Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La calidad ligada a los tipos de contrato de O&M y la tendencia de evolución de los precios

Guillermo Arsuaga, Manager de Consultoría de Enertis

26/01/2021
Una de las principales tareas que debe realizar un desarrollador es dimensionar los costes de explotación que prevé para un adecuado funcionamiento de sus instalaciones fotovoltaicas. Los costes de explotación de una instalación fotovoltaica están formados por diversas partidas, como los costes de operación y mantenimiento (O&M), el arrendamiento de terrenos, la gestión del activo, las pólizas de seguros, los impuestos (como por ejemplo el impuesto de actividades económicas o el impuesto sobre bienes inmuebles) o el agente de mercado. Además, en el caso de España, hay que considerar también el impuesto del 7% sobre el valor de la producción de energía eléctrica. La partida de los costes de O&M suele ser la principal en términos económicos y también la de mayor relevancia en la toma de decisiones de un propietario a la hora de asegurar un apropiado mantenimiento de la instalación, optimizar su producción, anticipar posibles incidencias y resolverlas de un modo diligente y ágil.
foto
El impulso público y privado por el desarrollo de proyectos de energías renovables, el apoyo generalizado por un crecimiento económico respetuoso con el medioambiente y la transición hacia una economía descarbonizada conllevan unas altas previsiones de crecimiento del sector fotovoltaico. Por esta razón, actualmente nos encontramos con un mercado creciente y con muchas empresas que puedan ejecutar las labores de O&M de una instalación fotovoltaica.

Tipología de contractos de O&M

En Enertis hemos trabajado en numerosos proyectos en los que hemos analizado y opinado sobre los contratos de O&M en vigor. Si bien estos contratos tienen muchas particularidades, para poder comparar las principales tipologías existentes, consideramos razonable categorizarlos en dos tipos, en función del alcance de los servicios de O&M.

Por un lado, nos encontramos con el contrato de O&M comúnmente conocido como 'contrato de O&M full scope', cuyo alcance y precio incluye la operación, el mantenimiento preventivo, el mantenimiento correctivo y el suministro de los repuestos (tales como módulos, inversores, trackers, etc.).

Por otro lado, está el contrato de O&M que llamaremos 'tipo 2' y que es similar al contrato full scope pero que no cubre el suministro de los repuestos. Al elegir esta tipología, por lo tanto, el propietario debe tener en cuenta que sus costes de O&M serán la suma del precio del contrato O&M y del precio de los repuestos utilizados durante la operación de la instalación fotovoltaica.

Además, un contrato de O&M puede categorizarse como un 'tipo 2 con alcance superior', sin llegar a ser un contrato full scope, en el caso de que, por ejemplo, se incluye el suministro de algunos repuestos específicos, como por ejemplo de los inversores.

Cabe destacar que ambas tipologías de contratos O&M incluyen cláusulas habituales como, por ejemplo, la duración del contrato o las garantías y penalizaciones asociadas y, en base a nuestra experiencia, ambas son comúnmente aceptadas en el sector fotovoltaico.

foto
Tabla 1: Principales tipologías de contratos O&M
A la hora de elegir la tipología de contrato de O&M, el propietario de la instalación fotovoltaica tiene que decidir qué riesgos quiere asumir con respecto a la gestión y coste de los repuestos teniendo en cuenta diferentes factores.

Si el propietario decide asumir el riesgo de los repuestos, es porque entiende que ésta es la opción más beneficiosa para el proyecto y porque se dan las siguientes circunstancias:

  • La empresa que se encarga de la operación y el mantenimiento tiene capacidad técnica suficiente y tiene experiencia para gestionar y cooperar en la gestión de los repuestos.
  • El propietario conoce el funcionamiento del tejido industrial del país y puede tener acceso a proveedores y a talleres de calidad que puedan proporcionar repuestos diligentemente y reparar incidencias de un modo ágil y competitivo.
  • El propietario puede realizar reclamaciones a los suministradores de equipo bajo las garantías de producto y es capaz de gestionar que los suministradores acepten las reclamaciones y lleven a cabo los trabajos de reparación o reemplazo de componentes de un modo ágil con el objetivo de mitigar el impacto en la producción de la planta fotovoltaica.

Particularidades para la tecnología bifacial

Antes de entrar a comentar los precios que observamos actualmente, vamos a detallar algunas particularidades que tienen los contratos de O&M para instalaciones fotovoltaicas con módulos de tecnología bifacial. En base a nuestra experiencia y a los numerosos contratos que hemos analizado a nivel mundial, podemos afirmar que, en términos generales, las condiciones de los contratos de O&M bifaciales y monofaciales son similares en cuanto al alcance, precio, garantías y duración y presentan las siguientes particularidades principales.

En caso de tecnología bifacial, las tareas de mantenimiento y el precio son algo superiores debido a que:

1) los módulos bifaciales requieren un ligero extra de limpieza en la parte de detrás, si bien debemos tener en cuenta que el soiling (o suciedad de los módulos) en la parte trasera es menor que en la parte delantera.

2) el control de vegetación puede ser una partida extra relevante en función del tipo de terreno, porque es necesario controlar el nivel de vegetación para optimizar el albedo, a diferencia de los sistemas monofaciales en los que se trabaja principalmente para que la vegetación no genere sombras en los módulos ni obstaculice el tránsito de personal, vehículos y maquinaria. Tengamos en cuenta que la producción prevista por la parte delantera es la principal fuente de generación de una planta, motivo por el cual es necesario priorizar en dimensionar correctamente las tareas de mantenimiento preventivo para optimizar el estado de la parte delantera de los módulos.

Precios de contratos de O&M

Los precios de los contratos de O&M dependen de muchos factores, tales como factores comerciales, tipología de contrato, tamaño de la planta o del portfolio, fecha de firma, sistema de retribución económica de las plantas, la relación o interés del operador por ser adjudicado, etc.

Históricamente, hemos observado una disminución de los precios de los contratos de O&M y esta tendencia a la baja se sigue registrando en los últimos años. En la gráfica 1 mostramos algunos de los motivos que justifican la tendencia histórica para el caso de los proyectos instalados en España, si bien la mayoría de estos motivos aplican también a otros países.

foto

Gráfica 1. Evolución de los precios de los contratos de O&M desde 2007.

Los precios de los contratos de O&M que estamos viendo para instalaciones fotovoltaicas de gran tamaño (por ejemplo, superiores a 20 MW) suelen encontrarse en el rango de 4 6 k€/MWp/año. En particular, hemos observado que, en los cinco primeros años de operación, los precios son similares para los dos tipos de contratos de O&M (full scope y tipo 2).

Esto se debe a que en ese rango de tiempo los principales costes de repuestos estarían cubiertos por el periodo de garantía del contrato EPC (normalmente 2 años) y el periodo de las garantías de producto de los equipos principales. A partir del año 5 de operación, los precios de los contratos de O&M full scope aumentan y superan el rango que hemos comentado anteriormente, diferenciándose al alza en comparación con los precios de los contratos de O&M tipo 2.

El precio del contrato es un factor clave y en muchos casos decisivo a la hora de seleccionar a la empresa de mantenimiento. En nuestros análisis como asesores técnicos, revisamos el contrato de O&M en su conjunto, con especial atención a que el precio del contrato esté alineado en el alcance de los servicios con los estándares de mercado en cuanto a:

  •  Las tareas de mantenimiento preventivo habituales para revisar los distintos equipos de una planta fotovoltaica.
  •  Los recursos humanos y materiales que puede disponer para la operación del día a día.
  •  El mantenimiento y la gestión de los repuestos.
  •  Una metodología adecuada para el cálculo de las garantías y penalizaciones asociadas.
  •  Una duración aceptable para el propietario y las entidades financieras.

No sería la primera vez que, tras nuestro análisis, hemos concluido que el precio del contrato nos parece elevado, incluso estando en el rango habitual, por disponer, por ejemplo, de unas tareas de mantenimiento preventivo limitado o de una baja garantía de disponibilidad. Asimismo, no sería la primera vez que indicamos que el precio ofertado es agresivo, incluso estando en el rango habitual, por disponer, por ejemplo, de un exceso de tareas de mantenimiento.

En España, en particular, tenemos la suerte de disponer de un mallado industrial sólido, de calidad y competitivo y, en base a nuestra experiencia en la operación y mantenimiento de plantas instaladas desde 2007, de disponer de una gran cantidad de empresas que pueden realizar las labores de O&M diligentemente, de modo que nuestra recomendación es priorizar la calidad en los contratos de O&M y en las empresas contratada.