Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento

GE Capital Real Estate ayuda a reducir el consumo energético de sus inquilinos

25/06/2012

25 de junio de 2012

GE Capital Real Estate Iberia, integrada en la multinacional General Electric (GE), ha puesto en marcha una iniciativa para mejorar la eficiencia energética de algunos de sus edificios y ayudar a sus inquilinos a optimizar el consumo y controlar los gastos. Desarrollado en colaboración con Optima Energy Management, el proyecto se basa fundamentalmente en la monitorización continuada de los consumos eléctricos de los inquilinos en los edificios Gobelas de Madrid y Meridian de Barcelona.

Para esto, en los espacios privados se ha instalado un sistema inalámbrico de medición de los principales consumos eléctricos (iluminación, climatización y potencia), así como un conjunto de sondas de temperatura y humedad. De esta forma, los datos recogidos sobre gasto eléctrico y sobre temperatura se envían en tiempo real a una plataforma de gestión basada en Internet a la que los usuarios pueden acceder en cualquier momento.

foto
Joaquín Piserra, director general de Optima Energy Management.

Inés Boronat, responsable de Sostenibilidad de GE Capital Real Estate Iberia comenta al respecto: “El análisis detallado de los datos de consumo permite a nuestros inquilinos tomar conciencia de la utilización que hacen de sus instalaciones. De hecho, en los primeros meses de implantación hemos ayudado a los arrendatarios a detectar ineficiencias y corregir desviaciones. El servicio que proponemos supone un valor añadido para nuestros clientes, pues colaboramos con ellos en la reducción de costes y mejoramos la utilización de la instalación”.

Por su parte, Joaquín Piserra, director general de Optima Energy Management explica: “La monitorización de consumos es un elemento esencial para la eficiencia energética y la información captada por el sistema nos permite proponer a nuestros clientes medidas simples de ahorro. En este sentido, por ejemplo, hemos podido constatar que una parte del consumo energético se genera cuando los espacios están desocupados. Esto no es sólo que los empleados se dejan las luces encendidas al terminar la jornada, sino que muchos de los sistemas que se automatizan no se supervisan ni actualizan”.