Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Controlar plagas mediante temperatura es posible

02/10/2020

El control de plagas mediante tratamiento térmico surge para dar respuesta a la necesidad de eliminar las posibles plagas con un método eficaz, limpio y rápido.

foto

Algunas de sus principales ventajas son:

  • El tiempo necesario para que este tipo de desinsectación tenga efecto es muy rápido. El proceso suele durar entre 3 y 48 horas y no requiere un periodo de seguridad posterior antes de permitir de nuevo el acceso a la zona en cuestión.
  • Es totalmente seguro para las personas, por lo que no restringe la actividad en zonas colindantes, ni requiere sellar herméticamente la zona afectada para su efectividad.
  • Es altamente efectivo contra los insectos, afectando a todas las fases de su desarrollo, eliminando huevos, larvas e insectos adultos por igual.
  • Tiene un alcance completo en el área afectada, consiguiendo desde los focos de infestación o colonias más grandes hasta las zonas más aisladas. Esto permite adecuar los programas de higienización para evitar plagas en el futuro.
  • Permite un control ecológico de plagas y enfermedades al no utilizar sustancias biocidas como insecticidas, aerosoles u otros gases nocivos para la salud, este método cumple con la normativa de análisis de peligros y puntos de control críticos (APPCC).
  • Este método puede adaptarse a cualquier tipo de industria o espacio, en los últimos años ha ganado gran popularidad por muchas empresas del sector agroalimentario, buscando métodos de control de plagas agrícolas que eviten afectar directamente a su producción.

Cómo funciona el proceso de control de plagas por temperatura

Las plagas de insectos se desarrollan habitualmente en el rango de temperaturas comprendido entre los 15º y los 35°C. Para este tipo de desinsectación se requieren equipos especializados que consiguen elevar y mantener la temperatura ambiente del espacio en cuestión a una temperatura que debe oscilar entre los 50º y 60°C durante un tiempo determinado, este salto térmico consigue eliminar a los insectos afectando directamente a sus sistemas biológicos.

El proceso se divide en varias fases:

  • Calentamiento: Durante este proceso se introduce en la estancia a desinsectar aire caliente procedente del equipo mediante una manguera, elevando la temperatura gradualmente hasta alcanzar una temperatura superior a 50°C. Debe considerarse retirar del espacio afectado aquellos equipos o elementos que puedan sufrir daños ante temperaturas elevadas.
  • Mantenimiento: Una vez alcanzado el rango de temperatura requerido, es necesario mantenerla durante un período de entre 3 y 48 horas en el que poco a poco se irán eliminando todos los insectos, dado que la alta temperatura produce que las proteínas y las encimas de los insectos se coagulen, afectando a todas las etapas de su ciclo evolutivo.
  • Enfriamiento: Una vez finalizado el tratamiento, la temperatura debe descender de manera gradual hasta alcanzar su nivel habitual para evitar posibles daños causados por el salto de temperatura.

Para el control de plagas mediante temperatura Met Mann ha desarrollado un calefactor eléctrico de alta temperatura, el modelo Kill Mann. Se trata de un dispositivo diseñado especialmente para el control de plagas mediante temperatura, con un formato que facilita su transporte y una elevada versatilidad, permitiendo adaptar el equipo a otros usos, como el de calefacción o ventilación.

Empresas o entidades relacionadas

Met Mann

Suscríbase a nuestra Newsletter - Ver ejemplo

Contraseña

Marcar todos

Autorizo el envío de newsletters y avisos informativos personalizados de interempresas.net

Autorizo el envío de comunicaciones de terceros vía interempresas.net

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Protección de Datos