Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La Sanidad uruguaya alerta sobre el riesgo de ingreso de "lengua azul" desde Brasil

Redacción oviespana.com09/01/2018
La Sanidad uruguaya alerta sobre el riesgo de ingreso de

Las autoridades del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) del Uruguay pidieron ayer a los actores que intervienen en la cadena cárnica nacional extremar las precauciones ante el riesgo de ingreso de la enfermedad animal "lengua azul" desde Brasil.
La "lengua azul", formalmente denominada como fiebre catarral, afecta al ganado vacuno, ovino y caprino y fue detectada en la localidad de Santa María, ubicada en el Estado brasileño de Río Grande del Sur, limítrofe con Uruguay, donde se registraron tres casos.
El titular de la división de Sanidad Animal del MGAP, Carlos Fuellis, explicó a la emisora local Radio Uruguay que la "lengua azul" no es contagiosa, aunque la enfermedad sí puede ser trasladada a través de un "vector", que en este caso consiste en un mosquito.
"El vector es un mosquito, que es el que transporta el virus de un animal al otro", señaló el alto funcionario del MGAP.
Entre las características de esta fiebre catarral, Fuellis describió el "exuberante exudado nasal" en los animales, así como la "salivación profusa" y la "inflamación o edema en la parte nasal" del animal.
"Genera dificultades a nivel de la lana y, fundamentalmente, si hay ovejas preñadas -que no es la época- puede haber abortos", manifestó el director del Ministerio.
Sin embargo, resaltó que la "dificultad más grande" de esta enfermedad se ubica a "nivel comercial".
"Hay mercados que ante la presencia de la enfermedad pueden cerrarse. Por eso, hay que resolver, controlar y vigilar esta enfermedad", agregó.
Por el momento, el país suramericano está libre de esta enfermedad, que en Brasil lleva registrados tres casos, aunque allí la incidencia es poco frecuente, detalló Fuellis.
"Lo que hacen los servicios ganaderos es nada más que mantener activa la vigilancia epidemiológica a nivel de la comunidad sanitaria. Lo que hay que hacer es vigilar", agregó el directivo del MGAP y destacó que Uruguay es un país que está "libre" de la enfermedad