Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

Las firmas Nordzucker y Al Khaleej Sugar reinventan el ensacado de azúcar

29/10/2007

29 de octubre de 2007

El azúcar refinado es un producto sensible que tiene que ser protegido contra la humedad y contra la contaminación. Es por esta razón que el envase cumple una función muy importante en lo que hace a la seguridad del producto. La empresa alemana Nordzucker S.A., desde 2006, y la firma Al Khaleej Sugar Co., de Dubái, a partir de otoño de este año, han encontrado un nuevo camino para el ensacado del azúcar para sus clientes industriales. Cada una de las empresas ha invertido en tres nuevas máquinas Topas, máquinas llenadoras según el principio "FFS" (Form-Fill-Seal= Formar-Llenar-Sellar), para pasar a sacos tipo "FFS" de Pe.
Las máquinas "FFS" de la familia Topas eran conocidas sobre todo para el ensacado de materiales a granel con buena capacidad de flujo, como pueden ser granulados de plástico, fertilizantes, sales, etc. Ahora, con la posibilidad de ensacar azúcar, la Topas y la técnica "FFS" abren, con sus ventajas, en forma exitosa, el mercado del sector de comestibles. Entre otras razones, la producción económica de los sacos fabricados en base a películas tubulares en bobina, la utilización de películas de varias capas que han sido ajustadas a las particularidades del azúcar, el sellado en esquina para el vaciado completo del saco o la gran flexibilidad en caso de cambios del formato, sin tener que hacer grandes modificaciones a la Topas, hablan en favor de la máquina. Para el uso en la industria del azúcar, se fabricaron las Topas en ejecución adecuada para alimentos. Equipada adicionalmente con una troqueladora, como en el caso de las máquinas de Al Khaleej, es posible además, realizar en los sacos un orificio para usarlo como asa portátil, y así permitir una mejor manipulación de los mismos.
"Para nosotros, el cambio del ensacado de nuestro azúcar granulado de alta calidad a la tecnología de la Topas se ha llevado a cabo con mucho éxito. Ahora, estamos en condiciones de confeccionar un envase adaptado aún mejor a los requerimientos de los clientes. La reacción de la clientela al nuevo envase es en su totalidad, sin excepciones, positiva", indica Mörle-Heynisch, Responsable de la Producción de la empresa Nordzucker, S.A., ubicada en Uelzen, Alemania.
foto
Los nuevos sacos FFS de Nordzucker, S.A.