Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Transportistas de ganado: Somos acosados en muchos casos por los lobby animalistas

Redacción oviespana.com13/04/2020
Transportistas de ganado: Somos acosados en muchos casos por los lobby animalistas

El transporte de ganado es, "en muchos casos, acosado y perseguido" por el lobby animalista, "y en el 95 % de los casos es de manera injustificada" y con acciones que "perjudican a los animales de manera directa".

Así lo asegura en una entrevista con Efeagro el gerente de la Asociación Nacional de Transportistas de Animales Vivos (ANTA), Pedro Martínez, quien señala que estos movimientos "presionan" a las autoridades de distintos países para "hacernos controles de casi una hora" en carretera, con el fin de "verificar" que se cumplen las normativas de bienestar animal.

Esa parada "produce un retraso de hasta una hora en llegar al destino", algo que, según Martínez, es "contraproducente -para el ganado- cuando lo que buscan el bienestar de los animales".

Se trata de un lobby que, a su juicio, "ponen en peligro" la seguridad vial al "perseguir" a los camiones durante "cientos de kilómetros, estresando al conductor" que va al cargo de un vehículo de "alto tonelaje".

En su opinión, es una actitud "muy poco inteligente", ya que "pone en peligro a todos los usuarios de la red viaria".

Por otro lado, el gremio está ahora trabajando con la entidad certificadora "Acerta" para obtener un sello de calidad para cada una de las especies e implementar aún más el bienestar animal en el transporte.

Este sello, llamado Welfare on Wheels (WOW, por sus siglas en inglés), "saldrá a la luz en los próximos meses" e irá "más allá" del actual reglamento comunitario, subraya.

Otro de los asuntos de interés para el sector es la necesidad de conjugar correctamente el derecho al descanso del conductor con la celeridad del transporte al llevar animales vivos.

En ese sentido, destaca que este transporte es el "único" que debe cumplir dos normativas de dos ministerios distintos (Agricultura y Transportes).

De acuerdo a sus datos, en "muchos casos" son multados por exceder sus tiempos de conducción en "cinco o 20 minutos" para llegar al destino y descargarlos.

Para el presidente de ANTA, es "bastante inverosímil" que el Reglamento comunitario 1/2005 permita ampliar el tiempo de viaje en dos horas -"siempre y cuando se llegue a destino"- para favorecer el bienestar y, sin embargo, el Ministerio de Transportes "obligue" al chófer a parar de manera "súbita" al cumplir su rutina de tiempos, aunque esté cerca de la zona de descarga.

"Es contraproducente que una normativa te deje exceder hasta dos horas por bienestar animal y otra no te deje pasar ni un minuto sin tener en cuenta la carga que llevamos", resume.

Por otro lado, los transportistas están esperando que se concrete el listado de centros de limpieza y desinfección en términos nacionales específicos para ellos, algo que es obligatorio para las comunidades autónomas desde la aprobación de un Real Decreto en noviembre pasado.

Ya tienen un borrador de ese listado, y Martínez afirma en que el "70-80 %" de los centros de limpieza son de uso privado: es "preocupante" y "más ahora cuando la bioseguridad es algo esencial", tras opinar que el hecho de ser privados dificultará el acceso de los operadores, cuando es un servicio "básico y obligado".

No obstante, reconoce que hay transportistas "interesados" en crear centros, pero "siempre para uso privado".

Desde ANTA, en todo caso, defienden la necesidad de "armonizar" los precios de los trabajos de limpieza y desinfección para que las instalaciones "sean rentables y se abran a terceros usuarios".

Entre las reivindicaciones, también reclaman el aumento de la Masa Máxima Autorizada (MMA) a 44 toneladas en semirremolques y a 46 toneladas en trenes de carretera, para ser "igual de competitivos" que otros países como Francia y Portugal que ya las tienen implantadas.

Permitir esas subidas, apunta, "no interferiría" en el bienestar del animal dentro del camión, ya que con esta subida de carga "se seguiría cumpliendo" el Reglamento (CE) 1/2005; lo que quiere decir que "en la actualidad cargamos menos de lo que podríamos en realidad".