Posicionamos su web SEO / SEM
En España, el 62% de esta bebida se vende en la gastronomía, mientras que el 38% restante se adquiere para el consumo en casa

Las ciudades, plataformas ideales para comercializar marcas de cerveza premium

Redacción Brau Beviale30/03/2009

30 de marzo de 2009

A pesar de que las importaciones de cerveza en Alemania retrocedieron en 2007 casi un 13%, los alemanes han seguido degustando cervezas danesas, belgas, checas, holandesas o británicas. Pero la cerveza alemana sigue siendo uno de los principales productos de exportación. Más de 12 millones de hectolitros (+1,4%) se consumieron en los países comunitarios, sobre todo en Italia, Francia, Países Bajos, Gran Bretaña y España. Fuera de la UE, en 2007 se bebieron 15,4 millones de hectolitros (+3,7%) de cerveza alemana, especialmente en Estados Unidos, Canadá, Suiza y Rusia. Son datos de la Oficina Alemana de Estadísticas.
Para los departamentos estratégicos de los grandes grupos de cervecerías y fábricas de bebidas, la migración tanto nacional como internacional, así como la expansión urbanística y la individualización son fenómenos que tienen en cuenta en sus decisiones de inversión. Los ciudadanos parecen tener más sed, sobre todo en el Centro y Este de Europa, cuyos mercados volvieron a registrar en 2007 tasas de crecimiento elevadas en el consumo de cerveza, mientras que en Europa Occidental se estancaba o incluso retrocedía.

Más beneficios en los centros urbanos

En los centros urbanos del Centro y Este de Europa, los ingresos son más altos y las ofertas gastronómicas, más variadas. Los grupos cerveceros alcanzan aquí mucho antes los ansiados beneficios que en zonas rurales menos pobladas y más pobres. Ya que sólo en las metrópolis se encuentran suficientes consumidores dispuestos a pagar más por marcas de cerveza internacionales que por las caseras. Por esta razón, las ciudades son la plataforma perfecta para comercializar marcas premium, pero también para embalajes novedosos como PET, con distintos volúmenes (0,5 a 5,0 litros), que vienen desde el Este arrollando el mercado cervecero europeo.
foto
En las urbes se encuentran suficientes consumidores dispuestos a pagar más por marcas de cerveza internacionales que por las caseras. Foto: Gianni Testore.
En las ciudades, la cerveza puede consolidarse como bebida de interacción social

Hábitos de consumo en España

El éxodo rural y la explosión urbana han influido directamente en los hábitos de consumo de bebidas en España. Los españoles bebían hace 40 años sobre todo vino, y sólo para comer. Entre tanto, el consumo de cerveza (87 litros) ha superado con creces el de vino, porque aunque la cerveza se beba principalmente en bares y restaurantes, también está compitiendo cada vez más con el vino en casa. Por esta razón, en España sólo se vende en la gastronomía el 62% de la cerveza, el 38% restante se compra para el consumo en casa, según Canadean, Instituto británico de investigación del mercado.
La 'etiqueta de la cerveza'

En las ciudades, la cerveza puede consolidarse como bebida de interacción social. La denominada 'etiqueta de la cerveza' tiene su origen en las tendencias urbanas. Se desprende de una encuesta realizada por SabMiller ('Beer etiquette – How Europeans enjoy a beer') entre 7.500 consumidores de 15 países europeos. Se han analizado las siguientes situaciones de consumo: en grupo, la primera cita, una cena de negocios, el restaurante, una boda. De los datos se desprende que los rumanos son los consumidores más generosos. Pagan una ronda de cervezas incluso si hay más de 10 en el grupo y no pueden contar con que alguien les devuelva la invitación. En esta cuestión también son muy espléndidos los rusos, mientras que los holandeses preferirían pagar cada uno lo suyo.

Diferencias cruciales dentro de Europa también las hay respecto a las ocasiones en que está bien visto tomar cerveza. ¿Beber una cerveza en una reunión de negocios? Sólo en Rusia, Bélgica, Francia, Dinamarca, España y Suecia, una tercera parte de los encuestados opinan que está bien. ¿En una boda? Es una buena ocasión para abrir una botella, según la mayoría de los europeos. De otra opinión son los italianos, rusos, franceses y eslovacos. De lo contrario, reina unanimidad en la cuestión: ¿cerveza en el restaurante? A más de la mitad de los encuestados les parece muy bien, independientemente del país. Los consumidores más 'conservadores' parecen ser los eslovacos. Aquí beben cerveza en un grupo de amigos, pero no en la primera cita, en una boda o en una reunión de negocios.

foto
En España, aunque la cerveza se beba principalmente en bares y restaurantes, también está compitiendo cada vez más con el vino en casa. Foto: Carol Kapsa.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS