Posicionamos su web SEO / SEM

La necesidad de la prevención de la legionella en el sector de la alimentación: nuevos retos

21/10/2014

21 de octubre de 2014

España presenta una media de 45 brotes de legionelosis al año. Según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, un 11,1% de los casos registrados culminan en fallecimiento a causa de la enfermedad. Con estas cifras, Anecpla (Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas) ha recalcado que es fundamental ahondar en el tratamiento de las instalaciones en bares, restaurantes y almacenes de alimentación, entre otros. “El éxito de la seguridad alimentaria va a recaer, en primera instancia, en la eficacia de los profesionales y las empresas que intervienen”, ha afirmado Gemma Carrión, miembro del Grupo de Trabajo de Legionella de Anecpla, en la 23º Jornada Técnica de La Sociedad Española de Sanidad Ambiental.

Según la normativa actual, aunque los titulares de las instalaciones son los responsables del mantenimiento y control de las torres de refrigeración, condensadores evaporativos, sistemas de pulverización en comercios, etc., es de suma importancia pensar que la prevención y control de legionella debe abordarse de manera conjunta por los otros agentes involucrados: los propietarios, las empresas de Servicios Biocidas y las autoridades sanitarias. Por ello, se deben tener en cuenta aspectos como las revisiones y controles preventivos, y que éstos se realicen con la periodicidad adecuada.

Por todo ello, Anecpla ha creado un grupo de Trabajo de Legionella compuesto por empresas de Servicios Biocidas, fabricantes de productos químicos, laboratorios, consultores y personal de la Administración, en el que cabe destacar que uno de sus principales proyectos ha sido la revisión y las alegaciones al proyecto de modificación del R.D.865/2003, tratando temas como la definición de responsabilidades en cada una de las actuaciones, la importancia del diagnóstico de situación, el diseño y evaluación de la eficacia del Programa de Actuaciones en función del riesgo de las instalaciones, el incremento de formación continua para empresas y la formación para los encargados de actuaciones de vigilancia periódica, entre otros.

foto

Gemma Carrión durante la 23º Jornada Técnica de la Sociedad Española de Sanidad Ambiental.

 

Ante la detección de casos de infección por Legionella, se debería centrar la atención en las torres de refrigeración, condensadores evaporativos, sistemas de pulverización, etc., complementando con medidas de prevención locales (filtros para Legionella) las medidas generales de tratamiento para el control y la prevención de esta bacteria (hipercloración, choque térmico, etc.). El empleo de filtros bacterianos en el proceso final de elaboración alimenticia y en determinadas zonas estratégicas podría evitar gran parte de las infecciones por esta bacteria.

La clave fundamental es que el sector de la alimentación adopte los conocimientos necesarios sobre las normativas que existen acerca de Legionella para que a la hora de realizar los controles de las instalaciones de riesgo contemplen aspectos como su ubicación, materiales, accesos, etc., de manera que permitan el adecuado mantenimiento higiénico-sanitario de las mismas y reduzcan así al mínimo las posibilidades de presencia de la bacteria en las instalaciones.

Para evitar y controlar los brotes de Legionella es necesario un mayor control de las autoridades en aquellas instalaciones con riesgo de dispersión de esta bacteria, así como es fundamental el cumplimiento escrupuloso de la legislación por parte de titulares de dichas instalaciones. Será importante que aquellas empresas que precisen de los servicios de prevención y control de la Legionella sean extremadamente exigentes a la hora de elegir a las empresas de Servicios Biocidas contratadas, las cuales deben estar inscritos en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas con personal técnico en posesión del certificado del curso homologado que le avale como especialista y cuyos productos utilizados estén registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Es importante resaltar en este punto la creación por parte de Anecpla de una nueva Guía para la contratación de servicios de higienización y control de Legionella, cuyo objetivo es informar y asesorar a los titulares las instalaciones de riesgo sobre los criterios mínimos y opcionales a valorar en las diferentes ofertas presentadas por las empresas de Servicios Biocidas, así como para concretar las actuaciones de mantenimiento, prevención y control de Legionella, que debe realizar tanto el personal del centro como los profesionales de las empresas del sector de plagas.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Exposólidos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS