Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

La epidemia de lengua azul que afecta en la actualidad a Bulgaria no desaparecerá pronto

Redacción oviespana.com02/09/2014

La epidemia de la enfermedad lengua azul en los animales rumiantes, que apareció a mediados de agosto, no desaparecerá pronto, estiman los expertos de la Agencia Búlgara de Seguridad de los Alimentos. Se espera una nueva, tercera oleada de casos de lengua azul, pronostica el catedrático Boiko Likov, director del Centro de Valoración de Riesgo en dicha agencia. En sus palabras, una atenuación de la epidemia se puede esperar tan sólo en noviembre, según publica El Mercurio Digital.

Con fecha de 20 de agosto, en el país había más de 3.000 ovejas y cabras muertas a consecuencia de esta infección transmitida por mosquitos. Las organizaciones de los ganaderos en Bulgaria estiman que las pérdidas directas e indirectas de la epidemia ascienden a más de 50 millones de euros. El problema no es sólo en las pérdidas directas provocadas por la muerte de animales, que serán compensadas a precios de mercado, sino también en las pérdidas que el gremio sufrirá a causa de la prohibición de exportar animales, que se impone en estos casos y dura seis meses después de la extinción del último brote de la enfermedad. En otras palabras, la siguiente campaña de exportación de corderos, uno de los principales ingresos, también estará perdida.

Los ganaderos están enojados. Ellos presentaron una denuncia ante la Fiscalía y reclamaron abrir un procedimiento de investigación por “inactividad delictiva”, ya que el Estado había reaccionado un mes después del primer brote de la enfermedad. En mayo de este año, la Agencia Europea de Seguridad de los Alimentos EFSA advirtió que existían condiciones muy propicias para la expansión de los virus que provocan la enfermedad lengua azul y la infección de Schmallenberg en Bulgaria. Sin embargo, las autoridades búlgaras no reaccionaron a tiempo. Tan sólo a finales de julio, el anterior ministro de Agricultura, Dimitar Grekov, solicitó del Consejo de Ministros unos 400.000 euros para actividades preventivas, pero recibió tan sólo la mitad de la cantidad que había pedido, o sea, unos 200.000 euros.

“No le dieron ese dinero en aquel momento, y ahora el Estado tendrá que gastar más de 50 millones de euros para compensaciones y vacunas”, comenta Boiko Sinapov, presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos. El país necesitará unos 2,5 millones de vacunas, que es el número de los animales rumiantes que se crían por los ganaderos en la actualidad. La campaña de vacunación puede empezar en primavera del año que viene. Se espera que la Comisión Europea proporcione la mitad de los recursos necesarios para la compra de las vacunas. El presupuesto público ya ha asignado su porción de unos 3 millones de levas, o sea, en torno de 1,5 millones de euros.

La última vez que en Bulgaria hubo un brote de lengua azul fue en 1999, pero la plaga fue erradicada rápidamente. Sin embargo, la ola actual será mucho más persistente. Primero, porque las condiciones climáticas, con el calor y las lluvias, son muy apropiadas para los mosquitos. Y segundo, por el retraso de las autoridades en reaccionar. Esta vez la enfermedad se ha expandido por casi todas partes y es posible que en primavera todavía haya casos de lengua azul, supone el catedrático Likov.

ENLACES DESTACADOS

Ovino

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (III): Castilla y León

Juan Pedro Medina, director general de la PAC en Castilla y León: "Es necesario incentivar al joven agricultor que se inicia en la actividad a través de un cambio en la percepción que la sociedad en su conjunto tiene del sector agrario"

Las CC AA opinan sobre la nueva PAC (II): Cataluña

Teresa Jordà, Consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación: "Un punto clave de la PAC son los derechos históricos, en los que pienso que debería haber un amplio consenso para eliminarlos"

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS