Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

El aumento de las importaciones frena el precio del cordero en la provincia de Segovia

Redacción oviespana.com18/12/2013

La esperada Navidad para los productores ganaderos segovianos no está siendo tan exitosa como se esperaba. Los productos más selectos de la producción pecuaria, que se identifican con el consumo navideño y que son mayoritarios, como los corderos, llevan varias semanas registrando precios más bien bajos, según publica El Adelantado.
Aunque en las fechas prenavideñas se producían fuertes subidas de precios por el aumento de la demanda, el mes de diciembre se ha caracterizado por el bajo valor de los corderos lechales, tanto el normal como el que opera con la marca de garantía Segolechal.
La razón fundamental es la importante entrada de producto procedente del extranjero, en concreto desde Francia.

Esta situación de precios más bajos que los habituales ha generado conflictos en las últimas semanas en el seno de la Lonja de Segovia, donde se han tenido que cerrar algunas mesas de precios sin marcar una cotización de referencia. Nicéforo González, presidente de la Lonja ha debido mediar entre las partes enfrentadas, ganaderos y mataderos. Y tras reconocer que los precios del ovino “no han subido como se esperaba”, lo ha explicado por el importante volumen de importaciones de corderos procedentes de Francia. “Es cierto que se mantiene firme con precios más bien altos el cochinillo, pero el cordero, debido a las importaciones de corderos de Francia”.
Todo el mundo coincide en que el cordero francés presenta peor calidad, pero no es menos cierto que le quita ventas al cordero lechal de Castilla y León. En este sentido, muchos ganaderos siguen reclamando que se identifique el origen de estos animales a la hora de ser vendidos en las grandes superficies.

A la bajada de precios producido por las importaciones, también se suma el hecho de que algunas cooperativas ganaderas dedicadas a la producción de leche de ovino tratan de quitar lo antes posible los corderos para aprovechar al máximo la producción láctea de la oveja. “Venden a precios bajos para quitarlos cuanto antes”, justifica González.