Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
En los últimos años, el sector de la videovigilancia se ha comodotizado drásticamente

El nuevo CCTV: garantizar la ciberseguridad y aprovechar los beneficios que aporta la nube

José Ignacio Sainz Macías, director de Ventas y Desarrollo de Negocio de Eagle Eye Networks para Iberia

17/07/2019
La evolución del CCTV ha sido continua desde su aparición en los años 40 para la observación del lanzamiento de cohetes. La grabación en cintas de vídeo y posteriormente en discos duros, la transición a IP, las videoanalíticas, los grabadores híbridos y, más recientemente, las nuevas tecnologías de HD sobre coaxial, son algunos ejemplos de esa evolución.

Sin embargo, en los últimos años, el sector de la videovigilancia se ha comodotizado drásticamente. Se ha producido un incremento en la competencia, ofertando productos similares y sin ningún valor añadido, lo que ha llevado al mercado del CCTV a una guerra de precios. El mismo proyecto es hoy entorno a un 80% más económico que hace 5 años, lo que obliga a multiplicar por 5 la productividad para lograr el mismo retorno que hace 5 años.

Además, en una guerra de precios no hay ganadores, ni siquiera los clientes finales. Al vender soluciones muy económicas, muchos fabricantes de CCTV no han prestado atención a la ciberseguridad, durabilidad, operación, mantenimiento y soporte de sus productos, con el consecuente impacto en el cliente final que no ve satisfechas sus necesidades.

Nos encontramos en una encrucijada, ya que el cliente final tiene necesidades que no son cubiertas con las soluciones de CCTV tradicional, pero la mayoría de los instaladores están demasiado ocupados en su guerra de precios, como para pararse a analizar las necesidades de sus clientes o buscar soluciones innovadoras que les permitan reducir costes y diferenciarse de su competencia.

No es momento de buscar culpables o quejarse, sino de hacerse una serie de preguntas importantes: ¿Es esta situación sostenible? ¿Qué puedo hacer? ¿Hacia dónde debo ir?

Las soluciones tradicionales de CCTV basadas en DVRs no parecen ser la respuesta a corto o medio plazo ya que no aportan diferenciación, tienen muchas limitaciones para el cliente final y requieren un gran esfuerzo económico por parte de los instaladores a nivel de instalación, mantenimiento y soporte: instalación de hardware y software en casa de cliente, actualizaciones de software recurrentes ante vulnerabilidades de ciberseguridad o nuevas funcionalidades, necesidad de apertura de puertos en casa de cliente, complejidad de acceso a las grabaciones, necesidad de hardware adicional ante cambios en la instalación. A todo esto, hay que sumarle la reducción en durabilidad del HW, la falta de actualizaciones software pasado un tiempo, el número limitado de sesiones concurrentes en un DVR, o la pérdida total de las grabaciones en caso de robo o incendio del DVR.

En los últimos años mucho se ha hablado de los beneficios que aportan las soluciones de videovigilancia en la nube, pero ojo, no es oro todo lo que reluce. La mayoría de estas soluciones son muy básicas y con limitaciones. Son cámaras con un firmware especial que se conectan directamente a un router de internet en casa de cliente y envían el vídeo a la nube, pero: ¿Qué pasa si se cae internet? ¿Cómo gestiono el ancho de banda de subida a internet para varios tipos de tráfico? ¿Está el contenido encriptado? ¿Qué pasa si el cliente cambia de proveedor de internet? ¿Dónde está la nube? ¿Qué nivel de certificación tiene esa nube? ¿Puedo grabar de forma continua? ¿Qué redundancia me ofrecen? ¿Cuántas cámaras y que modelos soporta la solución? ¿Soporta otras tecnologías además de IP? ¿Cómo garantizo la ciberseguridad? ¿Puedo correr vídeo analíticas en cualquier cámara? Obtener respuesta estas preguntas es fundamental a la hora de analizar cada solución. Muchas simplemente se escudan en que usan la nube de AWS, Microsoft Azure, o Google Cloud, pero esto no es garantía de que la solución sea óptima. Normalmente sólo se permite grabación por eventos, con un número limitado de eventos al día y también limitaciones en FPS y en el bitrate máximo por cámara. Almacenar vídeo requiere muchos GBs, no es lo mismo que guardar unos documentos de words o pdfs que son unos pocos MBs.

foto

La nube es un elemento clave en nuestro día a día, prácticamente todos los sectores han ido evolucionando poco a poco hacia la nube, pero en el caso del CCTV es fundamental seleccionar el partner correcto ya que estamos tratando con vídeo.

Eagle Eye Networks es líder mundial en soluciones cibersecurizadas de videovigilancia en la nube, dando servicio a cientos de miles de cámaras conectadas a nuestra plataforma en más de 80 países. CCTV Center es distribuidor oficial de las soluciones de vídeo cloud de Eagle Eye, uniendo a su larga trayectoria como especialista en vídeo los sistemas en la nube de Eagle Eye Networks.

Eagle Eye Networks fue fundada con el propósito de desarrollar sistemas de videovigilancia totalmente cibersecurizados y muy sencillos de operar y gestionar aprovechando las últimas tecnologías y beneficios de la nube. Todo esto se ve reflejado en ‘Cloud VMS’ una solución madura, desplegada comercialmente en miles de clientes y que ofrece grandes beneficios tanto al cliente final como al instalador:

  • No requiere instalación de software, ni actualizaciones recurrentes. Usuario siempre accede a la última versión y funcionalidades. Cambios de configuración con un click y remotamente.
  • Soporte de prácticamente cualquier cámara en el mercado: SD analógicas / IP / HD sobre coaxial.
  • Sistema totalmente cibersecurizado: Contenido encriptado y protección ante ciberataques o cámaras afectadas por backdoors or malware.
  • Acceso 24x7x365 desde cualquier navegador y aplicaciones para IOS y Android. Acceso ilimitado de usuarios de forma simultánea aprovechando los beneficios de conectividad de la nube.
  • Posibilidad de almacenar el contenido de las cámaras en la nube (con triple redundancia y grabación 24x7), o en local, o incluso un modelo híbrido con algunas cámaras en local y otras en la nube.
  • Soporte de vídeo analíticas en cualquier cámara (aunque no las soporte).
foto
  • Sin costes ocultos: Equipo bridge con garantía de por vida.
  • Protección ante caídas de internet: bridge guarda el contenido localmente hasta 48 horas, y una vez recuperado internet, lo transmite y sincroniza en la nube.
  • Gestión inteligente del ancho de banda de subida: Dependiendo de las necesidades y configuración de cada cliente final.
  • Soporte más rápido y de forma remota. No requiere port forwarding, soporta reseteo remoto de cámaras y envío de notificaciones si bridge o cámaras fallan.
  • Fácil acceso remoto a la descarga del contenido de las cámaras o incluso a creación de un enlace al contenido que puede ser compartido con las autoridades directamente.
  • Solución totalmente abierta, con un API público que permite integración con cualquier software de terceros.
foto

Como conclusión, las empresas exitosas son las que saben identificar las ‘market transitions’ de su sector y subirse a ellas, dejando de lado productos o tecnologías que han llegado a su pico de madurez y no les aportan ni valor ni diferenciación. Los primeros que reaccionen y sepan reinventarse tienen una gran oportunidad, los que no reaccionen y sigan ocupados deben recordar la frase ‘Reinventarse o morir’.

Un DVR con cámaras no es comparable a una solución avanzada de videovigilancia en la nube, son dos soluciones totalmente diferentes. A corto y medio plazo no se espera que las soluciones de vídeo vigilancia en la nube sustituyan completamente a las soluciones de CCTV tradicionales, pero si pueden complementarlas, dando a los instaladores una nueva solución que añadir a su portfolio y poderla posicionar en los clientes que la necesiten.

Es importante que los instaladores de seguridad tradicionales conozcan estas nuevas soluciones cibersegurizadas de videovigilancia en la nube, ya que pronto tendrán nueva competencia en el mercado. Los instaladores e integradores del sector IT están acostumbrados a lidiar con nuevas tecnologías y están descubriendo en las soluciones CCTV en la nube, el complemento ideal a sus propuestas de ciberseguridad.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.