Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
El Congreso Aecoc de Productos Cárnicos y Elaborados fue de nuevo el punto de encuentro para un sector que desafía a la crisis

La industria cárnica analiza a su consumidor y las estrategias para ser más eficiente

David Pozo18/03/2013
Conocer las preferencias del consumidor español y cómo adaptarse a ellas para ser más eficiente. Ese fue el principal objetivo de los más de 200 profesionales del sector cárnico de nuestro país que asistieron al Congreso Aecoc de Productos Cárnicos y Elaborados celebrado en Lleida los días 5 y 6 de marzo. El punto de encuentro, que reunió a directores y propietarios de las principales empresas cárnicas, fue un espacio para el intercambio de opiniones y experiencias en el que se dieron a conocer tambien algunos de los casos de éxito más destacados del sector.
foto
El primer bloque de ponencias del XIII Congreso de Aecoc de Productos Cárnicos y Elaborados estuvo dedicado a dar a conocer los datos del sector sobre volumen de mercado, ventas por canal y comparativas por producto. Para ello se invitó a todo un especialista en la materia, el profesor de Economía Aplicada en la Facultad de Ecomómicas y Empresariales de la Universidad Complutense de Madrid, Victor J. Martin Cerdeño. Pudimos conocer que de media cada español consumió el pasado año 52,8 kilos de carne, con un gasto de 333 euros. Respecto a 2011, y por tipos de carne, los mayores aumentos se produjeron en carne transformada (+2,7%) y carne de pollo (2,1%), mientras que los descensos más significativos fueron en carne de vacuno (-1,6) y, sobre todo, en carne de ovino/caprino (-8,4%). Esas mismas cifras se reflejan en el gasto, donde sólo aumentó la carne de pollo (+1,1%) y la transformada (+0,7%), produciéndose bajadas en todas las demás partidas, encabezadas por la carne congelada (-9,7%) y la carne de ovino/caprino (-9,2%).
foto
El profesor Victor J. Martín Cerdeño expuso los últimos datos sobre el consumo de carne en España.

Posteriormente se analizaron otros elementos como el consumo por clases sociales. Los datos no dejan lugar a dudas. Las clases medias y altas consumen de media más carne que las clases bajas, que han disminuido significativamente su gasto en carne. Por poner solo un ejemplo, el gasto en carne de ternera fue en 2012 un 13% superior a la media en la clase 'Alta y media alta', mientras que fue un 13,2% inferior a la media en la clase 'Baja'. La presencia de niños también influye claramente en la inclusion de productos cárnicos en la cesta de la compra. Mientras que en una unidad familiar sin niños el consumo de carne fresca o transformada supera en más de un 20% la media, en familias con niños menores de 6 años el consumo es un 30% inferior a la media (-39,1% en carne fresca, y -33,8% en carne transformada).

Una de las curiosidades de la presentación del profesor Martín Cerdeño fue que el consumo de carne es mayor en personas 'No Activas' que en 'Activas'. Por ejemplo en la categoría de 'Carne Fresca' la diferencia resulta bastante llamativa. Mientras que una persona 'No Activa' consume un 13,1% más de carne fresca que la media, una persona 'Activa' consume un 15% menos.

También existen diferencias importantes según las franjas de 'Edad' y del 'Tamaño del Hogar'. Por ejemplo, mientras que el consumo de carne fresca es un 41,3% superior a la media en la franja de mayores de 65 años, esa cifra es totalmente opuesta en la de menores de 35 (-38,7%). Las diferencias son igual de significativas entre unidades unifamiliares y hogares con 4 o más miembros, donde la brecha resulta también muy amplia. También se analizaron otros factores como el tamaño o el tipo municipio de residencia (rural o urbano), siendo los resultados mucho más dispares.

foto
Posteriormente también se analizaron las cuotas de distribución por canales y productos. De toda la carne, el 46% se vende en supermercados, mientras que un 33% todavía se reserva al comercio especializado, destacando diferencias evidentes según se trate de carne fresca, donde las ventas se producen en un 39,1% en comercios minoristas, o carnes transformadas, en que el 55,2% se realizan en supermercados.

Como conclusión, Victor J. Martín realizó una serie de pinceladas a modo de resumen: el gasto y el consumo de las familias se mantiene estable a pesar de las oscilaciones económicas; el pollo y la carne transformada incrementan su consumo, mientras que se producen descensos moderados en cerdo y vacuno, y sensiblemente en ovino/caprino; la clase social determina la demanda en cuanto a volumen y productos demandados; los hogares sin niños consumen más carne; en los hogares donde la compra la realiza una persona que no trabaja la demanda de carne es superior; los jóvenes comen menos carne, contando los mayores de 65 años con la demanda más elevada; en familias con más de tres miembros comienza a disminuir la demanda de carne; el tamaño del municipio de residencia plantea una demanda dispar; y  el supermercado es el formato más significativo en la comercialización de carne y productos cárnicos.

El gasto y el consumo de las familias españolas en carne se mantiene estable a pesar de las oscilaciones económicas
foto
Maite Arrizabalaga, responsable del sector Carnes, presentó un estudio realizado por la propia organización bajo el título '¿Qué compra? ¿Dónde compra? y ¿Cómo compra? El consumidor de carnes'.
A continuación el turno fue para la propia Aecoc, que presentó a través de Maite Arrizabalaga, responsable del sector Carnes, un estudio realizado por la propia organización bajo el título '¿Qué compra? ¿Dónde compra? y ¿Cómo compra? El consumidor de carnes'. En los resultados quedó de manifiesto que el 54% de los hogares sigue comprando la carne fresca en el canal tradicional, con diferencias significativas entre ciudades como Bilbao o Barcelona, con un 61,7 y 58,4% respectivamente, y Sevilla y Valencia, donde no supera el 50%. Según este trabajo, realizado entrevistando a los propios consumidores, éstos buscan en el canal tradicional confianza en el producto, un corte personalizado y personalización en el trato; mientras que se topan con inconvenientes como la necesidad de mayor tiempo para realizar la compra y una menor accesibilidad. En cambio, en el 'Canal Libreservicio', más de un 50% de los encuestados compran mayoritariamente en bandejas o tanto en bandejas como al corte. Mientras que un 64,3% de los que compran en bandejas en este canal valora su rapidez, de la sección de Corte en los supermercados se valora fundamentalmente la frescura, variedad de piezas y cortes, y el hecho de integrar la compra de la carne en el momento de la compra general; mientras que como inconvenientes están la espera y la desconfianza en torno a la experiencia y profesionalidad del personal que atiende.

El Grupo AN, cuando la necesidad empuja a la reinvención

Uno de los ejemplos más destacado de transformación empresarial mostrados en la cita de Lleida fue la del Grupo AN, segundo grupo cooperativo español. Con más de un siglo de historia a sus espaldas, 665 millones de facturación y más de 1.200 empleos directos, esta cooperativa de segundo grado ha decidido dar un paso adelante ante los cambios vividos en el sector cárnico en los últimos años, principalmente si se tiene en cuenta que el Grupo comercializa 70.000 Tm de carne cada año, fundamentalmente en el sector avícola. Tal y como explicó el director del Área Cárnica del Grupo AN, Fernando Chocarro, la estrategia decidida en 2011 por la compañía se basó en tres ejes: consolidación del sector (participación activa en la concentración, búsqueda de eficiencia y optimización logística); internacionalización (incremento de la exportación; actividades productivas fuera de España y alianzas internacionales) y diversificación (gama cárnica completa, reducir la dependencia de la carne de pollo y desarrollo del negocio de elaborados).
foto
Ante un mercado con unos costes de producción cada vez más elevados a causa de la subida del pienso, se pretendía por parte del Grupo AN conseguir un socio que le diese solidez al proyecto. Es ahí donde aparece el grupo francés LCD, líder destacado en el sector avícola del país vecino. Esa unión ha permitido realizar una propuesta de valor osada: la mayor gama de productos de ave en España; la suma de dos experiencias de éxito complementarias;conseguir una capacidad financiera para acometer las inversiones necesarias; una capacidad industrial y logística a nivel europeo –España, Francia y Polonia–; y  compartir valores fundamentales (servicio, calidad, innovación y orientación al cliente).

Empresas o entidades relacionadas

Asociación Española de Codificación Comercial

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Empack 2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Recubrimientos barrera para envase flexible

El porcentaje de residuos reciclados debe aumentar hasta el 70% en 2030, desde el 44% actual, de acuerdo con un proyecto legislativo aprobado por el parlamento europeo recientemente

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS