Actualidad Info Actualidad

Hacia un círculo de producción más eficiente y sin contaminación

Grupo Vento y la economía circular

Redacción Interempresas03/02/2023

En las últimas décadas, sea por convicción o por imposición, es bien conocida la mejora realizada en la gestión medioambiental de la actividad industrial, sobre todo debido a una mayor concienciación social reflejada en normativas de vertido o emisión cada vez más estrictas, junto a la implementación de modificaciones en proceso, en la monitorización, buenas prácticas, etc., las cuales se han traducido en la obtención de sistemas de Gestión Medioambiental. Desde Grupo Vento han ido observando esta evolución y ayudando como partner tecnológico a la reducción de emisión de contaminantes por debajo de los límites permitidos.

Este enfoque ha ido claramente vinculado a una economía lineal. Es decir, una economía en la que en el proceso industrial se obtienen unos bienes o productos, a partir del consumo extensivo de materias primas, agua y energía. Si bien por razones económicas se procuraba –no siempre– el máximo rendimiento en la utilización de estos recursos, las políticas y medidas medioambientales iban enfocadas fundamentalmente a la reducción de la contaminación de los medios receptores (agua y aire), mediante el tratamiento de los vertidos o emisiones.

En los últimos años, sin embargo, se está apostando desde las instituciones, gobiernos (Agenda 2030) y agentes industriales, por la aplicación de la economía circular. En un mundo llamado ‘moderno’ no se nos escapa que el consumo galopante de recursos naturales del planeta es finito. Que es imposible mantener una economía que base su crecimiento en unos regalos de la naturaleza que tienen fecha de caducidad, máxime si no cambiamos nuestros procesos y hábitos: madera, carbón, petróleo, agua, etc. No solo peligra la disponibilidad de recursos, sino que es fehaciente el aumento en la contaminación y degradación del medioambiente.

Se impone, con lógica, la reutilización energética, tanto de forma directa como indirecta. En primer lugar, desarrollando procesos productivos más eficientes, con uso de energías alternativas como la eólica, fotovoltaica, los combustibles bio-renovables, etc., así como búsqueda de la optimización de los flujos energéticos en el proceso. Y, en segundo lugar, reutilizando los desechos y subproductos, tanto personales como industriales, para generar de nuevo fuentes de riqueza. Esto es, explicado de forma resumida, el principio de la economía circular. Un planteamiento de los nuevos proyectos y modificación de los procesos existentes, maximizando la reutilización de los recursos (agua, energía, materia prima), lo que puede incluir la valorización energética o como materia prima de los subproductos de proceso.

Este cambio no es sencillo, pues supone para las empresas inversiones que pueden ser elevadas. Sin embargo, desde Grupo Vento cuentan con la experiencia de conocer de primera mano que la introducción de este enfoque tiene, en la mayoría de las ocasiones, un retorno económico. En algunos casos, incluso muy rápido.

La Unión Europea, en su informe en 2018 sobre la agenda de impulsión de la economía circular, estimaba un beneficio anual de 1,8 billones de euros en el conjunto de la UE. Es por ello que desde las Directivas europeas y su trasposición a los gobiernos nacionales, se está empezando a promocionar directa o indirectamente el apoyo a la economía circular. Por ejemplo, mediante la mayor valoración de los proyectos en las licitaciones públicas, que incorporen este enfoque (por ejemplo, mediante minimización de los vertidos residuales y máxima regeneración del agua); penalizando en mayor medida los caudales elevados de vertido; y, además, priorizando las ayudas a los proyectos de mejora empresariales que incorporen estos conceptos.

Imagen

En definitiva, advertida la insostenibilidad del actual modelo lineal que se ha impuesto como el patrón de desarrollo económico dominante, es necesario avanzar en la implementación de un modelo de desarrollo y crecimiento que permita optimizar la utilización de los recursos, materias y productos disponibles manteniendo su valor en el conjunto de la economía durante el mayor tiempo posible y en el que se reduzca al mínimo la generación de residuos.

Según la UE, “la transición de una economía lineal a una economía circular requiere de una actividad coordinada entre las Administraciones, los sectores económicos y el conjunto de la sociedad. Además, en este proceso y para la consecución de los objetivos propuestos es necesario desarrollar y aplicar nuevos conocimientos, que den lugar a nuevos desarrollos tecnológicos, a procesos, productos y servicios innovadores que permitan, a través de su adopción, contribuir a la competitividad de nuestras empresas, a la vez que se generen nuevas oportunidades de negocio y se creen nuevas cadenas de valor. En este contexto, es importante destacar que la transición hacia una economía circular exige la adopción de innovaciones, no sólo tecnológicas, sino también organizativas y sociales, imprescindibles para impulsar el cambio necesario en los modelos de producción y consumo”.

Citando a dicho texto, desde Grupo Vento pueden colaborar por lo que respecta a “nuevos desarrollos tecnológicos, a procesos, productos y servicios innovadores que permitan, a través de su adopción, contribuir a la competitividad de nuestras empresas, a la vez que se generen nuevas oportunidades de negocio y se creen nuevas cadenas de valor”. Y es que, como expertos fabricantes de tecnología y equipos utilizados en el sector industrial, siempre han trabajado este tipo de economía. Ha sido, por convicción, uno de los pilares conceptuales en los proyectos y soluciones ofrecidos y/o implementados.

Corrían los años cuarenta del siglo pasado cuando el fundador de la empresa, José Vento, diseñaba equipos industriales para recoger los residuos vínicos (lías, orujos y vinos de baja calidad) y los transformaba en alcoholes para uso de boca, materia tartárica, para que otras industrias hicieran ácido tartárico, pepitas de uva seca, aceite... El residuo final era, así, combustible para la propia industria. De esta forma se cerraba un círculo, tanto económico como energético, haciendo desaparecer un residuo industrial al transformarlo en otros productos con valor añadido y con autosuficiencia energética.

Han pasado muchos años y los procesos industriales han mejorado. Esto ha permitido lanzar nuevos productos como, por ejemplo, colorantes naturales obtenidos de las pieles de los orujos procedentes de las uvas tintas; antioxidantes naturales como el resveratrol; fibra de alimentación humana… Sin embargo, esto no da la verdadera dimensión de una economía circular, ya que en estos procesos se producen consumos energéticos y efluentes con carga potencialmente contaminante.

En cambio, los procesos industriales donde el Grupo Vento participa activamente, tanto en investigación europea como nacional, permiten quita del medioambiente productos potencialmente contaminantes, que gastan recursos energéticos y medioambientales. Un ejemplo de ello son los alcoholes impuros desechados en la fabricación del alcohol de boca. Estos alcoholes se pueden descomponer, mediante un reformado catalítico a alta temperatura, en moléculas carbonosas de baja densidad y en hidrógeno susceptible de generar energía eléctrica para la propia industria alcoholera, cerrando de esta manera un círculo de producción más eficiente y sin contaminación.

Aunque estrictamente no estamos hablando de economía circular, desde el momento en el que se utilizan recursos energéticos para deshacerse de los residuos industriales y se transforman en productos útiles, los participantes del proyecto empresarial llamado Grupo Vento, consideran que aportan, con sus diseños y desarrollos industriales, no solo una mejora económica en el proceso, sino también una reducción significativa en la huella energética y en el consumo de recursos, teniendo, por tanto, un impacto medioambiental positivo.

Son múltiples los ejemplos a lo largo de los años en los que residuos industriales de difícil o costoso tratamiento han sido reprocesados para obtener nuevos productos, minimizando el vertido de efluentes. En la mayoría de los casos para generar aguas más limpias, fertilizantes agronómicos o productos nuevos. Algunos ejemplos:

  • Aguas limpias y un principio antioxidante de las aguas de repelado de las almendras, altamente contaminante.
  • Molécula para cosmética de los productos procedente de la desodorización de los aceites de oliva.
  • Fertilizante orgánico de las aguas residuales de la destilación de vinos, orujos y lías de vino.
  • Fertilizante químico-orgánico de las aguas residuales de la regeneración de las plantas de rectificación del mosto de uva con resinas de intercambio iónico.

Así pues, la economía circular no solo es “respeto a los límites del planeta”, “nada se pierde, todo se transforma”, “la naturaleza tiene la respuesta“o”disfrutar antes de poseer”. Se trata de ser muy conscientes de que “lo que hoy es un residuo, mañana será un recurso". Y en este punto es donde el Grupo Vento se encuentra: la sostenibilidad económica de las inversiones.

Por último, Grupo Vento incide en la importancia de la innovación tecnológica y de la I+D, tanto pública como privada. A lo largo de los años, la empresa ha ido invirtiendo para aumentar su know-how, para mejorar su tecnología y para poder ofrecer a cada cliente soluciones adaptadas a partir de un estudio serio y pormenorizado en estrecha colaboración con cada cliente.

Empresas o entidades relacionadas

Ingenieria Para El Desarrollo Tecnológico, S.L.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos

REVISTAS

VÍDEOS DESTACADOS

  • Envasadora al vacío de campana simple con carga y descarga automàtica

    Envasadora al vacío de campana simple con carga y descarga automàtica

TOP PRODUCTS

NEWSLETTERS

  • Newsletter Industria alimentaria

    11/06/2024

  • Newsletter Industria alimentaria

    04/06/2024

ENLACES DESTACADOS

AUTÉNTICA 2024AWA Show2beSIAL FranceForum Cárnico 2024

ÚLTIMAS NOTICIAS

EMPRESAS DESTACADAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS