Sáviat, Supera a tu competencia, Renueva tu imagen, Aumenta tus ventas
ACN hace entrega de los III Premios Anuales

La especialización y la experiencia, principales bazas para un buen centro de negocios

Ricard Arís04/03/2011

4 de marzo de 2011

ACN, Asociación Española de Centros de Negocios, celebró a finales de 2010 la tercera edición de sus premios anuales. Unos galardones que quieren premiar la labor de los centros de negocios de España en su lucha por dinamizar este sector e impulsarlo definitivamente. Instituidos en 2008, los premios ACN se han convertido en todo un referente para el sector y conceden premios a los emprendedores, al apoyo institucional y a los centros asociados con más experiencia. Y con motivo de la entrega de este año hemos querido recoger las impresiones de dos de los premiados.

Este año, los centros de negocios Cirilo Amorós Centro Empresarial, Lexington Internacional Business Center, la Business School de la Universidad Antonio de Nebrija  y la empresa Daitelmed, S.L. fueron los premiados. El centro de negocios Lexington Internacional Business Center recibió el premio por su trayectoria de 25 años de actividad en el sector. Con delegaciones en varias provincias españolas, la ACN ha galardonado en esta ocasión al centro Lexington ubicado en el Paseo de la Castellana 141 de Madrid, en pleno corazón financiero de la capital española. El centro de negocios cuenta con 35 despachos y 2 salas de reuniones, en una superficie total de 1.300 metros cuadrados.

En cuanto a Cirilo Amorós, fue reconocido por su trayectoria de 15 años de actividad en el sector. Localizado en el centro urbano de la ciudad de Valencia, este centro de negocios cuenta con 30 despachos y 2 salas de reuniones, en una superficie total de 1.000 metros cuadrados.

David Vega, director de Lexington, y María Antonia Furió, directora de Cirilo Amorós Centro Empresarial, nos explican en sendas entrevistas cómo afrontan la implantación de nuevas tecnologías, algunas de las más curiosas peticiones de sus clientes y el futuro del sector.

foto

David Vega: “Ser un centro de negocios implica aportar valor al cliente y un portafolio de servicios”

Empecemos con una fácil ¿qué representa para Lexington el premio de ACN?

En nuestro caso el reconocimiento a una trayectoria de 30 años y al esfuerzo de una empresa que fue pionera en España en su sector y que, por tal motivo, más complicado fue el reto de vender un servicio que no se demandaba porque no se conocía.

Háblenos un poco de su empresa. ¿Qué características cree que diferencia su centro de negocios?

La diferencia fundamental es el tiempo, ya que somos el único centro en España con 30 años. Este hecho nos ha permitido tener un ‘know-how’ del negocio en la actualidad contrastado y testado durante todos estos años, lo que hace de nuestros procesos internos y flujos de trabajo algo muy sólido que garantiza el éxito en el modo de prestar el servicio a nuestros clientes, y por tal motivo tener una incidencia de errores muy baja. El resultado entonces es la satisfacción del cliente y su garantía de buen servicio. En cuanto a otras posibles diferencias, dependiendo de con quien nos comparemos, las diferencias pueden ser muy grandes o no tanto, ya que como en cualquier otro sector de actividad hay centros de negocios de primer nivel que hacen un esfuerzo en ofrecer las mejores ubicaciones, inversiones muy altas en comunicaciones para ofrecer las últimas tecnologías en cada momento, y otros, que por el enfoque de clientes a los que se dirigen, no requieren de inversiones tan altas.

¿Cómo se ha integrado su empresa en las nuevas tecnologías? ¿Qué tipo de servicios ofrecen en este sentido?

Uno de los cimientos en los que Lexington ha basado su desarrollo en todos estos años ha sido la apuesta por las tecnologías. Hemos sido innovadores en dicha área desde el principio, es parte de nuestra esencia, y en todo momento hemos entendido que para tener acceso a clientes como Cisco, Apple, Adobe, Facebook, Citrix, la única manera de poder hacerlo es con un componente de desarrollo tecnológico muy alto. Fuimos pioneros en sustituir centralitas analógicas por PBX. Respecto a la banda ancha, por ejemplo, nunca hemos ofrecido ADSL como solución de conectividad a Internet sino que apostamos desde el primer momento por la fibra óptica.

¿Qué diagnóstico puede hacernos del sector? ¿Cree que le falta algo, en estos momentos?

Creo que nos estamos preocupando por querer superar esta crisis centrando todos los esfuerzos en bajar los precios, cuando la solución desde Lexington la entendemos más a partir de aportar servicios de valor añadido a los productos que ofertamos. Luchar en precio es una estrategia muy peligrosa que puede acabar pasando factura a muchos en el sector.

¿Qué evolución cree que tendrá el sector en los próximos años?

Uno fundamental será profesionalizarse más. Hoy en día hay empresas que se hacen llamar centros de negocios pero que, bajo nuestro modelo de entender y concebir este sector, no reúnen los requisitos básicos para serlo. Ser un centro de negocios no es alquilar espacio, implica aportar valor al cliente desde la calidad y un portafolio de servicios que es necesario tener para hacer de este sector la verdadera alternativa a los alquileres tradicionales de oficina. Cada vez más las empresas cliente nos ven como una alternativa rentable al alquiler convencional. Entienden que la optimización en los costes, algo que es clave en estos días, se consigue mejor ubicándose en estructuras flexibles tanto en la duración de contratación como a la hora de ampliar o reducir espacio, lo que les permite ajustar su espacio de trabajo a su realidad de cada momento. Cada vez más los centros de negocios albergan a empresas de más de 30 empleados, lo que hace que esto haya dejado de ser una buena opción en la primera fase de implantación de la empresa para vernos como un proveedor a largo plazo y permanente.

¿Qué servicios ofrecen en sus centros? ¿Qué suelen pedir más habitualmente los usuarios de sus espacios?

En Lexington fundamentamos nuestra oferta en tres servicios clave: espacios de oficina totalmente amueblados y equipados, listos para que el cliente empiece a trabajar de forma inmediata sin tener que hacer ninguna inversión inicial, servicios de oficina virtual y salas de reuniones y ‘day offfices’ para ser contratados por horas o días. Además otros servicios como las salas de videoconferencia están siendo cada vez más demandadas por nuestros clientes. Y para cerrar el círculo y dar sentido a lo que realmente somos, es necesario ofrecer todos aquellos servicios que cualquier empresa necesita para el desarrollo de su actividad, tales como telefonía, servicios secretariales, mensajería, material de oficina, cátering para salas, fotocopias, impresiones color, etc. En Lexington disponemos de un departamento interno de profesionales que presta servicios de asesoría contable, laboral, fiscal y mercantil. Más del 70% de mis clientes son compañías extranjeras o ‘Star UPS’ que requieren de estos servicios al llegar a España, constitución de sociedades, etc.

Para finalizar, entre usted y yo ¿qué es lo más raro o peculiar que le han solicitado para contratar un espacio en su centro de negocios?

Ya que me pide algo raro, le diré que un posible cliente nos pidió tener una cámara en la calle grabando su despacho constantemente. No me pregunte para qué, porque de tan raro que es no lo sé.

María Antonia Furió, directora de Cirilo Amorós: “El sector está pasando por un gran bache pero tiene un gran futuro”

¿Qué representa para su empresa ser premiada por ACN?

El premio ACN supone un reconocimiento a nuestro esfuerzo y trabajo a lo largo de estos años.

¿Qué rasgos cree que les diferencian más de otros centros similares?

Nuestro centro tiene a la frente a la propiedad, lo que lo hace más humano y más cercano.

¿Cuántos años lleva en marcha su empresa?

La empresa lleva unos 16 años en funcionamiento. El sector está, como toda la economía, pasando por un gran bache, pero es un trabajo que, aunque desconocido en muchas partes, tiene un gran futuro. La gente no ha comprendido aún la filosofía del negocio. Sólo se fijan en el precio y no en el contenido de los servicios. Estoy hablando de una gran parte de gente que viene por mi centro.

Las nuevas tecnologías son ya un requisito imprescindible en el mundo empresarial. ¿Cómo han integrado estas nuevas tecnologías? ¿Qué tipo de servicios ofrecen en este sentido?

Procuramos estar alerta con las nuevas tecnologías e ir poco a poco adaptándolas en nuestro centro.

Y ¿qué diagnóstico puede hacernos del sector?

El sector se resiente con la crisis. La gente tiene miedo a comprometerse con el canon. Falta fe en el futuro.

“La gente tiene que animarse a crear negocio.
Hacen falta muchos emprendedores, sobre todo entre los jóvenes”

Así, ¿qué evolución cree que va a tener el sector en los próximos años?

Creo que la evolución será buena, pero a medio, largo plazo. Ahora hay mucho miedo alrededor de todos los negocios. Falta iniciativa para empezar a funcionar. Si no se empieza a funcionar no se puede salir del paro. Hay que hacer que la gente se anime a crear negocio. Si no se trabaja no se puede salir del paro. Hacen falta muchos emprendedores, sobre todo entre la gente joven, la gente que comienza ahora su vida laboral.

Cambiando de tercio, ¿qué servicios ofrecen en sus centros? ¿Qué suelen pedir más habitualmente los usuarios de sus espacios?

Ofrecemos tres tipos de servicios básicos: alquiler a externos, por horas, medias jornadas, etc.; ‘Oficina Virtual’; y despachos a clientes fijos.

Para terminar... ¿qué es lo más raro que le han pedido antes de contratar un espacio en su centro de negocios?

Un cliente nos pidió que pudiera entrar su perro. Era un perro muy bueno y siempre tenía que estar con su amo...

foto