Las bodegas piden apoyo contra el cambio climático

23/10/2014

23 de octubre de 2014

La Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel Garcia Tejerina, ha anunciado que el Gobierno está trabajando en un Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) que incluya al sector del vino de manera específica, con objeto de apoyar los esfuerzos que está realizando en la mitigación del cambio climático. Así lo señaló durante su intervención en la inauguración de la jornada “Viticultura y cambio climático”, organizada por la Federación Española del Vino y la Oficina Española de Cambio Climático (que se integra en dicho Ministerio). En ella ha recordado además que el sector vitivinícola tiene una relevancia particular en la lucha contra el cambio climático “porque constituye un cultivo estratégico que ha sido el primero en abordar, a nivel internacional, el cálculo de la huella de carbono a iniciativa de la Organización Internacional de la Viña y del Vino”. Según García Tejerina, “el sector vitivinícola ofrece la peculiaridad de tener una doble función, al generar emisiones de gases de efecto invernadero, pero, a su vez, ejercer como sumidero. Y es, además, especialmente vulnerable a los impactos del cambio climático”.

Por todo ello, la ministra ha destacado la necesidad de contar con “bases científicas sólidas” para adoptar medidas ante el cambio climático y, para ello, es fundamental seguir impulsando la I+D+i a través de iniciativas como la Asociación Europea para la Innovación (EIP), y otras de ámbito nacional, a desarrollar con la participación del mayor número posible de agentes.

foto

Previamente, el presidente de la Federación Española del Vino (FEV), Javier Pagés, ha señalado en su discurso de apertura que cuando empezó a hablarse del cambio climático, “el sector del vino nunca tuvo tentaciones negacionistas porque lo hemos ido percibiendo por nuestra propia actividad”. Por eso, “la inherente responsabilidad medioambiental de las empresas del vino debe poderse comunicar y nuestro comportamiento como empresas debe contribuir a que la sociedad tome conciencia del uso limitado de los recursos naturales, de los efectos de la emisión de gases y de preservar la biodiversidad.

Como respuesta a todas estas inquietudes, Pagés ha recordado la creación en 2011 del movimiento empresarial “Wineries for climate protection “, por el que un grupo de empresas del sector asumió un decálogo de compromisos para ser más responsables y más activos ante la realidad del calentamiento global y sus consecuencias. Al respecto, ha mostrado el interés de las bodegas en poder contar con un plan de impulso al medio ambiente como el que ha anunciado la ministra “que nos apoye en nuestras inversiones que supongan un ahorro de emisiones de CO2”. A su juicio, esto puede ayudar mucho a que las bodegas españolas, “que son plenamente conscientes de esa responsabilidad, se sientan estimuladas en su esfuerzo”.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Enomaq 2017 - 14-17- 2-2017 Zaragoza - 21 salón internacional de maquinaria y equipos para bodegas y  del embotellado

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS