Posicionamos su web SEO / SEM
“Una de las novedades más relevantes que incorpora el reglamento es que la información nutricional va a ser obligatoria, algo que hasta la fecha era voluntario”

Entrevista a José María Ferrer, responsable del Departamento de Legislación de Ainia Centro Tecnológico

Eva Carreño06/12/2011
El pasado 22 de noviembre se publicó la nueva normativa que el Consejo de la Unión Europea aprobó el 30 de septiembre de 2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor en el etiquetado. El propósito del reglamento 1169/2011 es perseguir un alto nivel de protección de la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información para que éstos tomen decisiones con conocimiento de causa. Por este motivo, Interempresas ha entrevistado al responsable del Departamento de Legislación de Ainia Centro Tecnológico, José María Ferrer.
foto
José María Ferrer, Responsable del Departamento de Legislaciónde Ainia Centro Tecnológico.

El Parlamento Europeo ha aprobado recientemente una nueva legislación de etiquetado de alimentos (reglamento 1169/2011). ¿Qué novedades presenta la nueva legislación?

Lo primero que nos aporta de novedoso este reglamento es que ha recogido la legislación, que hasta ahora estaba dispersa en distintas directivas, y la ha planteado en un único documento, con lo que se gana en aplicabilidad; ya que el reglamento es de aplicación directa para todos los Estados Miembros y no requiere transposición.

Una de las novedades más relevantes que incorpora el reglamento es que la información nutricional va a ser obligatoria, algo que hasta la fecha era voluntario. También hay que destacar el hecho de que las etiquetas van a ser más legibles, en la medida que se fijan una serie de tamaños mínimos para el tipo de letra que se va a emplear. Esto es una novedad total en relación a la legislación que había hasta ahora porque la antigua nos decía que el etiquetado debía de ser legible, pero el concepto legible no es objetivo.


"En lugar de estar pendiente de varias disposiciones legales, está todo unificado en una"
También se destaca la indicación del país de origen. Es un aspecto en el que el nuevo reglamento ha trabajado y en el que hay mayores requerimientos. Se pretende que haya más claridad en cuanto a que el consumidor sepa exactamente de dónde viene el producto y, no solamente el producto, también el principal ingrediente. Hay productos que están elaborados en algún país de la Unión Europea, pero el principal ingrediente procede de un tercer país. En estos casos entramos en una paradoja, ya que aparentemente es un producto alimenticio de la UE pero la mayoría del producto realmente procede de otro país.

El nuevo reglamento incluye el concepto de los nanomateriales. Estamos hablando de un tema muy tecnológico pero que esta incorporándose en los productos alimenticios, por este motivo se ha definido qué se entiende como nanomaterial artificial.

foto

¿Era necesario este cambio en la legislación?

Sí, realmente es un cambio necesario. Empezando porque hasta ahora teníamos una situación que se basaba en unas directivas comunitarias que habían sido traspuestas a la legislación de cada uno de los Estados Miembros, con lo que esto producía una cierta disparidad en los criterios a la hora de interpretarla.

También nos encontramos con la situación de que la legislación afectaba a temas de etiquetado en distintas normas. Es decir, si hay que etiquetar una bebida alcohólica, uno de los aspectos que hay que mencionar es el grado alcohólico de la misma. Por lo tanto hay que saber qué tolerancias hay que considerar, algo que hasta la fecha estaba recogido en una legislación específica. Ahora lo tenemos incorporado dentro del mismo reglamento. Se ha hecho una unificación, una consolidación de toda la normativa, con lo que se facilita la tarea a la hora de aplicar esta normativa a la industria. En lugar de estar pendiente de varias disposiciones legales, está todo unificado en una.

Hay que tener en cuenta que el consumidor de la UE ha venido demandando cada vez más información sobre los productos que va a consumir, por esto uno de los aspectos que podemos decir que ha sido importante destacar es la información nutricional, que hasta ahora era voluntaria. La UE está dando mayor importancia a dar la máxima información al consumidor, para que siempre pueda ejercer su derecho como consumidor al comprar producto alimenticio, teniendo toda la información que pueda ser relevante. Desde este punto de vista se necesitaba una nueva legislación. Yo creo que es una legislación que refunde en lo que se había regulado, le da más información al consumidor y también le da a la industria una herramienta legal más sencilla, más comprensible.

Yo creo que, aún siendo una legislación amplia, extensa y que puede parecer compleja, satisface tanto al consumidor como a la industria. Yo creo que es positiva para los dos y para el tercer elemento, que serían las autoridades competentes. Las autoridades competentes ahora podrán aplicar de una forma más sencilla esta legislación.

“El consumidor de la UE ha venido demandando cada vez más información sobre los productos que va a consumir, por esto uno de los aspectos que podemos decir que ha sido importante destacar es la información nutricional, que hasta ahora era voluntaria”

¿Cuándo entrará en vigor la nueva normativa?

Por un lado nos encontramos con cuándo entrará en vigor y por otro lado, cuándo será aplicable. Este es un matiz muy importante porque observamos que cada vez que la UE publica nuevos reglamentos comunitarios de bastante alcance, deja unos periodos transitorios amplios a la hora de la aplicación real.

En este caso, lo importante para consumidores, industrias, autoridades competentes y para todos a los que les pueda afectar el reglamento es el periodo de tiempo que hay hasta que sea aplicable. Este periodo de tiempo nos traslada hasta el año 2014, ya que deja tres años de periodo transitorio.

¿No supondrá una saturación de información para un consumidor que ya de por sí no lee la información?

No. Lo que voy a comentar puede resultar paradójico. A medida que se han hecho bastantes estudios y trabajos por parte de la Comisión Europea para ver qué es lo que demanda el consumidor en el etiquetado, se ha visto que el consumidor quiere la máxima información sobre el producto. Pero, esos mismos consumidores dicen que solamente miran la fecha de caducidad, el etiquetado nutricional... a lo mejor sólo se refieren a una serie de aspectos muy concretos de la etiqueta.

No supone una saturación porque en el reglamento se delimita muy claramente cuáles son los elementos obligatorios de los etiquetados y cuáles serían los que deberían poner. No esperamos que sea una saturación de información porque, de alguna manera, lo que el reglamento hace es recoger todo lo que ya existía y aclarar aquellos aspectos que lo necesitaban.

¿Qué supone para las empresas este cambio en la normativa?

Las empresas deben prepararse para revisar todo el packaging durante este periodo de adaptación de tres años, ya que hay cosas como el etiquetado nutricional que antes era opcional y ahora voluntario. Ahí hay un cambio muy importante ya que ahora hay que dar una información sobre este producto que antes no se daba, deberán analizar el producto para ver qué valores hay que declarar; así como una serie de aspectos que modifican el envase vigente. A partir del momento en que sea aplicado el reglamento no va a servir el mismo etiquetado que se está utilizando ahora, por esto hay un periodo de tiempo razonable para adaptarse, que va a requerir un esfuerzo de adaptación a la nueva normativa.

“A partir del momento en que sea aplicado el reglamento no va a servir el mismo etiquetado que se está utilizando ahora, por esto hay un periodo de tiempo razonable para adaptarse, que va a requerir un esfuerzo de adaptación a la nueva normativa”

¿Cómo afectará a los consumidores en general?

Lo principal es que se va a dar más información, e información más comprensible. Sobre todo es importante la legibilidad. Esto es algo que tiene mucha importancia, ya que se ha establecido un tamaño mínimo de letra. Se trata de transmitir toda la información al consumidor, por ejemplo, hasta ahora cuando se va a un restaurante no se tiene toda la información sobre los ingredientes que componen el menú que se va a tomar; pero si se tiene alguna determinada alergia o unas necesidades alimenticias especiales, si que conviene conocer cuáles son los ingredientes que se van a emplear. Se está buscando enfocarse más la información al consumidor.

¿Será especialmente útil para aquellas personas que tienen intolerancia a algún alimento o sufren de alergias?

En grupos poblacionales específicos como alergias a algún tipo de alimento o alguna intolerancia, se va a plantear un etiquetado con la máxima información en estas líneas, porque es importante desde un punto de vista de la salud de esos grupos.

foto
Foto: Jelmer Rozendal.

Si algún consumidor decide cambiar sus hábitos alimenticios y comer más sano, ¿le ayudará la nueva legislación?

Yo considero que sí. Creo que le va a permitir poder hacer una cesta de la compra más equilibrada. Simplemente observando la información nutricional de los productos alimenticios que adquiere puede estar en condiciones de tener esa cesta más equilibrada desde un punto de vista nutricional o dietético. Esto no quiere decir que recibamos una guía que nos diga cómo debemos alimentarnos o no, esto queda en la manera de alimentarse de cada cual, pero si un consumidor quiere que esté compensada la ingesta de grasas, de hidratos de carbono, proteínas, etc., podrá hacerlo porque va a tener la información.

¿Cuál es su función en el Departamento de Legislación de Ainia?

Mi actividad fundamentalmente se centra en el asesoramiento y la consultoría para las industrias agroalimentarias en materia de legislación alimentaria. Además de asesorar y de responder las consultas solicitadas para todas las industrias del sector, una parte relevante de nuestra actividad se dedica a temas de docencia, de formación y de actividades relacionadas con la colaboración de proyectos de investigación y desarrollo, en los que siempre la parte de la legislación alimentaria debe estar presente, en la medida en que es necesario que todas las actividades que se desarrollan cumplan con el marco formativo que les afecta.

Fundamentalmente asesoramos en todos los temas legales o formativos para el desarrollo y la elaboración de productos alimenticios en cualquier industria.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS