Doing business in Spain? Interempresas Media is the keySáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
Generan nuevas oportunidades de obtener ingresos

El futuro de los SAI: Edge, baterías Li-Ion y servicios digitales

Oscar Pons, Product Manager de la división Secure Power Iberia Schneider Electric

14/03/2019
El uso de Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI) en aplicaciones Edge o de Micro Data Centers es una de las grandes tendencias del sector IT. En el caso de los entornos Edge, para que la infraestructura física pueda dar apoyo a arquitecturas hiperconvergentes y entornos virtualizados, las soluciones de baterías de Ion-Litio – o Li-Ion – y los servicios digitales serán la clave.
foto

Oscar Pons, Product Manager de la división Secure Power Iberia Schneider Electric.

En el primer caso, el mercado está empezando a responder positivamente a las baterías Li-Ion viendo sus grandes ventajas técnicas – mayor capacidad, protección y ahorro – y su coste total a largo plazo.

En el segundo, el uso de SAI en este tipo de entornos genera oportunidades de ingresos extra para los profesionales IT, que pueden ofrecer servicios digitales a sus clientes.

Las ventajas de los SAI alimentados con baterías Li-Ion

Aunque las baterías Li-Ion se han estado utilizando de forma comercial desde hace dos décadas, no eran una opción viable para aplicaciones de SAI. Los avances en los procesos químicos y las tecnologías de los iones de litio que se han ido produciendo durante los últimos 10 años han cambiado esta situación. Hasta ahora, los SAI se alimentaban mediante baterías de plomo-ácido reguladas por válvulas (VRLA, por sus siglas en inglés), pero esta tendencia está empezando a cambiar. Entre los principales motivos, destacan:

  • Las baterías de Li-Ion pesan tres veces menos para la misma cantidad de carga que las VRLA, por lo que son más fáciles y seguras de instalar en cualquier ubicación.
  • La vida útil de las baterías Li-Ion es entre dos y tres veces más larga, por lo que se minimiza, o elimina, la necesidad de sustituirlas a lo largo de la vida útil del SAI.
  • Pueden soportar rangos de temperatura más elevados – hasta 40°C – sin perder calidad en la energía o el rendimiento, lo que puede significar menores costes de refrigeración, un elemento importante en los costes operacionales, especialmente en instalaciones como los centros de datos.
  • Las baterías Li-Ion permiten una mayor cantidad de ciclos de carga y descarga, hasta 3.000 o más, frente a los 300 de las VRLA.

Además, se han realizado grandes avances en los procesos químicos, las celdas son más estables, se han perfeccionado los procesos de fabricación, los materiales son más duraderos y todas las Li-Ion incluyen un BMS que realiza un control exhaustivo de la carga y la descarga para evitar temperaturas poco seguras dentro de las celdas de iones de litio. Todo ello hace que su nivel de seguridad sea comparable al de otros tipos de baterías.

Cierto es que los SAI alimentados con baterías Li-Ion tienen un coste inicial más alto que los que utilizan baterías VRLA. Sin embargo, esta inversión se recupera gracias a la mayor vida de servicio de las Li-Ion. Si sumamos todos los beneficios – mayor ciclo de vida, más rendimiento y menos gastos de mantenimiento -, las baterías de Li-Ion ofrecen un Coste Total de Propiedad (TCO, por sus siglas en inglés) hasta un 35% menor que las VRLA.

foto

El mercado está empezando a responder positivamente a las baterías Li-Ion viendo sus grandes ventajas técnicas.

Nuevas oportunidades de ingresos

Los SAI alimentados con baterías Li-Ion permiten a los proveedores del sector IT generar oportunidades de ingresos extra. No solo porque el coste inicial de este tipo de baterías es más alto y, por tanto, el proveedor percibe mayores ingresos, sino porque al implicar un menor Coste de Propiedad a lo largo de su vida útil resultan más rentables para los clientes, lo que debería favorecer su venta.

Además, amplían en mucho las posibilidades de casos de uso. Al requerir menor nivel de servicio durante su ciclo de vida, se reduce el coste de explotación en el caso de micro data centers o de pequeñas salas de servidores, en ubicaciones remotas y dispersas, como puede ser por ejemplo el caso de redes de oficinas, tiendas, y puntos de atención sanitaria. Así mismo su capacidad para soportar mayores temperaturas de trabajo permite la operación en entornos donde no suele haber un control ambiental estricto como en ocasiones puede ser en entornos industriales.

Finalmente, el uso de SAI en entornos Edge o centros de datos permite que los proveedores IT generen ingresos extra ofreciendo servicios digitales a sus clientes, como, por ejemplo, un mejor servicio de mantenimiento. Así, el profesional integrador puede monitorizar su parque de equipos y ofrecer mantenimiento predictivo a los clientes, y los Proveedores de Servicios Gestionados (MSP, por sus siglas en inglés), pueden proporcionar servicios de monitorización.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Cada componente importa

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS