Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Los laboratorios deberían trabajar siempre con el mismo método y, a poder ser, bajo las mismas condiciones

Analítica enológica, una industria en constante evolución

Nina Jareño15/05/2017

El sector de los análisis enológicos se caracteriza por su progreso continuado. Las empresas que se dedican a ello deben adaptarse a una tecnología que no para de avanzar, teniendo siempre la investigación como objetivo principal. Para conocer a fondo la situación del mercado y sus perspectivas, hablamos con Lluís García, responsable de Producto y Ventas en Gab Sistemática Analítica.

“Gracias a la crisis han aparecido nuevas oportunidades”, afirma convencido Lluís García, responsable de Producto y Ventas en Gab Sistemática Analítica, especialista en instrumentación científica, técnica y reactivos para la enología, la industria, laboratorios y ensayos. “Debido a la investigación del sector, el vino y el enólogo han sufrido una rápida evolución en poquísimos años y gracias a las nuevas generaciones de consumidores y nuevos mercados han aparecido productos más vanguardistas que al final se convierten en nuevas tendencias de consumo. A todo esto, a nivel analítico también se ha mejorado mucho y esto nos hace ser más exigentes por lo que a día de hoy se pueden cubrir esas necesidades que requiere el enólogo actual”.

foto

Lluís García, responsable de Producto y Ventas en Gab Sistemática Analítica.

Este ‘enólogo actual’ vive en un mercado competitivo y cambiante, con un número de bodegas muy elevado. ¿Y qué consecuencias tiene esto para los laboratorios? “Más bodegas inevitablemente implica más inquietudes, y estas inquietudes significan más contacto directo, el cual nos ha permitido poder estar al día. En casa ya somos inquietos por naturaleza y no concebimos nuestro trabajo sin creatividad ni diversión por eso ese crecimiento nos ha servido para adaptar y ampliar nuestro catálogo creando un nuevo ecosistema de productos y servicios”.

¿Y la competencia, es dura? “Obviamente sí, como en cualquier sector, aunque lo ideal sería saber competir y creo que se nos da bastante bien. En su día hicimos estudios de mercado para conocer la competencia y el target de cada uno y gracias a ello hemos logrado colocarnos en ese nicho que nos caracteriza, y a día de hoy estamos contentos con ello, aunque siempre se busca mejorar”.

Este panorama exigente implica que los servicios demandados por las bodegas van cambiando. “Actualmente los servicios más demandados son los servicios de laboratorio, principalmente los de análisis, bien por comodidad para el enólogo, o bien sea por segundas opiniones o por falta de medios. Probablemente donde también hemos notado un aumento es en el tema de las certificaciones y verificaciones de todo tipo de equipos, que seguramente viene dado por el aumento de inspecciones necesarias para cumplir las normativas, tales como, las ISOs, APPCC u otro tipo de auditorías. En definitiva, todo esto no sería posible sin una atención personalizada que no deja de ser otro servicio como cualquier otro y además gratuito”.

foto

Responder a las exigencias

Y ante grandes demandas, grandes respuestas. Existen múltiples laboratorios que realizan los mismos análisis y, en consecuencia, resultados dispares. ¿Cómo se puede solucionar este problema? “Esa es una muy buena pregunta. Y a cuantos más laboratorios vayamos más perdidos estaremos. Aquí podríamos tratar varios puntos. En primer lugar, para poder comparar deberíamos trabajar siempre con el mismo método y a poder ser bajo las mismas condiciones. Tan solo cambiar la técnica ya repercute en diferentes resultados. Luego existe la incertidumbre, la reproducibilidad en donde incluimos los errores humanos, las calibraciones, etc. que hacen variar los resultados queramos o no. También influye la toma de muestra, la conservación de la misma y su representatividad, en fin, un universo de variables. Y nuestro trabajo consiste en asesorar al cliente para controlar todos estos factores de la forma más simple posible. Por ejemplo, con la ayuda de patrones multiparamétricos, como nuestra referencia Certivin, podemos mitigar su influencia en los resultados”.

Otra de las cosas que pueden suceder es que se espera un resultado que no se obtiene nunca: “Me gusta explicar una anécdota con un cliente que nos comentaba que no le dábamos el grado alcohólico correcto. Tras varias pruebas y contraanálisis con diferentes métodos, nos dimos cuenta que en el laboratorio en donde llevaba las muestras le daban el resultado en p/v (peso/volumen) en vez de %Vol. como manda la normativa. El problema fue que el inspector de alcohol que le auditó tampoco se dio cuenta y multó al elaborador. Yo recomendaría comparar las muestras en 1 o 2 laboratorios de confianza, no más, porque si no ya sabemos lo que nos puede pasar y en caso de duda solicitar un contraanálisis en los mismos”.

foto

El papel de la automatización y la renovación

La automatización ha marcado la industria moderna y es uno de los ejes de la denominada Industria 4.0. La analítica enológica también tiene mucho que agradecerle a este avance tecnológico ya que “permite mucha comodidad y rapidez ya que cada vez tenemos que compaginar más tareas. Si nos dedicásemos exclusivamente a una sola no seríamos eficientes y la automatización nos ayuda a esta multitarea”.

Pero también tiene sus inconvenientes: “Más automatización puede implicar más costes y averías. En mi opinión creo que se debería implantar según las posibilidades y necesidades reales de cada uno”, nos cuenta Lluís Garcia.

Si hablamos de renovación, García se muestra sincero: “Las bodegas con las que trabajamos, por lo general, se van actualizando. Pero francamente, cuando algo funciona muy bien cuesta deshacerse de ello, aunque ocurre que los instrumentos desfasados no te permiten adaptarte a nuevas metodologías”. Y continúa: “Nos hemos encontrado con clientes que han querido arreglar un aparato descatalogado, con una media de 20 años de antigüedad, y aunque ya hubiese tenido previas reparaciones y funcionase relativamente bien, llega un punto en el que sale más a cuenta renovarlo. Hay que entender que estos aparatos son manipulados por varias personas y sufren más o menos mantenimiento y los clientes no se deberían ofender porque lleguen al punto de no reparación. Afortunadamente hemos recibido halagos por parte de bodegas que renovaron sus equipo tras nuestro consejo e incluso nos han querido agradecer en persona lo bien que les ha ido esa renovación".

El momento de la sostenibilidad

Una de las últimas novedades de Gab Sistemática Analítica es el Volatímetro GT con sistema de refrigeración sin agua un equipo que permite no depender del agua y lograr un mayor ahorro, “una idea que nació de la necesidad”.

Hace unos años, a raíz de una de las mayores crisis de sequía, Gab System comenzó a plantearse el no depender del agua. “Al hacer una visita a un cliente europeo para mostrarle el funcionamiento de nuestros equipos, al abrir el agua, nos preguntó al segundo si realmente era necesario ese gasto. Ese fue el detonante para la creación del primer prototipo. Hay que tener en cuenta que si un análisis dura unos 10 minutos y se gasta 1 l/min, son 10 L por análisis. 10 análisis al día serian 100 L de agua gastados al día sin habernos dado ni cuenta. Al final conseguimos un sistema refrigerante que no consume ni una sola gota de agua. A parte de la cuestión ecológica, tiene otras ventajas como que nos permite instalarlo en cualquier punto del laboratorio conectándolo a la corriente y listo”.

Lo que más fascinó a los desarrolladores de este equipo es que una idea tan sencilla aporte tantos beneficios. “Ahora podemos decir que somos el primer fabricante que lo ha desarrollado e incorporado en un equipo enológico”. Y aquí entra en juego la sostenibilidad: “Supongo que hay varios factores que influyen en ella, por ejemplo, las grandes empresas ya se preocupan de la reducción del CO2, de la reducción del consumo energético y de minimizar los químicos y aditivos. Pero en un laboratorio el consumo de agua es el principal gasto y es el que debemos comenzar a reducir, porque poco más, a parte de la gestión de residuos ya existente, se puede hacer".

Empresas o entidades relacionadas

Gab Sistemática Analítica, S.L.U.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Smart Doors - IFEMA - Feria de MadridSitevi, 28-30 noviembre 2017, Parc des expositions, Montpellier - Francia

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS