Entrevista a Ignasi Papell, director de proyectos del Centre Tecnològic de Nutrició i Salut (CTNS)

CTNS: “La gracia es estar preparado para dar el ‘gran salto’ cuando la facturación vuelva a repuntar”

21/04/2010
foto
Ignasi Papell, director de proyectos del Centre Tecnològic de Nutrició i Salut (CTNS).

¿A qué se dedican y en qué campos vinculados al sector alimentario trabaja el centro?

Nosotros trabajamos en toda la cadena de valor: desde la obtención del ingrediente bioactivo hasta el lanzamiento del producto funcional final. Es decir, de mejora de la salud a través de la alimentación. Para ello, se añaden propiedades funcionales a un alimento determinado a través de la adición de ingredientes bioactivos. Ese producto, además de nutrir, ejerce un efecto beneficioso de prevención de enfermedades a través de la reducción de factores de riesgo (colesterol y enfermedades cardiovasculares, mejora de la función ósea...). Tal y como exige la nueva normativa europea, estos ‘claims’ (declaraciones en inglés) se deben demostrar aportando una evidencia científica. Después, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) evalúa si se ha demostrado la relación causa-efecto o no. Desde el Centre Tecnològic de Nutrició i Salut, diseñamos la estrategia científica idónea para el fabricante que quiera añadir una declaración nutricional o de salud a sus productos. Así, puede probar y someter esa declaración al dictamen de la EFSA, de manera que esta confirme si, científicamente, ese claim es cierto o no. Los alimentos funcionales ayudan a prevenir la aparición de determinadas patologías. Se mejora el perfil nutricional del alimento, que sea saludable. En el CTNS investigamos nuevos ingredientes: los caracterizamos, purificamos y obtenemos en unas cantidades determinadas; medimos su biodisponibilidad y estudiamos su interacción con los biomarcadores que hemos desarrollado para ese ingrediente. Finalmente, decidimos cómo incorporar ese ingrediente a la matriz alimentaria para que no pierda sus propiedades a lo largo del tiempo, etc. Con el alimento funcional diseñado, se inician las pruebas de seguridad alimentaria, de medición de la eficacia con estudios preclínicos in vitro (con células) y in vivo (con animales). Y, posteriormente, se ponen en marcha los estudios de intervención nutricional con humanos. En el centro, también ofrecemos asesoramiento legal, redactamos el dossier para la EFSA así como estudios de mercado, especialmente del segmento funcional, y todos los pasos que se deben seguir para el posicionamiento de un alimento funcional. En resumen, intervenimos en toda la estrategia científica que valida la eficacia del alimento.

¿Cuáles son los principales proyectos, dentro del sector de alimentación y bebidas, que llevan a cabo actualmente?

El principal es el proyecto europeo Bioclaims, liderado por el doctor Palou y el doctor Lluís Arola, director del Centre Tecnològic de Nutrició i Salut. Se trata de hallar biomarcadores en aquellos casos en los que no disponemos de ellos. ¿Cuál es el marcador que nos indica que aquella es la mejor manera de prevenir una futura patología? Hay muchas enfermedades, que no somos capaces de prevenir a través de la alimentación, porqué no sabemos hacia dónde hemos de mirar; ni qué biomarcadores hemos de desarrollar. Bioclaims investiga para descubrir biomarcadores de futuro con los que detectar, en estados muy preliminares, el futuro desarrollo de una enfermedad y así poder actuar con ingredientes bioactivos que contrarresten esta predisposición.

En el V Encuentro de Innovación y Tecnología, que tuvo lugar en el marco de Alimentaria 2010, se comentó que a pesar de la crisis y sus efectos en el balance de muchas compañías vinculadas a alimentación y bebidas, estas destinaron más recursos en materia de innovación durante el año 2009. ¿Qué opinan ustedes de la creciente inversión en materia de innovación a pesar de la coyuntura económica?

Este comportamiento por parte de las empresas es de esperar y agradecer. Es de esperar, porque como ha dicho el doctor Morán durante el V Encuentro de Innovación y Tecnología: ‘Hay gente que construye refugios en tiempo de crisis y otra que edifica molinos de viento para aprovechar la energía’. En tiempos de ‘vacas flacas’, la gracia de invertir en innovación está en que te preparas para dar el ‘gran salto’ cuando la facturación vuelve a repuntar. Necesitas haber destinado recursos en ámbitos como innovación, investigación y desarrollo para posicionarte después como uno de los líderes. Para mí, la manera de hacerlo a través de la innovación es muy loable. Es de agradecer, porque efectivamente ha de ser así. Antes, el mercado iba bien y las empresas no tenían problemas para colocar sus productos. Ahora, esto ya no es así: hay más competencia, nuevas regulaciones… o los fabricantes innovan o dejan de vender. De no ser así, su producto no figurará en el lineal del punto de venta cuando la crisis acabe y la gente se pueda gastar más en aquellos alimentos que favorezcan su salud.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS