Posicionamos su web SEO / SEM
“Formar e informar”, la clave del futuro del Ribeiro

Entrevista al presidente del C.R.D.O. Ribeiro, Miguel Ángel Viso

David Pozo12/01/2015

La D.O. Ribeiro atraviesa un buen momento y desea seguir haciéndolo. Expansión internacional, apuesta por la fidelización del consumidor, el reto de la juventud y el vino… Miguel Ángel Viso, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribeiro, explica en esta entrevista cómo entiende el presente y el futuro de esta denominación que se ha ganado un nombre en el sector vitivinícola.

La D.O. Ribeiro ha entrado con mucha fuerza en el mercado en los últimos años. ¿Qué ha propiciado esta entrada fuerte y fulgurante?

La clave está en la calidad de nuestro producto, de nuestros vinos. El consumidor está viendo que Ribeiro está haciendo cosas muy interesantes, cosas que están sorprendiendo y que hacen que se hable de nuestra D.O. En sí mismo, Ribeiro yo era una marca conocida. Es una denominación histórica que ha ido evolucionando. Actualmente nuestras bodegas están haciendo las cosas muy bien y están elaborando muy buen vino, los viticultores están trabajando la viña de una forma muy inteligente. Creo que el eje de los buenos resultados radica en la profesionalización del proceso de elaboración de los vinos; desde la viña, pasando por los colleiteiros y hasta las bodegas.

foto

Miguel Ángel Viso, presidente del C.R.D.O. Ribeiro.

¿Qué ha hecho diferente la D.O. Ribeiro que no han hecho otras D.O. u otras empresas?

La clave está en la identidad de nuestro producto, hemos trabajado nuestras variedades autóctonas. Somos una denominación de, básicamente, vinos blancos y también tenemos tintos que sorprenden. Nuestros blancos son en general de treixadura, pero la riqueza está en que son plurivarietales. Hoy en día encuentras vinos elaborados con treixadura 100% o también con treixadura al 80, 85 o 90% que van acompañados de godellos o albariños, por ejemplo. Y nuestra experiencia nos dice que esto es nuestra clave del éxito.

Desde el C.R.D.O. Ribeiro trabajáis mirando hacia el futuro. En estos momentos, ¿qué se está haciendo para seguir apoyando a los bodegueros?

En el C.R.D.O. tenemos dos pilares: promoción y control. Por un lado, con la promoción pretendemos estar presentes en distintas ferias y actos que puedan ampliar nuestro mercado: Barcelona, Madrid, Levante, Galicia… Queremos decirles a los consumidores de estas tierras ‘Este es el Ribeiro que tienes que conocer’, de ahí la ‘R’ girada en el etiquetado de nuestras botellas. En este sentido, tenemos un Plan Estratégico a dos años en el que nos planteamos expandir el Ribeiro a Suiza, Alemania, Inglaterra y Puerto Rico. Este último nos interesa mucho porque a pesar de ser un país pequeño, son grandes consumidores y conocedores de vino, y representan una puerta para el mercado americano.

El otro pilar es el control. Nuestros viticultores hacen un buen trabajo en la viña y nosotros controlamos la procedencia de la uva y el proceso de elaboración en bodega. Además, realizamos catas para el embotellado en las que garantizamos que el producto es Ribeiro, es autóctono.

foto
La D.O. Ribeiro está presente en las ferias gastronómicas más importantes de España reforzando su imagen y presentando sus novedades.

¿Cómo ha ido cambiando la percepción del consumidor sobre los vinos Ribeiro?

En algunas zonas de España, como en Catalunya, el concepto que se tenía hasta hace poco de la marca Ribeiro no era acertado y hemos centrado nuestros esfuerzos en cambiarlo. Tenemos que informar a la gente de lo que es el Ribeiro. Tenemos mucha historia y en ella han pasado muchas cosas, por lo que tenemos que seguir educando e informando sobre nuestros productos. Lo más positivo es que la gente se sigue sorprendiendo cuando descubre nuestros vinos, lo que es muy bueno e interesante porque hoy en día cuesta que eso suceda. Y la clave es el compás de variedades: loureira, albariño, treixadura… Variedades autóctonas de nuestra tierra que se expresan como se expresan porque son de la tierra, cosa que los grandes gurús siguen valorando.

¿Qué implantación tiene la D.O. Ribeiro a nivel nacional en los restaurantes?

La implantación está aumentando en los últimos años porque la gente está descubriendo nuestros vinos. Lo que nos resulta sorprendente es que el consumidor cada vez sabe más de vinos en general, por lo que no queremos complicar este consumo. Aún así, un porcentaje muy alto de consumidores confía en la persona que le ofrece el producto, por eso nuestra labor se centra también en informar y dar a conocer nuestros vinos al sumiller. Si él está convencido de su calidad, hará que la gente lo descubra. Por este motivo invitamos a Josep Roca a pasar un día entero en el Ribeiro, para presentarle nuestras variedades y que descubriera en primera persona qué es lo que ofrecemos. Todas las cosas positivas que él ha dicho sobre nosotros se nos han retornado de una forma exponencial.

Hay muchas D.O. que hace tiempo que se lanzaron al mercado exterior porque el español se queda pequeño. Para vosotros, ¿qué porcentaje representa el mercado extranjero en la actualidad y cuál esperáis que sea en el futuro?

Tenemos una asignatura pendiente de exportación. Fuimos una D.O. que se vendió muy bien internamente, pero las circunstancias económicas y la caída del consumo, así como los constantes controles de alcoholemia, han perjudicado a todo el sector. Debemos optar por la exportación. Ahora mismo rondamos el 10%, lo cual es un dato muy bajo que nos preocupa. El objetivo en nuestro Plan Estratégico es duplicar este porcentaje. Ya tenemos un trabajo de base, un producto bien elaborado y reconocido por grandes prescriptores. A pesar de las expectativas sabemos que exportar no es fácil, y menos para una D.O. como la nuestra que trabaja en torno a los 15 millones de kg. Nuestros pasos tienen que ser pequeños pero firmes.

En este sentido, se sigue trabajando desde las propias bodegas, con los enólogos y desde la propia C.R.D.O por fomentar estas variedades…

Efectivamente. La clave es la evolución de las variedades autóctonas. Todas las fincas y todos los viticultores tienen claro que nuestras variedades son las que son y trabajan con ellas de una forma muy inteligente en la viña. Nuestra tierra tiene una gran riqueza de por sí, pero no sirve de nada si no se trabaja con conocimiento de causa. Es una labor muy manual, nada mecanizada, que da lugar a un producto totalmente distinto y único.

El consumidor joven es una figura primordial actualmente pero tenéis un competidor fundamental que es la cerveza. ¿Cómo afrontáis este reto?

La gente joven es fundamental para nosotros, son el futuro. Queremos acercarnos a ellos y ya hemos hecho varios actos por España. Hemos participado en enofestivales en Madrid y en Galicia, donde hicimos Ribeiro Blus y ‘Son de Viño’, 12 horas de música y vino en la playa de San Vicente do Mar que fueron todo un éxito. En este festival hicimos catas, informamos sobre las bodegas… Y actualmente, todos los jueves participamos en una exposición de pintura con bodegas, organizando catas de sus vinos, llamadas #Cataelarte. No entendemos el futuro sin la juventud.

Por último, el sector del vino vive una situación complicada en cuanto a su aplicación dentro del marco legal. ¿Qué le pide la D.O. Ribeiro al Ministerio?

El vino es cultura, es arte, es historia y pasión. El Ministerio debe tener claro que no puede encajarlo dentro de la Ley del Alcohol, hay que tratarlo de otra manera porque el sector lo necesita. Hay que seguir reforzándolo, apoyándolo y defendiéndolo siempre de una forma moderada. La gente joven debe conocer el vino y consumirlo, por lo que las Administraciones tienen que formar e informar bien. Consumo moderado, sí, pero consumo.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con las condiciones de uso.