Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Ovino: el gran ignorado en la nueva PAC

Redacción oviespana.com16/10/2013
OVINO: EL GRAN IGNORADO EN LA NUEVA PAC

Román Santalla

Secretario de Ganadería de UPA

Ya se va concretando el modelo de aplicación en España de la nueva Política Agraria Común. La PAC que estará en vigor a partir del año próximo, 2014, y hasta 2020 cambiará profundamente el modelo de las ayudas y, en definitiva, cómo se repartirá el apoyo para la agricultura y la ganadería de toda Europa. Todos los ganaderos, y especialmente los de ovino, contemplamos con temor como podemos perder gran parte de los apoyos con el nuevo modelo.

La nueva Política Agraria Común, de las muchas por las que hemos pasado en los últimos años, es la que dejará un mayor margen a cada Estado Miembro para adaptarla a su realidad. Esta condición, lejos de tranquilizar a los agricultores y ganaderos españoles, nos está demostrando que nuestro Gobierno, y en especial el ministerio dirigido por Miguel Arias Cañete, no está aprovechando esta situación para mejorar el reparto de las ayudas que vienen de la Unión Europea.

El nuevo modelo supone el paso definitivo hacia un modelo de base territorial a la hora del reparto de ayudas, ignorando la producción que se realice en cada territorio. Puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que la ganadería española en general, y el sector ovino en particular, no encuentra ningún encaje en este nuevo modelo.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos hemos criticado y rechazado este criterio territorial, pues creemos que puede dar lugar a especulación y, en definitiva a un reparto injusto de las ayudas.

El nuevo modelo plantea considerar las hectáreas presentadas por los beneficiarios, algo que complica que las explotaciones de ovino tengan acceso a la ayuda. Si pensamos en el ovino, que aprovecha la rastrojera, encontramos una ganadería que aprovecha el pasto pero que no puede aportar esa superficie a efectos de la ayuda. Lo mismo ocurre con el ovino semiintensivo o semiextensivo de leche. Tan sólo un ovino con superficie ligada a pastos podría tener acomodo en esa situación, y en ocasiones parcialmente, porque esos pastos son en muchas ocasiones comunales.

Esto dejaría a los ganaderos de ovino con la única posibilidad de acceder a las ayudas acopladas, que reducen su porcentaje al 13% , con posibilidad de incrementarse un 2% si se dedica a cultivos proteicos. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura aún no se ha pronunciado a qué sectores concretos se van a dirigir tales ayudas. Desde UPA exigimos que el sector del ovino sea uno de esos sectores.

En definitiva, en el sector ovino existe un modelo de ganadería sin base territorial (derechos especiales). Para estos casos el acuerdo político adoptado dirige la solución hacia el pago acoplado, respecto del cual no existe demasiada concreción. Sin duda, desde UPA trataremos de que este tipo de explotaciones sean prioritarias en el reparto de las ayudas acopladas. Sin embargo, todos los sectores se están reuniendo con el Ministro pidiendo ser objeto de esas deseadas ayudas acopladas.

UPA ha trasladado con todos los medios a su alcance esta situación a las autoridades del Gobierno central y a los de las Comunidades Autónomas. Sin embargo, hemos sido ninguneados al no invitarnos a participar en los grupos de trabajo para concretar la aplicación nacional de la PAC. Sin haber participado en estas reuniones, pero sí teniendo cierto conocimiento de lo que en ellos se está cocinando, la verdad es que somos más bien pesimistas.

En relación con la figura del “agricultor activo” no se ha tomado ninguna decisión al respecto, ni parece que se vaya a tomar. Los sucesivos desacoplamientos del sector ovino han puesto de manifiesto lo que ocurre en un sector cuando se cobra por no producir. Sin duda ahora se presentaba una oportunidad para acabar con estas prácticas y dar el apoyo a los verdaderos ganaderos de ovino. Parece que de nuevo nos encontramos ante una oportunidad perdida.

En relación con la actividad mínima, se plantea exigir que el solicitante esté dado de alta en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA) en el año 2013, cuando todo el mundo sabe que con dos o tres animales puedes registrarte en el REGA.

En definitiva, mediante la definición de agricultor activo y de actividad mínima todo parece indicar que no va a haber diferenciación alguna y no se va a evitar que la gente sin actividad siga cobrando en detrimento de los verdaderos ganaderos de ovino, que dedican su tiempo y esfuerzo al cuidado de sus animales.

Respecto de la regionalización, dado que se trata de una reforma territorial (ligada a superficie) y el sector ovino un sector con muchas capacidad de “aprovechar” (pastos) pero poca de “justificar” (tierras), nos tememos que no saldrá bien parado.

Otra decisión tomada que afectará de manera muy negativa al sector ovino ha sido la de prescindir de la ayuda a zonas con limitaciones naturales, opción permitida en el acuerdo europeo que hubiera tenido una acogida perfecta para el sector ovino.

Con esta colaboración iniciamos la publicación de un serial en el que pretendemos recoger la opinión de las principales organizaciones agrarias y sectoriales implicadas en el mundo del ovino. La publicación se hará respetando el orden de llegada de los trabajos a la redacción

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (III): Castilla y León

Juan Pedro Medina, director general de la PAC en Castilla y León: "Es necesario incentivar al joven agricultor que se inicia en la actividad a través de un cambio en la percepción que la sociedad en su conjunto tiene del sector agrario"

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS