Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

En la última década, la producción de carne de ovino cae a la mitad y el precio al ganadero apenas ha subido

Redacción oviespana.com17/10/2013
En la última década, la producción de carne de ovino cae a la mitad y el precio al ganadero apenas ha subido

El precio de la carne de ovino está en ascenso en los últimos años y se van recuperando los niveles que se habían alcanzado hace una década, según los datos oficiales del Anuario de Estadística 2012, elaborado por los servicios técnicos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA). Sin embargo, las toneladas producidas de carne de ovino, no han dejado de disminuir en esos diez años, reduciéndose a menos de la mitad entre 2001 y 2012, lo que supone que los ingresos totales del sector por este concepto han caído de manera estrepitosa.

La situación además presenta diferencias importante según el tipo de ganado del que se trate, tanto en la evolución de los precios como en el volumen de canales producidas, siendo más destacada la caída de producción en el caso del cordero pascual, y más acentuados los vaivenes de precios en el caso del lechal.

- Lechazos (cordero con menos de 1,5 meses y de 8 a 14 kilos vivo). El precio medio en vivo percibido por los ganaderos en 2012 se situó en el caso de los lechazos en 423,69 euros por cien kilos, una cotización que, como puede verse en la tabla adjunta, es incluso más baja que la que se percibía en el año 2001, que marcó el récord de mercado de la última década. En los dos últimos años, este precio ha evolucionado al alza desde los 383,34 euros de 2010, acumulando una subida del 10,5%.

La producción de carne de lechazo ha experimentado durante los últimos años una caída casi constante, después de haber alcanzado su punto más alto en el año 2006 con 43.265 toneladas, tal como se refleja en la tabla adjunta. En 2012 se produjeron sólo 24.460 toneladas, que supone una reducción de casi un 50% en solo seis años

- Cordero recental (cordero de 1,5 a 3 meses y con 15 a 26 kilos vivo). En 2012, este tipo de cordero alcanzó los 327,23 euros por cien kilos, su récord histórico según los datos del Ministerio que se recogen en la tabla adjunta. Eso significa un incremento del 12% respecto al ejercicio 2010 y consolida una tendencia al alza que se inició en el año 2008, justo cuando se inició la caída brusca de la producción que no se ha detenido desde entonces.

- Cordero pascual (cordero de 3 a 12 meses). La cotización en euros por cien kilogramos de este tipo de cordero ha mejorado sustancialmente en los dos últimos años, con un incremento del 17,1%, hasta alcanzar de media en 2012 los 292,69 euros. Este precio, al igual que ocurre con el cordero recental, marca un récord histórico que supera claramente los niveles medios de la última década. En todo caso, el precio de este tipo de cordero ha sido mucho más estable en los últimos años que el del recental o el lechal.

La producción de canales de cordero pascual, por el contrario, si ha sufrido una variación sustancial que ha reducido el volumen de carne de este tipo comercializada durante la última década en más de un 60%.

- Ovino mayor. La evolución de los precios de la carne de ovino mayor ha sido la que presenta el resultado más espectacular en los últimos años, alcanzando niveles desconocidos en la historia del sector. En concreto, durante el año 2012 se pagaron 45,74 euros de media en España por cada cien kilos, con una subida del 39,8% respecto a 2010 y del 78,1% respecto al año 2008, en que se había alcanzado el precio más bajo de la última década.

También resulta sorprendente la evolución de la cantidad de carne de ovino mayor comercializada en los últimos años, que mantiene una tendencia al alza que contrasta con la evolución tan negativa del mercado de los animales más jóvenes. En concreto, tal como puede verse en la tabla adjunta, el volumen de carne de ovino mayor comercializada en España ha subido más de un 60% y, aunque el nivel actual está bastante por debajo del conseguido en 2001, presenta un tono positivo que contrasta con el del conjunto del sector. A destacar únicamente, en ese sentido, que las cifras de 2012 quedaron sensiblemente por debajo de las de 2011 y las del año actual también serán inferiores, indicando que también en este caso el mercado de la carne de ovino ha tocado techo y está en regresión, a pesar de que las exportaciones se mantienen muy animadas.