Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Si dudas…, déjalo fuera

Michelle LaBrosse, PMP, Jefe Cheetah y Fundadora, Cheetah Learning Traducido por Rafael Díaz, Ph.D., PMP, RMP, CSM, y Roberto Toledo, MBA, PMP Alpha Consultoría28/06/2011

28 de junio de 2011

foto
Imagine que está sentado en su coche, preguntándose: ¿Qué voy a comer? ¿Consigo comida china para llevar? ¿Recojo a mi amiga Sally para salir a comer o voy a casa y me preparo algo mientras veo American Idol? En ese momento está usted sentado ahí, congelado en el tiempo, incapaz de tomar una decisión sobre lo que quiere hacer para comer. Y ésta es una de las decisiones más sencillas que puede tomar en la vida. No se altere. La indecisión es algo que le pasa a cualquiera y a menudo ocurre cuando menos lo espera. La pausa que ocurre cuando está en medio de tomar una decisión importante (o no tan importante) es como si pusiera una coma en el gran texto escrito de su vida, separando una idea de la siguiente, y separando una tarea de la próxima. Y como cualquiera que haya pasado el tercer grado de primaria sabe la regla de la coma: “si tienes duda, ¡no la pongas!” Esta regla puede aplicarse igualmente a los momentos en los que nos congelamos por la indecisión. Cuando dudes, quita la pausa.

Ahora bien, no estoy impulsándolo a que deje de tomar decisiones del todo. Estoy hablando acerca de las decisiones que toman un tiempo inusualmente largo para procesarse. Algunas de las razones por las cuales sucumbimos a esta prolongada indecisión son:

La ley de Parkinson: el trabajo asignado se expande para llenar el tiempo disponible para terminarlo

Cuando tiene que tomar una decisión, dese usted un tiempo límite para cuando tiene que haber llegado con una opción final. Algunas de las decisiones más difíciles son aquellas que se posponen indefinidamente ya que no hay una fecha límite para tomarlas. Usted no le diría a su equipo de proyecto que decida quién coordinaría la creación de la EDT para varias tareas específicas sin darles una fecha límite de entrega. Utilice esta misma disciplina en su proceso de toma de decisiones para darse un tiempo específico en el cual tomar una decisión, y hágase usted responsable por ello.

Demasiadas opciones

Tener opciones es fantástico cuando se encuentra en una heladería. Pero las opciones pueden mostrar su cara más desagradable cuando son abundantes y los beneficios de cada una son poco claros. En el caso de la heladería, usted tiene casi asegurado el hecho de que terminará satisfecho, no importa casi qué elección haga. Pero si tiene que decidir entre varios proveedores para realizar una tarea especializada en un proyecto, y tiene tantos que… como dicen se vuelve difícil ver el bosque entre tanto árbol. Y es cuando tiene que desarrollar un sistema de evaluación que le ayude a evaluar objetivamente sus opciones sin perderse en los detalles.

foto
Foto: Svilen Milev

Hay tareas de igual importancia

La típica regla para las tareas que está a mano es hacer las más importantes y urgentes primero y seguir el camino a las menos importantes, apagando fuegos conforme se avanza. El dilema surge cuando hay varias tareas que hacer y todas tienen el mismo nivel de importancia y urgencia (sea que todas sean de mucha o de ninguna urgencia). Entonces, se encuentra usted nuevamente congelado por la indecisión, preguntándose qué debe hacer primero. La mala noticia es que no hay una respuesta correcta para dicha pregunta. La buena noticia es que no hay respuesta incorrecta tampoco. Si tiene una lista de tareas que realizar que tienen todas la misma prioridad, convierta su ansiedad en acción y simplemente comience.

Esperando más información

Muchas veces posponemos la toma de decisiones porque estamos esperando reunir más información. Siempre he seguido la filosofía de ‘Preparen, Fuego, Apunten’. En la mayoría de los casos, nunca tendrá toda la información que realmente necesita para tomar una decisión. Lo que requiere es usar el conocimiento y los recursos disponibles para tomar la mejor decisión que pueda y modificar las tareas conforme se requiera. La parte más dura en la ejecución de las tareas es simplemente empezarlas, así que deje de esperar y ¡empiece a hacer!

Y recuerde, las decisiones que se toman demasiado pronto tienden a tener que tomarse nuevamente. Tome sus decisiones cuando el tiempo sea el correcto y no antes. Sintonícese en cómo y cuándo tomar las mejores decisiones. Use esta información para ayudarse a tomar mejores decisiones.

Sobre la autora

Michelle LaBrosse, PMP, es una emprendedora dinámica y brillante que busca hacer que el éxito sea fácil, divertido y rápido. Es la fundadora de Cheetah Learning, la autora de la serie Cheetah Success Series y una blogger muy prolífica cuya misión es llevar el conocimiento de la administración de proyectos a las masas.

Cheetah Learning es una compañía virtual con más de 100 empleados, contratistas y licenciatarios en todo el mundo. Hasta la fecha más de 30.000 personas se han vuelto ‘cheetahs’ usando las técnicas innovadoras de aprendizaje acelerado en Administración de Proyectos de Cheetah Learning.

Cheetah Learning fue recientemente galardonada con el premio al mejor proveedor del año en el Congreso Mundial del PMI en el 2008. Michelle es una conferencista dinámica y una líder intelectual en la comunidad de administración de proyectos, habiendo sido reconocida por el PMI como una de las 25 mujeres más influyentes en el mundo en el campo de la Administración de Proyectos.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS