Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La raza Churra pide un mayor apoyo de las administraciones para sobrevivir

Redacción oviespana.com16/04/2012
La Feria Nacional de Ganado Ovino de Raza Churra celebra su 25 aniversario en Palencia aquejada por los recortes y por una de las peores crisis del sector, por lo que pide un mayor apoyo de las administraciones para evitar la desaparición de una raza autóctona de Castilla y León. La feria, organizada por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Ovino Selecto de Raza Churra (ANCHE), se ha desarrollado durante este fin de semana en el Mercado de Ganados de Palencia con la participación de 18 ganaderías de Burgos, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora, y unas 180 cabezas de ganado.
Una cita que se ha convertido en todo un referente entre los profesionales, a pesar de que desde hace dos años se haya visto muy afectada por los recortes económicos y haya tenido que suprimir muchos actos y secciones por la falta de financiación económica, ha manifestado el presidente de ANCHE, Eduardo Páramo De hecho, este año, en que se cumplen 25 años, la convocatoria cuenta con un día menos y la feria “se parece más a las primeras ediciones, cuando estábamos despegando, que a las últimas”, ha lamentado Páramo. No obstante, se intenta que sea “lo más digna posible con los pocos recursos que tenemos”, ya que es la única feria de este tipo que se celebra en el territorio nacional y que contribuye a promocionar las excelencias de la raza Churra y de su producto estrella, el lechazo, ha recordado.
La feria refleja los mismos problemas que atraviesa el sector ganadero en general y el ovino de raza Churra en particular. Una situación marcada por los elevados costes de producción y los bajos precios a los que los ganaderos tienen que vender sus lechazos, por los “brutales recortes” de las ayudas procedentes de las administraciones, la reducción del consumo de lechazos y el tiempo adverso. “Todo ello ha colocado a la raza autóctona Churra en una situación muy complicada”, ha apuntado Páramo, recordando que hace 25 años en Castilla y León había un millón y medio de cabezas de ganado churro y hoy la cifra está entre las 450.000 y las 500.000 ovejas.
En su opinión, la ganadería de ovino Churro “tendrá los días contados” si no recibe más apoyo de las administraciones, sobre todo de la Junta de Castilla y León, ya que se trata de “un producto que identifica esta tierra porque se produce en toda la Comunidad y sólo en esta Comunidad”. En este sentido, ha considerado “tremendamente necesario” el mantenimiento de las ayudas a los programas de mejora genética, para hacer “rentables nuestras ganaderías”, y el apoyo a los organismos que hoy son fundamentales para el mantenimiento de la ganadería en Castilla y León.
Tampoco ayuda mucho al sector la decisión de la Junta de Castilla y León de modificar en 2010 el reglamento de la IGP del Lechazo de Castilla y León, “perjudicando a las tres razas autóctonas de la región y especialmente a la Churra", ha recordado Páramo, al incluir una raza no autóctona, la Assaf. Eduardo Páramo ha recordado que la aplicación de esta modificación ha sido paralizada en febrero por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y confía en que finalmente la Justicia defienda la idea con la que se creó la IGP del Lechazo de Castilla y León. A su entender, esta modificación perjudica especialmente a la raza Churra, que precisamente “se diferencia por su calidad”, y “la diferencia no hace daño a nadie, sino que beneficia al que tiene mejor calidad y, por tanto, al consumidor”. De hecho, ha afirmado que “la única posibilidad de la raza Churra es que se aprecie su valor añadido y que la calidad de su carne se pague”.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS