Posicionamos su web SEO / SEM

El sector es uno de los que mejor afronta la crisis, según datos provisionales del Índice de Producción Industrial

Alimentación y bebidas encabeza, de nuevo, el panorama industrial español

Fuente: Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas23/02/2010

23 de febrero de 2010

Según datos provisionales del Índice de Producción Industrial (IPI), publicados por el INE, durante el año 2009 se produjo un descenso del 3,4% en la producción bruta de la industria alimentaria, situándose en 82.018 millones de euros. En conjunto, este índice presentó una caída generalizada de un -16,2%, aunque en el campo de la alimentación tan sólo se produjo un ligero -0,7%. Las cifras muestran la solidez del sector, uno de los que planta ‘más cara’ a la crisis.
foto
Junto con el farmacéutico, el sector de la alimentación es el que 'planta más cara' a la crisis. Foto: Maria Rius.

 “Nuestro sector no es inmune a la crisis, y se ha visto afectado por la deteriorada situación económica. Una menor disponibilidad de renta ha llevado a un menor consumo y por lo tanto a una caída en la demanda y en la producción”, reconoce Jorge Jordana, secretario general de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (Fiab), Jorge Jordana. “No obstante, la producción se mantiene –puntualiza– por encima de los 80.000 millones de euros, una barrera superada en 2007 y que se consigue mantener”. ¿A qué se refiere el secretario general de la Fiab? Básicamente, a los datos provisionales del Índice de Producción Industrial (IPI) de diciembre del año 2009, publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ponen de manifiesto el 'todavía liderazgo' del sector de alimentación y bebidas, a pesar de la coyuntura económica negativa. Así, a 31 de diciembre del año 2009, el ejercicio habría cerrado con un descenso en la producción bruta de la industria alimentaria del 3,4% con respecto al año anterior, situándose en 82.018 millones de euros. Frente a otros sectores de consumo, alimentación y bebidas experimentó una ligera caída (un -0,7%) respecto del descenso total, un -16,2%.

A 31 de diciembre del año 2009, el ejercicio habría cerrado con un descenso en la producción bruta de la industria alimentaria del 3,4%, situándose en 82.018 millones de euros

Por primera vez, la producción industrial del país presenta una bajada en valores corrientes

Por primera vez, los datos extraídos del IPI muestran un crecimiento negativo de la producción industrial española en valores corrientes. A esta caída han contribuido, por una parte, la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC), que a pesar de haber finalizado el año 2009 con una subida del 0,8%, en el capítulo reservado a la alimentación registró una bajada del -2,6%. Este descenso influyó, de manera negativa, en las transacciones comerciales del sector, teniendo en cuenta que las ventas se contabilizan multiplicando cantidades (kilos o litros) por el precio. A partir del próximo mes de abril, se darán a conocer los resultados, ya definitivos, sobre el ámbito de Alimentación y Bebidas.

foto
Frente al descenso generalizado del ámbito industrial de un -16,2%, la alimentación ha sido el ramo menos afectado con un -0,7%. Fuente: Fiab.

Alimentación, de los menos afectados por la crisis

“Los datos del IPI nos muestran la solidez del sector de la alimentación, que debería ser apoyado por las Administraciones Públicas al ser el sector industrial más importante (en términos de PIB y empleo) y el que creemos será estratégico para la recuperación económica del país”, lamenta Jordana. “Por el momento –asegura–, las administraciones públicas no parecen ver la verdadera potencialidad de este sector. Necesitamos que se ocupen de él, no que se preocupen”. Aún así, el segmento de la alimentación es uno de los menos afectados por la crisis. Según se desprende de los datos provisionales del Índice de Producción Industrial (IPI), tuvo lugar una bajada general de este índice que finalmente fue de un -16,2%. Sin embargo, y a pesar de un suave retroceso de un -0,7% en el segmento alimentario, éste experimentó un comportamiento ‘positivo’ comparado con otros sectores que conforman el consumo habitual de los ciudadanos. Así, la fabricación de muebles lideró el ranking a la baja, con un -30,4%. Por debajo, se situaron otros sectores: fabricación de productos informáticos y electrónicos (-26,3%), confección de prendas de vestir (-19,7%) y consumo energético (-7,6%). Por su parte, el ramo farmacéutico fue el único que no registró cambios con respecto al año anterior.

“Los datos del IPI nos muestran la solidez del sector de la alimentación, que debería ser apoyado por las administraciones públicas al ser el ámbito industrial más importante (en términos de PIB y empleo) y que creemos será estratégico para la recuperación económica del país”

El consumo alimentario desciende en los canales de restauración y hostelería

Basándose en datos del Panel de Consumo Alimentario, del ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el consumo en los hogares se incrementó un 0,5%, alcanzando los 21.853 millones de kilos/litros, entre enero y septiembre del año 2009. Por el contrario, el consumo alimentario en hostelería y restauración bajó un -8,2%, situándose en los 5.758 millones de kilos/litros. Por último, el gasto alimentario en instituciones fue de un -2,4%, es decir, 941 millones de kilos/litros. En resumen, los datos del Panel de Consumo Alimentario ponen de manifiesto que los subsectores más perjudicados por la ralentización de la demanda son los destinados al canal de la hostelería y la restauración, donde se ha notado más, tanto en el volumen físico de compras como en el gasto con un descenso del -9,5%.

foto
El consumo alimentario creció un 0,5% en los hogares y bajó un -8,2% en negocios de hostelería y restauración. Foto: Alistair Williamson.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS