Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
El Clúster de la Indústria d’Automoció de Catalunya (CIAC) presentó su informe anual a finales de marzo en Barcelona

El CIAC advierte: sin esfuerzo y renovación, gran parte de la industria del automóvil desaparecerá en 10 años

Esther Güell08/05/2019

El sector de la automoción vive un inicio de 2019 convulso. Si bien las cifras son positivas, las noticias de reducción de plantilla por parte de algunas de las marcas con planta de producción en Catalunya no son nada halagüeñas. “El resumen puede ser que vivimos un momento de transición”, expuso Josep Maria Vall, presidente del Clúster de la Indústria d’Automoció de Catalunya (CIAC), “y es necesaria una reinvención”.

A finales de marzo el Clúster de la Indústria d’Automoció de Catalunya (CIAC) congregó, como ya viene siendo habitual, a la prensa especializada y generalista para exponerles los principales datos del sector del automóvil, las tendencias y los retos futuros. Conscientes del momento de “disrupción global” que está viviendo este mercado, Josep Maria Vall, presidente de la entidad, apuntó que las empresas deben “transformarse a nivel tecnológico, implementar soluciones 4.0, evolucionar en cuanto a modelo de gestión y de negocio a fin de captar las oportunidades que emergen y emergerán”. De lo contrario, advierte que si no hacen los deberes una gran parte de ellas desaparecerán en los próximos años. “Y ello pasa por buscar también nuevas alianzas comerciales, socios tecnológicos que permitan complementar el producto para que sea aquello que querrá el fabricante de automóviles en el futuro”. Para Vall, es igualmente imprescindible potenciar el talento y la formación dentro y fuera de la empresa. “Y que conste que no es una visión negativa sino un toque de atención y la constatación que sólo podemos ir hacia adelante”, insistió. “El sector del automóvil está acelerado así que es ahora o nunca. Empezar la transformación dentro de 5 años es ir tarde”. Vall aseguró confiar también en “el tejido industrial del automóvil en Catalunya, su potencia y alta competitividad, experiencia y capacidad a nivel tecnológico y de talento para transformarse y para seguir ocupando posiciones de cabeza”.

foto
Josep Maria Vall (izq.), presidente del CIAC, y Josep Nadal, su Clúster Manager, presentaron ante la prensa la situación actual y futura del sector de la automoción en Catalunya.

2019, un año complejo pero lleno de oportunidades

Josep Maria Vall aseguró que “en momentos de dificultad es cuando más se mejora. Ahora estamos en este momento y, por lo tanto, existen oportunidades”. En este sentido, el presidente del clúster augura dificultades a lo largo de este año, en el que las compañías se enfrentarán a retos complejos: “las matriculaciones hasta el momento están descendiendo y ya el último trimestre de 2018 cerró a la baja, pese a los buenos resultados del primer semestre”. A falta de los datos definitivos, se estima que en 2018 el crecimiento del sector se situó sobre el 7%. Sin embargo, en septiembre de 2018 fue el primer mes en el que las matriculaciones decrecieron, registrando un 2,8% menos versus el año anterior, después de 5 años de crecimientos sostenidos. El CIAC señala como principales motivos de este decrecimiento el nuevo protocolo de homologaciones WLTP y la debilidad de la demanda entre particulares, provocada por la incertidumbre del propio mercado automovilístico que induce a retrasar la compra de un nuevo vehículo.

Asimismo, también apuntó que el centro de gravedad comercial se está trasladando del Atlántico al Pacífico, por el que Europa deberá redoblar esfuerzos para revertir las predicciones que apuntan que en 2030 menos del 5% de la producción global provendrá de la Europa occidental.

En este contexto de cambio y de incertidumbre, desde el CIAC se insta a la Administración a apoyar al sector: “Deben potenciar la actualización del parque automovilístico… que tiene una antigüedad media ¡de 12 años! Es fundamental contar con un plan estratégico que fomente y apoye la transformación del tejido industrial y que ofrezca incentivos para la compra de nuevos vehículos. No se trata sólo de potenciar el desarrollo del vehículo eléctrico sino también de sacar de la circulación aquellas unidades más contaminantes”, señaló Valls.

foto
Pese a los momentos de incertidumbre con que ha comenzado 2019, Josep Maria Vall aseguró que “en momentos de dificultad es cuando más se mejora. Ahora estamos en este momento y, por lo tanto, existen oportunidades”.

