Doing business in Spain? Interempresas Media is the key
“Según nuestras estimaciones, el potencial técnico-económico de generación a través de redes de calor es algo más de 22 TWh al año”

Entrevista a Pedro Luis Espejo, manager del departamento de consultoría estratégica de Creara, Energy Experts

21/09/2022

En abril del 2016 se publicaba en la web de la Comisión Europea el informe 'Evaluación completa del potencial de uso de la cogeneración de alta eficiencia y de los sistemas urbanos de calefacción y refrigeración eficientes', que se ha actualizado recientemente. La nueva versión, aún no disponible de forma pública en la misma web, actualiza la demanda nacional de calor y frío, a la vez que realiza un análisis coste-beneficio a nivel país para valorar el potencial técnico y económico de diferentes tecnologías de generación de calor y frío. Las consultorías Creara, Energy Experts y AESA, han sido la encargadas de realizar el estudio para el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético, el órgano responsable del mismo.

Entrevistamos a Pedro Luis Espejo, manager del departamento de consultoría estratégica de Creara, Energy Experts, que nos explica las principales novedades de este estudio y cómo van a encajar las redes de calor y frío en la transición energética de nuestro país.

foto

En primer lugar, ¿nos podría hacer un breve resumen sobre el contenido de este estudio? ¿Cuál es su objetivo?

El principal objetivo de este estudio, de forma muy resumida, es la identificación de las tecnologías eficientes más favorables para satisfacer la demanda energética de calor y frío en España a través del análisis de su potencial técnico y económico.

Para realizar el estudio, primero hemos tenido que definir la demanda de calor y frío total en España para los sectores residencial, industrial y terciario. Sobre esa demanda, hemos determinado un escenario base a través de la identificación de las tecnologías que satisfacen cada uno de los millones de puntos de demanda de país. Posteriormente, hemos analizado el potencial técnico y económico de diferentes tecnologías eficientes seleccionadas en cada uno de los puntos de demanda, midiendo también su impacto en energía primaria y reducción de emisiones. Para terminar, diseñamos el mejor escenario alternativo coste-eficiente, seleccionando para cada punto la solución idónea desde un punto de vista técnico-económico.

En 2016 ya realizaron un estudio similar que ya está publicado en la web de la Comisión. ¿Qué novedades incluye el nuevo estudio respecto al anterior? ¿Es una mera actualización o hay algún elemento innovador?

Este estudio es mucho más ambicioso que el realizado en 2016. Ya partíamos de una buena base de conocimiento y experiencia previas, y eso nos ha permitido dar un nuevo enfoque y una vuelta de tuerca al análisis. Gracias al desempeño del equipo de AESA (que ha sido clave en la ejecución de todo el proyecto) y del equipo de profesionales de Creara hemos podido realizar diferentes mejoras en la metodología. Por ejemplo, hemos agrupado toda la información disponible en una única base de datos, hemos realizado un doble análisis de las soluciones estudiando el potencial de tecnologías in-situ y tecnologías colectivas (como redes de calor y frío) y se han incorporado nuevos elementos en el análisis económico, como los costes de reemplazo, costes de reinversión y derechos de emisión.

Ha mencionado las redes de frío y calor. ¿Qué papel han desempeñado en el informe?

Las redes han sido una de las tecnologías eficientes a estudiar. En concreto, hemos tenido en cuenta redes de calor y frío de diferente naturaleza: redes de calor residual de industrias; de calor residual de centrales térmicas o incineradoras de residuos; de biogás o biomasa; de geotermia de uso directo; de cogeneración o micro-cogeneración; de solar térmica con y sin concentración; y de bombas de calor aerotérmicas y geotérmicas.

¿Cómo se realiza un análisis del potencial de redes de calor y frío?

Es una labor difícil, pero gracias al trabajo conjunto de AESA y Creara hemos sacado adelante un análisis muy completo. AESA se encargó de desarrollar una metodología mediante la cual agrupaba puntos de demanda a partir de un criterio de proximidad respecto a un ofertante de calor. Desde Creara, pudimos aportar nuestra experiencia en la elaboración de estudios de previabilidad de este tipo de redes, sobre todo con datos técnicos y económicos.

En este sentido, en Creara somos pioneros en ofrecer este tipo de estudios en España. Gracias a una herramienta podemos simular una red de calor y frío determinada que incluya puntos de oferta y demanda, viendo la previabilidad técnica y económica (haciendo una simulación de los costes que se requieren). Estos planes de previabilidad son ideales para estudiar redes de calor potenciales en una primera fase y ver si merece la pena seguir haciendo estudios mucho más profundos y costosos. Los planes de previabilidad van dirigidos tanto a organismos públicos, por ejemplo diputaciones o municipios, que quieran empezar a valorar la instalación de una de estas redes; como a empresas privadas que hayan identificado algún área potencial y quieran cuantificar, de forma coste-eficiente, los principales parámetros de la red y los rendimientos económicos.

“En Creara somos pioneros en ofrecer estudios de previabilidad de redes de calor en España”

¿Cuáles han sido los resultados del estudio?

Los resultados han sido alentadores y el estudio ha arrojado conclusiones muy interesantes. En España tenemos un buen potencial técnico de redes de calor, con capacidad de generación superior a los 100 TWh/año. Sin embargo, las elevadas inversiones y los costes de mantenimiento cercenan el potencial económico de las redes para los inversores privados, y por lo tanto reducen su número significativamente (lo cual explica que no sea una solución muy extendida en nuestro país). Así, según nuestras estimaciones, el potencial de generación a través de las redes de diferente naturaleza analizadas, considerando los dos potenciales (el técnico y el económico) es de aproximadamente 22 TWh/año, principalmente a través de redes geotérmicas y de biomasa.
Otra de las grandes conclusiones es el efecto positivo que tienen las redes de calor en la sociedad. Para ver este impacto se aplican diferentes externalidades al estudio económico previo analizado desde el punto de vista de un inversor privado. Concretamente, se tienen en cuenta el impacto de las diferentes soluciones en el medio ambiente, el impacto sobre la macroeconomía y el impacto sobre la dependencia energética del país respecto al exterior. Así, hemos podido identificar que, a pesar de que el potencial económico de las redes es más limitado para los inversores privados debido a las grandes inversiones requeridas, para el conjunto de la sociedad las redes tienen, en la mayoría de los casos, un impacto muy positivo.

¿Y qué valor aporta esta información para los organismos públicos?

Mediante este tipo de estudios, los organismos públicos son capaces de identificar aquellas tecnologías que, si bien tienen un buen impacto para la sociedad, no se implementan porque no son rentables para los inversores privados. Es decir, se pueden identificar líneas de ayudas o subvenciones potenciales para favorecer la implementación de las tecnologías más beneficiosas. Como contraparte, también se pueden identificar soluciones que generen un retorno muy generoso a inversores privados pero que tengan un impacto negativo en la sociedad.

En definitiva, es un buen ejercicio para tener una mayor sensibilidad sobre lo que ocurre en el mercado, dar una explicación e intervenir en lo que se considere preciso.

Precisamente, a finales de julio salió publicado un programa de incentivos para favorecer la implementación de redes de calor por el IDAE. No estoy diciendo que ese programa en particular venga como consecuencia directa de nuestro estudio, porque desconozco esa información. Solo quiero resaltar que este tipo de estudios puede ayudar a la hora de poder definir esos incentivos.

En este programa de incentivos, IDAE destina 100 millones de euros a redes de generación renovables con potencia superior a 1 MW, con un máximo de 15 millones por proyecto. La convocatoria se estructura en dos programas diferentes, una dirigida a organismos públicos principalmente y otra a entidades privadas. El plazo de presentación de solicitudes se extiende del 26 de septiembre hasta el 28 de octubre de 2022, y entre los gastos elegibles para la subvención se encuentran los estudios de previabilidad que ofrece Creara. Por tanto, nuestro servicio es idóneo para estas ayudas y afortunadamente estamos a tiempo aún de realizarlo.

¿Cuál es el principal reto al que os habéis enfrentado?

No ha habido solo un reto, han sido varios. Como se puede intuir por la complejidad del estudio, en varias ocasiones a lo largo de estos meses nos hemos visto en diferentes encrucijadas, con problemas de falta de información o con algunos errores que no hemos podido solventar de forma evidente y que nos han dado más de un quebradero de cabeza. Sin embargo, gracias al apoyo del IDAE, y sobre todo a la buena sintonía del equipo formado por AESA y Creara, con grandes profesionales de perfil técnico y económico y con mucha experiencia en este tipo de consultoría, hemos conseguido realizar un estudio de calidad. Desde aquí, invito a los lectores a que consulten el estudio de 2016, y a que estén alerta para la publicación de la actualización del estudio con todas las novedades que incorpora.

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos

Responsable: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Suscripción a nuestra(s) newsletter(s). Gestión de cuenta de usuario. Envío de emails relacionados con la misma o relativos a intereses similares o asociados.Conservación: mientras dure la relación con Ud., o mientras sea necesario para llevar a cabo las finalidades especificadasCesión: Los datos pueden cederse a otras empresas del grupo por motivos de gestión interna.Derechos: Acceso, rectificación, oposición, supresión, portabilidad, limitación del tratatamiento y decisiones automatizadas: contacte con nuestro DPD. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar reclamación ante la AEPD. Más información: Política de Protección de Datos