Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

COAG Castilla La Mancha: “la crisis del gasóleo necesita soluciones, no parches”

Redacción oviespana.com05/12/2017
Otra vez se han disparado los precios del petróleo a escala mundial, el barril de petróleo tipo Brendt ha llegado a los 45 dólares y el gasóleo agrícola se ha visto en las gasolineras a 0,59 euros, es decir a 20 duros de los de toda la vida.
Un precio del gasóleo que encarece los costes de producción de forma importante en determinados cultivos y hace aún más prohibitivo regar extrayendo agua del subsuelo, como se hace en buena parte de Castilla y León para la remolacha y en Castilla-La Mancha para el melón, la viña y el ajo entre otros cultivos.
El pasado día 12 de noviembre agricultores castellano-manchegos y de otras regiones de España volvimos a reivindicar frente al Ministerio de Agricultura medidas eficaces que solucionen este problema que está estrangulando las rentas del sector. Según un informe dado a conocer recientemente, el consumo anual de gasóleo agrícola ronda los 4.213 millones de litros en España. Castilla-La Mancha es la tercera región con mayor consumo con un total de 667 millones de litros y sólo es superada por Andalucía con 739 millones de litros y Castilla y León que alcanza los 748 millones de litros.
Para COAG-IR el remedio contra la subida desenfrenada de los precios del crudo pasa por la creación de un gasóleo profesional agrícola. La puesta en marcha de este nuevo tipo de carburante implicaría la exención del impuesto especial de hidrocarburos (unos 8 céntimos de euro, es decir, 13,09 ptas./l), la eliminación de la tasa de hidrocarburos (0,6 céntimos de euro o 1 pta./l.) y la aplicación de un tipo reducido de IVA para el gasóleo consumido por los profesionales agrarios que pasaría del actual 16% al 7%.
Un estudio elaborado por COAG desvela que la adopción de estas tres medidas supondría una no recaudación para las arcas públicas de 260 millones de euros, una cifra inferior a los 333 millones de euros que se reembolsará el Estado en concepto de impuestos sobre los hidrocarburos. Estas cifras corresponden a todo el gasóleo que se consume en tareas agrarias, pero COAG-IR sólo pide que las medidas fiscales propuestas se apliquen a los profesionales agrícolas, con lo que el coste de estas medidas para las arcas del Estado sería muy inferior a esas cifras.
Lo que, desde luego, es muy discutible es que los precios de la materia prima estén tan disparados y que por eso, los europeos tenemos que pagar el combustible en poste tan caro.
Y decimos que es discutible porque sólo hay que echar la vista atrás y hacer una comparación. Si cogemos una calculadora y nos fijamos en los precios de hace unos años vemos que la crisis de precios del año 1979 provocó que el barril estuviera a 42 dólares, es decir tres dólares menos que lo que cuesta ahora, y han pasado nada menos que 25 años. Para ver lo que significaba en la economía de aquellos tiempos un gasóleo a 42 litros el barril solo hay que calcular la inflación de estos últimos treinta años para comprobar que el precio de hoy día no está nada disparado; tendría que estar ahora a 147 dólares el barril para estar al mismo precio que entonces, si tenemos en cuenta la inflación española.
No obstante, lo que pagamos por llenar el depósito de nuestros vehículos nos sigue pareciendo caro. Las razones quizá no tengan tanto que ver con los disparados precios de los barriles sino con el afán recaudatorio del Estado (ahora también de las autonomías) y con los costes de las gasolineras y el transporte interno.
Tampoco nadie nos dice que el barril se paga en dólares y que ahora los europeos estamos con una moneda fuerte, el euro; tan fuerte que cada euro vale más de un dólar.
Pero en definitiva, sea por lo que sea, nos lo ponen caro y el Estado que no se cansa de recaudar. Cuanto más caro está el petróleo, más dinero coge el Ministerio de Hacienda con el IVA y no quiere darse cuenta que el sector agrario no lo aguanta.
De llevarse a cabo las propuestas fiscales indicadas por nuestra organización se crearía un gasóleo agrícola no sujeto al impuesto especial de hidrocarburo y con un tipo de IVA del 7% y el precio que deberían pagar los agricultores bajaría automáticamente más del 20%.
El Gobierno actual (como ya hiciera el anterior) frente a esto, lo que ofrece son más parches que no compensan las pérdidas totales del sector y, también como en otras ocasiones, ya ha habido quien los ha aceptado poniendo otra vez chinas en el camino para conseguir el gasóleo profesional.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS