empresas o entidades relacionadas

Fira de Sabadell - Centre de Fires i Congressos de Sabadell

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Sitevi

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS