Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
Canales Sectoriales
Seguridad Alimentaria
La globalización, el cambio climático y las nuevas tendencias de consumo son algunos de los principales factores que causan los actuales riesgos emergentes para la salud de las personas

Riesgos emergentes en la seguridad alimentaria, ¿para qué debemos prepararnos?

Nina Jareño05/03/2021

El representante en España de la Red Europea de Riesgos Emergentes (EREN), Juan José Badiola, participó en el 18° Congreso AECOC de Seguridad Alimentaria y Calidad con un análisis sobre los principales riesgos emergentes que existen en la actualidad sobre la salud de las personas. El doctor en veterinaria indicó que, actualmente, el 60% de los patógenos humanos son de origen animal y que en esa transmisión entre especies se concentran los riesgos futuros: “Se prevé una expansión de enfermedades zoonóticas, que actualmente afectan a 300.000 personas de la UE al año”.

“La Unión Europea ha desarrollado una estrategia para la identificación de riesgos emergentes en la alimentación humana y animal muy bien definida”, indicó Juan José Badiola solamente iniciar su intervención. ¿Pero qué es un riesgo emergente? “Son riesgos para la salud humana, animal o vegetal derivados del contacto con un peligro nuevo al que ha existido una exposición significativa o una nueva exposición o un incremento de la susceptibilidad a un peligro conocido”.

Con estos conceptos claros, es la Unidad de Riesgos Emergentes de la EFSA (European Food Safety Authority, agencia de la UE responsable de la identificación y caracterización de los riesgos alimentarios) la que ofrece apoyo directo para la detección de estos riesgos. Entre otros, la red EREN es la que se encarga de intercambiar esta información entre la Comisión Europea y los Estados miembros y EFTA.

foto

Así, desde EFSA se trabaja con un sistema de identificación basado en tres pilares: recoger y seleccionar datos, analizar y filtrar estos datos para detectar determinadas señales que puedan apuntar hacia un posible riesgo y, por último, intercambiar y compartir la información obtenida. ¿Cómo se hace esta identificación y filtrado? “Es un proceso complejo, pero básicamente las señales potenciales se caracterizan mediante cinco criterios –novedad, validez, inminencia, escalada y severidad– que se valoran entres grados: alto, medio y bajo”.

foto
Funcionamiento del sistema de identificación de riesgos emergentes.

En los aproximadamente 10 años de historia de la red EREN se han estudiado miles de señales. Tras un filtrado primario se identificaron unos centenares de señales potenciales, que se sometieron a un filtrado secundario para quedar reducidas a varias decenas –mayoritariamente contaminantes químicos y peligros microbiológicos–.

foto

Señales identificadas por la Red EREN.

Enfermedades emergentes, reemergentes y zoonóticas

La Organización Mundial para la Salud Animal (OIE) indica que el 60% de los patógenos humanos son de origen animal y que el 75% de las enfermedades animales emergentes pueden trasmitirse a los humanos. En los últimos 30 años han aparecido más de 40 nuevos agentes patógenos, causantes de enfermedades en humanos, animales o transmitidas entre ambos.

En el caso de los animales, más de tres cuartas partes afectan a varias especies y el 40% incluye a la especie humana entre sus hospedadores potenciales. Además, el 75% de los patógenos emergentes tiene carácter multihospedador. El 15% afecta sólo al hombre y a los animales; el 20% al hombre y a los animales silvestres; y el 40% al hombre y a los animales domésticos y silvestres. Así, solo el 25% de los patógenos son exclusivos de los humanos (o sin reservorio animal conocido).

Sabemos que estos agentes patógenos que causan enfermedades emergentes y reemergentes en humanos son bacterias (32%), helmintos (26%), hongos (17%), virus (16%) y protozoos (9%).

foto
Factores que influyen en la generación de riesgos emergentes

¿Cómo se produce la emergencia de un patógeno? “Por la adquisición de genes de virulencia, el atravesamiento de la barrera de especie, los cambios en la naturaleza de sus agentes biológicos (mutaciones, recombinaciones, desarrollos de resistencias…) o la transmisión cruzada de especies”, señaló Juan José Badiola.

Sobre la contención los riesgos, el portavoz de EREN asevera que “el problema más importante en la actualidad es el desarrollo de resistencia antimicrobiana”, lo que podría repercutir en una carencia progresiva de antibióticos y otros medicamentos efectivos.

En el caso de las enfermedades zoonóticas, son infecciones que se transmiten directa o indirectamente entre animales y personas. Se han identificado cerca de 300, la mayoría causadas por agentes biológicos con consecuencias en la salud animal, la salud pública y en la seguridad alimentaria. “Nos hallamos en el comienzo de un periodo en el que se prevé una expansión geográfica de estas enfermedades”, advirtió.

Las zoonosis alimentarias ocasionan enfermedades humanas y notables pérdidas económicas a los productores de alimentos y cada año afectan a más de 300.000 personas en la UE. Tal y como señala el representante en España de la Red EREN, “la protección de la salud frente a las zoonosis es un objetivo en todo el mundo y muy en particular en la Unión Europea”.

foto
Notificaciones de zoonosis.

Las enfermedades zoonóticas que son motivo de preocupación para Badiola son:

  • Hepatitis E: causada por un virus que se transmite por el consumo de productos del cerdo o jabalí crudos o poco cocinados.
  • Fiebre de Crimea-Congo: causada por un virus transmitido por garrapatas que ya ha causado fallecimientos en España.
  • Fiebre del Valle del Rift: virus africano que se transmite por vectores, por contacto o consumo de animales ifnectados.
  • Enfermedad del Nilo Occidental: causada por un virus que se transmite por vectores y afecta a aves, caballos y humanos.
  • Virus Nipah: transmitido por murciélagos frugívoros, presente en el sudeste asiático y se transmite por el consumo de alimentos contaminados y tiene un gran potencial epidémico.
  • Virus Hendra: transmitido por murciélagos frugívoros y descrito en Australia.
  • Virus Influenza: responsable de gripes y de repetidas pandemias.

Factores que precipitan la transmisión de enfermedades

“Los cambios climáticos y medioambientales tienen que ser reconocidos como una amenaza para la salud pública, animal y para la economía”, sentenció Badiola. Los cambios en las condiciones meteorológicas y climáticas, asociados al impacto medioambiental de las intervenciones derivadas de las grandes construcciones (pantanos o autopistas) y las talas masivas (deforestación), reducen progresivamente el espacio de las hábitats animales, lo que conduce a una mayor densidad de población y un acercamiento entre animales y humanos.

Esta alteración climática y de ecosistemas facilitan la adaptación de nuevos vectores (mosquitos y garrapatas) a nuevos territorios: “Ha habido un aumento de vectores y de la incidencia de las enfermedades transmitidas o provocadas por ellos en las dos últimas décadas y se espera que siga aumentando en los próximos años”.

Pero ¿cómo han llegado a Europa todos estos vectores? “A través de la globalización y la movilidad internacional, con un importante papel de los aviones y los buques”. En este sentido, el comercio mundial de alimentos tiene una “magnitud enorme pues supone entre 300.000 y 400.000 millones de dólares”. Para garantizar la seguridad, los países importadores exigen que los exportadores no constituyan una amenaza para la salud humana, animal o de las plantas, por lo que han establecido normas para garantizar su inocuidad. El Codex Alimentario trata de armonizar estas normas y facilitar el comercio. Asimismo, el movimiento de animales es otro factor relevante, así como la movilidad humana y su consecuente desplazamiento de animales silvestres.

Cambio en las pautas de comportamiento del consumidor

“Los hábitos alimentarios del consumidor actual no son estables y cambian por efectos de modas e influencias diversas. A nivel personal, me preocupa especialmente el consumo de productos crudos (carnes, pescados y leches). Toda la corriente que propone volver a ‘lo natural’ y rechazar lo procesado entraña riesgos: si no hay un tratamiento térmico de esos productos puede haber riesgos serios para la salud”, concluyó Juan José Badiola.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.

TOP PRODUCTS

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

SERVICIOS