Impulsando la competitividad

Por su parte, el CIAC trabaja en determinados proyectos a fin de impulsar las oportunidades de negocio del tejido industrial que supongan una revolución tecnológica del automóvil, ayudando a las empresas a a adaptarse a los retos que deben afrontar. Actualmente la entidad cuenta con 200 socios y está integrada por seis comisiones que dirigen proyectos colaborativos del mundo de la industria automovilística para potenciar la innovación, la formación, la productividad y la sostenibilidad en este campo, y en los que están involucrados alrededor de 800 profesionales del sector.

En esta línea, Josep Maria Vall destacó el papel del CIAC para impulsar las sinergias y los proyectos colaborativos entre las compañías: “En la actual situación de revolución tecnológica esta tarea de catalizador aún toma más importancia para contribuir a mejorar la competitividad de un sector vital para el desarrollo industrial y económico de Catalunya. Sólo a modo de ejemplo, el CIAC recibió 67 retos propuestos por los socios durante el 2018, de los cuales 44 se llevaron a cabo y se financiaron desde el CIAC. De estos proyectos más de la mitad estaban relacionados con la Industria 4.0”.

A nivel de proyectos, recientemente el CIAC, con la participación de Nissan, Meleghy Automotive, el centro tecnológico Eurecat, SGS y la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC), ha impulsado un proyecto pionero en el sector para introducir los exoesqueletos en la industria de la automoción. Se trata de la única iniciativa desarrollada hasta ahora para evaluar la viabilidad de esta tecnología disruptiva en la industria de la automoción que cuenta con el acompañamiento de la Administración y que, sin duda, supone una revolución y un reto para las empresas del sector.

Sigue faltando formación

“Catalunya tiene todos los elementos para convertirse en el hub de formación relacionada con la automoción en el Sur de Europa”. Sin embargo, sigue siendo la asignatura pendiente. Por ello, el CIAC trabaja con universidades, escuelas de negocio y formación profesional para fomentar la oferta formativa en el campo de la automoción, con la voluntad de facilitar a las empresas la captación de talento y poder dar una respuesta eficaz a sus demandas. Y, en este sentido, la entidad presentó un ambicioso proyecto, la ‘Plataforma del talento’, que se basará en dar acceso a los estudiantes a su plataforma de gestión de proyectos, que cuenta con 4.500 usuarios que representan el abanico de compañías de la industria del automóvil en Catalunya.

“Mediante esta iniciativa, el CIAC abrirá su plataforma de proyectos, el próximo año académico 2019-2020, a unos 250 estudiantes de segundo y tercer curso del grado en Ingeniería de Automoción, más adelante lo ampliaremos a más universidades y grados, para que tengan un contacto muy cercano de 2 a 3 años con las compañías del sector, puedan conocer de cerca los retos y proyectos pioneros que se están llevando a cabo e, incluso, asistir a reuniones de trabajo”, explicó Vall.

Josep Nadal, el Clúster Manager del CIAC, añadió: “Existen muchos jóvenes interesados en trabajar en el sector automoción. Algunos de ellos tienen a toda su familia trabajando en él. Por ello, la ‘Plataforma del talento’ quiere exponer los retos reales de la industria a los alumnos, que deberán desarrollar proyectos finales de curso, de grado, etc. e incluso a partir de segundo curso de grado, estos alumnos podrán participar en las reuniones de trabajo del Clúster para irlos introduciendo a la realidad de la industria”. El objetivo es que ellos mismos vayan ‘catando’ y conociendo sus propias capacidades y talentos en un entorno seguro como es la Universidad, y dentro del Clúster.

Vinculados a los proyectos reales en los que están trabajando los miembros del CIAC, se lanzarán retos para los alumnos para que puedan poner en práctica sus conocimientos y detectar cuáles son sus intereses y talentos principales. Esta iniciativa también aportará información valiosa a las empresas, ya que ofrecerá material real sobre el trabajo realizado por cada estudiante. El proyecto comenzará el próximo septiembre con el inicio del curso 2019-2020.

foto
Los responsables del CIAC presentaron también un ambicioso proyecto, la ‘Plataforma del talento’, que pretender dar acceso a estudiantes a su plataforma de gestión de proyectos, formada por 4.500 usuarios que representan el abanico de compañías de la industria del automóvil en Catalunya.

Radiografía del sector

Los representantes del CIAC aprovecharon el encuentro para presentar los datos del estudio de la dimensión y el impacto del sector del automóvil en Catalunya elaborado por el CIAC en colaboración con KPMG.

Actualmente, la industria de la automoción en Catalunya genera más de 143.400 puestos de trabajo, lo que representa un 4,2% sobre la población activa catalana. La facturación total del sector supone el 10,16% del total del PIB catalán. En Catalunya se produjeron 542.484 vehículos en 2018, con una facturación de más de 23.800 millones de euros, mientras que se registraron 185.105 matriculaciones, un 2,8% menos que en 2017. En cuanto a la distribución de las matriculaciones para tipo de combustible, se computan 114.841 vehículos de gasolina, un 23,63% más respecto 2017, 52.027 vehículos de diésel, con una caída del 37,41%; y 18.237 vehículos eléctricos, con un incremento del 26,02%.

“Con este informe hemos creado una radiografía de la industria del automóvil catalana. Se trata de una herramienta fundamental para dar visibilidad al impacto y a la contribución económica y social del sector y también para poner en relieve el papel clave de esta industria en Catalunya”, apuntó Josep Maria Vall.

El informe también enumera las principales tendencias vinculadas con el sector en Catalunya para este 2019. En primer lugar, se detecta un desplazamiento geográfico en el volumen de producción de vehículos del Atlántico al Pacífico, con China alzándose como líder indiscutible de la movilidad eléctrica.

Las formas de propulsión de los vehículos será un asunto de máxima trascendencia este año. De cara al 2040, se estima que el 30% de los vehículos fabricantes serán de batería eléctrica, el 25% serán híbridos, el 23% eléctricos con pila de combustible y el 22% motores de combustión interna. En este sentido, la clave reside en saber adaptarse a los cambios y ajustar el mix de producto, invirtiendo más en tecnología.

A nivel tecnológico, la conectividad y la digitalización serán tendencias clave. A pesar de que todavía queda camino para el vehículo autónomo, el coche híper conectado, que integra los dispositivos móviles y las aplicaciones existentes con la propia conectividad del vehículo, cada vez será más valorado por el usuario.

El ecosistema de movilidad y las nuevas formas de entender el vehículo como servicio y no como propiedad serán también una de las principales tendencias. Los nuevos hábitos de consumo y de desplazamiento están empujando el sector hacia nuevos modelos de movilidad compartida y sostenible. Así lo evidencia la estadística sobre el número de conductores noveles en España que ha descendido entre 2004 y 2014 en casi un 50%. En opinión de Vall, “la tecnología ya está preparada, ahora faltan las infraestructuras”.

Recientemente, el CIAC también ha llevado a cabo un análisis para valorar la afectación en la industria catalana de los componentes de la introducción del vehículo eléctrico y conectado, con la misión de ofrecer información y datos sobre la situación actual, analizar cómo se transformará esta industria y hacia dónde debe evolucionar.

foto
Esta infografía resume en pocas palabras el peso de la industria del automóvil en Catalunya. Fuente: CIAC.

Finalmente, Vall abordó el tema del edificio de Martorell, que “no ha acabado cumpliendo el cometido por el que se proyectó. Es un edificio propiedad de Servei Català d’Ocupació, que depende del departamento de Treball… y donde la Administración quiere seguir dando formación ocupación”. Y apuntó que el sector no esperará a llegar a un acuerdo “que nunca acaba de concretarse” para ofrecer allí los cursos de formación profesional por el que se creó, pensando en y para la industria. “Si la Administración no ofrece una solución, el sector la buscará por su cuenta porque se trata de una necesidad”, apuntando que el CIAC ya trabaja en buscar alternativas para llevar a cabo los cursos para formar los profesionales que demanda el sector.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

VÍDEOS DESTACADOS

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Ferrer-Dalmau Country ManagersS-MOVING 9 - 10 de octubre de 2019 Málaga

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS