Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Caracteres morfológicos mamarios en ovino en relación con la aptitud al ordeño mecánico

Redacción oviespana.com09/10/2014

Las principales características morfológicas que según los distintos autores influyen en la aptitud al ordeño mecánico de las hembras ovinas, recogidas por la página web de ASSAFE son las siguientes.

Medidas de la ubre

Estos caracteres se encuentran correlacionados positivamente entre sí y en general con la producción lechera. Según la mayoría de autores, estos parámetros suelen disminuir a lo largo de la lactación.

- Profundidad de la ubre (distancia medida verticalmente entre la zona de inserción perineal por la parte posterior y la zona del ligamento suspensor medio en la base de la ubre). Presenta diferencias según la edad y estado de lactación, con variaciones entre razas. Animales con una profundidad excesiva, tienden a tener ubres pendulares, con ausencia del ligamento suspensor medio, descenso de la ubre y aumento del ángulo de inserción del pezón, lo que dificulta el ordeño mecánico.

- Longitud de la ubre (distancia entre el área de inserción perineal en la cara posterior y su inserción abdominal en la zona anterior). Varía entre razas y se asocia positivamente con la producción de leche. Con la edad presenta cierta tendencia a incrementarse.

- Distancia entre pezones (medida entre los puntos de inserción interna de cada uno de los pezones), se puede asimilar a la anchura de la ubre. Se incrementa según la edad y estado de lactación.

- Volumen (en mm). La medida de los caracteres profundidad, distancia entre pezones y circunferencia pueden reemplazar la medición del volumen, al ser más fáciles de medir.

- Inserción de la ubre (circunferencia en la parte inferior de la pared abdominal). Son óptimos los mayores perímetros de inserción.

Medidas del pezón

Según la mayoría de autores, no poseen correlaciones significativas con la producción de leche, pero son de singular importancia a la hora de valorar la aptitud al ordeño mecánico.

- Tamaño. Definido por su longitud (distancia entre la base de implantación y su extremo) y anchura (evaluada en su porción media). El tamaño de los pezones puede modificar las fracciones de ordeño e incrementar la caída de pezoneras en animales con pezones largos y anchos. Según la mayoría de autores, estos parámetros no parecen variar a lo largo de la lactación.

- Ángulo de inserción de los pezones (tomando como referencia el plano vertical -ángulo de 0º-y por la cara posterior de la ubre, se mide el ángulo formado por la línea imaginaria del eje del pezón). Se aprecian diferencias entre razas, con valores medios de 45º, dentro de un intervalo entre 32,91º y 67,24º. A lo largo de la lactación este parámetro tiende a aumentar, quizá como consecuencia de la caída de la ubre. Existe una correlación positiva entre este carácter y la profundidad de la ubre. Las ubres que presentan grandes ángulos de inserción de los pezones, suelen tener grandes cisternas y pueden ver incrementada la tendencia a la caída de las pezoneras, lo que comporta posible dolor e inhibición del mecanismo reflejo neuro-endocrino de eyección de leche.

- Posición de los pezones. Según estén estos más o menos adelantados respecto al plano vertical por la parte lateral de cada una de las caras de la ubre. De forma natural, los pezones se encuentran ligeramente adelantados, lo que no parece interferir con la puesta de las pezoneras. Parece que existe una relación positiva con el ángulo de inclinación.

Tamaño de las cisternas

También definido como su altura.

Mide la distancia entre el punto de inserción del pezón y la parte más ventral de la cisterna, aunque debido a que se trata de una estructura interna de la ubre, no mide exactamente su correspondencia anatómica.

Existe mucha variabilidad entre razas, aunque en general, la presencia de grandes cisternas indica una mayor capacidad para el almacenamiento de leche (mayor fracción de ordeño a máquina). Sin embargo está correlacionada positivamente con el ángulo de inserción del pezón, lo que significa que ya que la maquina por sí sola no es capaz de extraer la totalidad de leche alojada bajo el nivel del pezón, se hace necesaria una mayor intervención del ordeñador para extraer el resto de fracciones (apurado a máquina y repaso manual), en el caso de animales con grandes cisternas.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS