La Columna

Gigantes y cabezones

Francisco Ponce Carrasco01/06/2001

La innovación no es más que la puesta en escena de una buena idea, capaz de generar expectativas de demanda haciendo rentable su producción y lanzamiento al mercado.
"La Columna" de Francisco Ponce de Horticultura- 153, junio 2001.

Si... de acuerdo, ya sé que el título debería ser Gigantes y Cabezudos si fuese a escribir sobre algo relativo a la popular zarzuela cómica con música de Manuel Fernández Caballero y libro de Miguel Echegaray, estrenada en el teatro de la Zarzuela el 29 de noviembre de 1898. O en su caso, a esas entrañables figuras que en procesiones y fiestas se veían con frecuencia en el pasado, grandes, erguidos, altivos los primeros y pequeños, de cabeza grande, alegres imaginativos los segundos, danzando al compás de la dulzaina y el tambor.

Pero no; mi intención es otra, ya que pretendo asociar términos de tamaño y actitudes entre las macro-empresas o multinacionales y la pequeña y mediana empresa, conocida como PYME.

Se puede pensar que el papel de empresa innovadora está exclusivamente reservado para las grandes multinacionales, con alta capacidad financiera y que por ello deja fuera a la mediana y pequeña empresa. Nada más lejos de la realidad: existen cantidad de ejemplos de pymes que han nacido y crecido gracias a la creatividad y tesón de sus directivos dando forma a nuevos productos y servicios. La innovación es la puesta en escena de una buena idea, capaz de generar expectativas de demanda haciendo rentable su producción y lanzamiento al mercado. Las empresas gigantes suelen ser inmovilistas, todo lo basan en la capacidad de inversión, en sus órganos internos las decisiones vienen casi siempre impuestas, las responsabilidades son diluidas y se suelen mover en mercados muy masificados y estables. En muchos casos, tienden a la diversificación y ya se sabe, quien mucho abarca poco aprieta. Sin embargo los "cabezones" -dicho con ánimo cariñoso-  que son las pymes, se muestran tenaces, aferradas a sus ideas, ágiles, las sinergias internas son visibles y las responsabilidades se asumen directas, mantienen grandes dosis de ilusión y son imaginativas, porque no siempre "el grande se come al pequeño" sino "el ágil al lento".

Lo esencial es tener un proyecto que poner en práctica, siguiendo su evolución de cerca, con espíritu de sacrificio, viendo que lo que era pequeño toma cuerpo, crece a medida que los clientes otorgan su confianza y se estructura un equipo que aumenta de forma proporcional. Esto hace que el empresario confíe en la idea que desarrolla viendo que no sólo le reporta beneficios a él, sino que también se produce riqueza social. Llegado a este punto, cabría pensar que al igual que existen personas altas y bajas, guapas y feas (según los dictados de la moda) gruesas y delgadas, serias y divertidas, deben existir y coexistir empresas grandes y pequeñas, con sus particularidades pero con el mismo fin de generar bienestar y riqueza.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito Badajoz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS