Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Las empresas cárnicas miran al exterior ante la menor actividad del mercado nacional

Redacción oviespana.com31/01/2011
La Asociación Española de Empresas de la Carne (Asocarne) ha asegurado que el futuro de la industria cárnica se encuentra en la comercialización de sus productos tanto a nivel intracomuniario como a terceros países ante la menor actividad del mercado nacional. El secretario general de Asocarne, Fernando Pascual, ha destacado que las empresas están trabajando para ampliar mercados y que, en materia de comercio exterior, la colaboración entre la administración y el sector está siendo “realmente un éxito”.
Fruto de esta labor, durante 2010, se ha ampliado el número de establecimientos exportadores a países como China y México y se han vuelto a abrir mercados de Oriente Próximo. Asimismo, las empresas cárnicas están accediendo a nuevos países como Perú y Ecuador y están intentando abrir otros mercados del sudeste asiático como Malasia o Singapur.
Ha explicado que durante el pasado año no se han producido “graves” problemas en los mercados ya abiertos para las empresas españolas, si bien se presentan retos como la unión aduanera entre Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, ya que han planteado a la Unión Europea una renegociación de las listas con las empresas autorizadas para exportar a estos países.
Asimismo, otros de los problemas emergentes, según Pascual, es el foco de fiebre aftosa en Bulgaria y de peste porcina africana en Rusia, ya que teniendo en cuenta que más del 40% de la exportación comunitaria de animales vivos y carne se dirige a este país “tenemos un riesgo enorme de propagación de enfermedades”.
En el ámbito comunitario, ha asegurado que “estamos ante un proceso cada vez más fuerte de nacionalización de los mercados europeos”. En este sentido, se ha referido al reglamento comunitario que introduce la obligación de indicar en la etiqueta el origen de la carne distinta del vacuno, para la que ya se exige este requisito.
Respecto a la escalada del precio de los cereales, ha señalado que influye “enormemente” en las empresas cárnicas, y aunque los ganaderos resisten en la producción, los censos han descendido en ovino, vacuno y porcino, por lo que los mataderos, que son otro eslabón de la cadena, tienen que sacrificar menos.
La industria cárnica, según ha destacado, se encuentra entre un ganadero que pierde dinero y una gran distribución comercial que no “te admite el tema de costes”, por lo que está disminuyendo la actividad al tener que asumir el sector ese incremento y se esta produciendo una reestructuración del sector industrial.