Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Agropal quiere impulsar la Implantación de la guía de "Buenas Práctica en las Explotaciones Lecheras"

Redacción oviespana.com29/02/2016

Según una información que la cooperativa Agropal publica en su página web, es necesaria la implantación de “Buenas Prácticas en las Explotaciones Lecheras” para obtener una leche saludable y de calidad a partir de animales sanos y realizando una buena gestión desde el punto de vista del bienestar animal, socio-económico y medioambiental.

Para los productores de leche, la implantación de “Buenas Prácticas en las Explotaciones Lecheras” debe centrarse en estos aspectos:

  • Sanidad animal
  • Higiene en el ordeño
  • Nutrición (alimentos y agua)
  • Bienestar animal
  • Medioambiente
  • Gestión socio-económica

Estas áreas garantizaran que la leche y los productos lácteos producidos sean saludables y adecuados al uso para el que está previsto y también que la explotación lechera sea viable de cara al futuro desde la perspectiva socio-económicas y medioambiental. Es importante resaltar que los ganaderos están implicados en la producción de alimentos destinados al consumo humano, por lo que deben asegurar la calidad y salubridad de la leche que producen. Las buenas prácticas en la explotación son la base de una producción de leche que cumpla con las expectativas más altas de la industria alimentaria y de los consumidores.

¿Cómo implantar las “Buenas Prácticas en las Explotaciones Lecheras”?

Para cada una de estas áreas se proporciona una lista de medidas que pueden ser implantadas para lograr el resultado deseado:

1. Sanidad animal:

Las buenas prácticas en la explotación lechera sugeridas en relación con la salud de los animales son:

  • Conseguir un rebaño resistente a las enfermedades.
  • Prevenir la entrada de enfermedades en la explotación.
  • Disponer de un programa sanitario eficaz.
  • Utilizar medicamentos y productos químicos bajo prescripción veterinaria.

2. Higiene en el ordeño:

El ordeño es la principal actividad de una explotación lechera. Los consumidores demandan leche de calidad y por ello la gestión del ordeño tiene como objeto minimizar la contaminación microbiana, física y química. El ordeño debe hacerse de forma rápida, eficaz y asegurando al mismo tiempo la salud de los animales y la calidad de la leche.

La realización cotidiana y coherente de los procesos de ordeño es una parte importante de las buenas prácticas en la explotación lechera.

Esta ficha informativa describe las prácticas que aseguran que la leche es ordeñada y almacenada bajo condiciones higiénicas y que el equipo de ordeño y almacenamiento está siendo mantenido adecuadamente. Las buenas prácticas en la explotación lechera para la higiene en el ordeño son las siguientes:

  • Garantizar que con las rutinas de ordeño no se lesiona a los animales ni se introducen contaminantes en la leche.
  • Garantizar que el ordeño se lleva a cabo en condiciones higiénicas.
  • Garantizar que después del ordeño la leche es manipulada adecuadamente.

3. Nutrición (alimentos y agua):

La cantidad y calidad de los alimentos y del agua suministrada incluyen en gran medida en la salud, la productividad de los animales y la calidad y salubridad de su leche.

Esta ficha describe las buenas prácticas en la explotación lechera para la gestión de las necesidades nutricionales de los animales, tanto en alimentos como en agua. Las prácticas sugeridas son:

  • Garantizar que los alimentos y el agua provienen de fuentes sostenibles.
  • Garantizar que los alimentos y el agua son los adecuados en cantidad y calidad.
  • Controlar las condiciones de almacenamiento de los alimentos para los animales.
  • Garantizar la trazabilidad de los alimentos para los animales, adquiridos fuera de la explotación.

4. Bienestar animal:

El bienestar animal se consigue mediante la aplicación de prácticas de manejo de los animales sensatas y sensibles en la granja y está relacionado directamente con el buen estado de los animales.

En general, los consumidores perciben las normas de bienestar animal como un indicador de que los alimentos son saludables, buenos para la salud y de alta calidad. Las normas sobre el bienestar animal han sido incorporadas a la mayoría de los sistemas aplicados en las explotaciones para asegurar la calidad y la salubridad de los alimentos.

Muchos de los códigos de bienestar animal incluyen cinco principios que proporcionan una visión global sobre el bienestar animal:

  • Asegurarse de que los animales están libres de hambre, sed y malnutrición.
  • Asegurarse de que los animales están libres de incomodidades.
  • Asegurarse de que los animales están libres de dolores, lesiones y enfermedades.
  • Asegurarse de que los animales están libres de temores.
  • Asegurarse de que los animales desarrollan un comportamiento normal.

5. Medio Ambiente:

Cada vez más, los consumidores están interesados en que la producción de alimentos sea sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Por ello es importante que en las explotaciones lecheras se produzca la leche de tal forma que cubra las expectativas de la comunidad en general, utilizando eficientemente los recursos naturales y minimizando cualquier impacto negativo sobre el medio ambiente.

Cada productor lechero puede desempeñar un papel en la protección de su explotación, y en el futuro de su empresa, mediante la adopción de prácticas de manejo que mejoren la sostenibilidad medioambiental de su sistema agropecuario.

Las buenas prácticas en la explotación lechera sugeridas en relación al medio ambiente consisten en:

  • Implantar un sistema de gestión agrícola sostenible desde el punto de vista medioambiental.
  • Disponer de un sistema adecuado de gestión de residuos.
  • Garantizar que las prácticas de la explotación lechera no tienen efectos adversos sobre el medio ambiente local.

6. Gestión socio-económica:

La responsabilidad social y la sostenibilidad económica forman parte de las buenas prácticas en la explotación lechera, ya que están relacionadas con dos riesgos clave de la empresa agropecuaria.

La buena gestión de los recursos humanos de la explotación es fundamental para la sostenibilidad de la empresa. En muchas partes del mundo esto se aplica en primer lugar al productor y a las otras personas que viven en la explotación lechera. Sin embargo, los productores de leche también deben considerar el papel que su empresa tiene en la comunidad en general, como empresario, consumidor de recursos naturales y su potencial impacto sobre los vecinos.

Asimismo, las explotaciones lecheras son empresas suministradoras de productos, en este caso la leche, la carne y el ganado. Como cualquier negocio, las explotaciones lecheras deben ser financieramente viables para tener futuro a largo plazo.

Las buenas prácticas sugeridas para la gestión socio-económica de las explotaciones lecheras se detallan a continuación:

  • Implantar una gestión responsable y eficaz de los recursos humanos.
  • Garantizar que las tareas desarrolladas en la explotación son ejecutadas de forma competente y segura.
  • Gestionar la empresa para garantizar su viabilidad financiera.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS