Un gran equipo de profesionales con más de treinta años al servicio del sector

Huerto del Cura consolidada como marca en planta ejemplar

INDE, S.L.12/09/2002

Hoy, cumplidos los treinta años, Viveros Huerto del Cura, S.A. es una empresa totalmente renovada, que no renuncia a su espíritu innovador y que acepta los retos de un mercado cada vez mas exigente con la calidad, el servicio y que valora ante todo el buen hacer de un gran equipo de profesionales.


La empresa Viveros Huerto del Cura, S.A. (VHC) nace en los años 60 al tiempo que España comenzaba a consolidarse como destino turístico para Europa. Por aquel entonces, siendo el Huerto del Cura un jardín de obligada visita como centro botánico curioso dentro de un palmeral que rodeaba la ciudad de Elche, comienza a detectarse la existencia de un incipiente mercado de venta de palmeritas-souvenir para los turistas que recalaban en la zona.

Al mismo tiempo que Elche comienza a crecer, se presta una mayor atención a los espacios verdes tanto en zonas públicas como en la construcción privada, pasando a ser el jardín, elemento imprescindible ya para chalets y residencias que se construían tanto en la propia ciudad como en el resto de la provincia de Alicante.

VHC estaba ubicada por aquel entonces en el jardín botánico donde se dedicaba a su gestión, pero empieza a desarrollar una sección dedicada a la proyección y realización de jardines. La empresa contaba también con un pequeño vivero que, de forma testimonial,producía algunas palmeras, árboles y arbustos para ser incluidos en aquellas modestas obras de jardinería.

Desde los primeros años de existencia, las palmeras fueron siempre los protagonistas en los proyectos que VHC realizaba pues por aquel entonces el palmeral de Elche surtía con creces la poca demanda existente. Los mismos medios y técnicas que se aplicaban para el transplante y plantación de palmeras grandes, la empresa comenzó a utilizarlos en otros árboles mediterráneos ejemplares (olivos, algarrobos, granados...) que se recuperaban de campos de cultivo improductivos y de antiguas propiedades privadas que se vendían. De esta manera se incorporaban a los jardines lo que constituía ya una perfecta aplicación conservacionista para plantas singulares. VHC se convierte, sin darse cuenta, en la empresa pionera de un nuevo negocio: el manejo de plantas ejemplares.

Durante la década de los 70 la empresa, aquella pequeña sección de viveros crecía y empezaba a consolidarse como línea de negocio en la empresa, comienza tímidamente la exportación de plantas a las zonas más cálidas de Europa: Costa Azul, riviera italiana, Algarve... y son estas ventas las que animan a la empresa a introducir estas especies vegetales "recuperadas" de los campos de cultivo que ya no son rentables para el agricultor. Así VHC se presenta como la única empresa de la provincia comercializadora y proveedora de empresas extranjeras especializadas en la construcción de parques y jardines.

En los años 80 la marca Huerto del Cura está consolidada además de diseñando y construyendojardines como comercial de planta ejemplar y la empresa es bien apreciada entre los profesionales del sector hasta en países ribereños del Mediterráneo incluso Arabia Saudí, Líbano e Israelson destino de esta mercancía. Se contaba por entonces con una superficie cercana a las tres hectáreas distribuidas en tres fincas destinadas a una pequeña producción principalmente de palmeras.



El cambio generacional

Durante la década de los 80 la empresa, hasta entonces única en su género, comienza a observar el inicio de la conversión de los proveedores y corredores de plantas, en pequeños competidores que, con escasa estructura, constituirán una seria amenaza para el futuro inmediato de la compañía, máxime cuando este fenómeno lejos de estancarse se incrementará y multiplicará en los años 90 hasta alcanzar la cifra actual que supera los 50 viveros en el campo de Elche e inmediaciones.

Y es precisamente en esta década cuando VHC se encuentra quizás ante el reto más importante de su historia "renovarse o morir". La construcción de jardines que hasta entonces había sido el motor principal de la empresa, es víctima, como tantos otros sectores, de la grave crisis Post-92 . Una crisis que se prolongó en el tiempo y que afectó de lleno a la Compañía que además encontraba en la actividad comercial otro serio handicap al estar en franca desventaja frente a la competencia local que, con infraestructura menor, ofrecía el mismo producto pero a mucho menor precio. Como resultado de estos acontecimientos VHC clausura definitivamente la construcción de jardines volcándose de lleno en la producción y comercialización de plantas ornamentales de exterior sin perder el protagonismo las palmeras .

Paralelamente a estos acontecimientos de los 90, en el seno de la compañía se había incorporado una nueva generación de profesionales preparados que completan su formación a la sombra de todas estas dificultades. La excelente dirección en el proceso de incorporación de la nueva savia a VHC junto con un importante esfuerzo económico por parte de la propiedad dan el impulso definitivo a una empresa ya emblemática en el sector viverístico de nuestro país.



El futuro inmediato

La empresa VHC se encuentra hoy en plena expansión, los primeros terrenos con apenas tres hectáreas de plantaciones se han incrementado y en la actualidad son ya 12 las fincas en explotación, más de 80 hectáreas de cultivos con previsión de superar las 100 en un par de años más. La vocación exportadora de VHC se mantiene intacta como al principio si bien hoy alcanza el 75% de la facturación global, siendo centro Europa el destino principal de la mercancía.

Las palmeras siguen siendo el producto principal, son más de diez las especies que se ofrecen en prácticamente todos los formatos comerciales destacando Phoenix y Washingtonias como las más demandadas.

Además de las palmeras VHC amplía su oferta a arbustos ornamentales mediterráneos (Bougainvillea, Nerium petit, Polygala, Dodonaea, Tevethia, Carissa...) que son producidos al exterior bajo las condiciones extremas de nuestro riguroso clima. Esto les permite ofrecer un producto garantizado que se adaptará a las necesidades posteriores del consumidor final, bien si va a destinado a jardinería como para la decoración de espacios verdes. Esta línea de producción está apoyada con un servicio de autoventa que posibilita al cliente la recepción de la mercancía a través de sus propios medios en muy corto espacio de tiempo desde la confección del pedido.

Los árboles también tienen su protagonismo en los cultivos.Se apuesta por una línea de planta muy trabajada en la poda y el cultivo cuyo resultado produce árboles (Ficus nitida y olivo) de porte mediano y formas variadas: pirámides y copas compactas óptimas para la decoración de terrazas, patios o jardineras urbanas; sin olvidar las líneas clásicas de arbolado para zonas públicas o promociones inmobiliarias (Acacia, Jacaranda, Falsa pimienta, Tipuana, Gravillea...).


Innovación y desarrollo
Otro de los objetivos de reforma que se planteó la empresa fue la investigación. Las palmeras a pesar de ser una de las plantas más antiguas cultivadas por el hombre son, paradójicamente, una de las familias botánicas menos estudiadas. VHC, consciente de su compromiso con ellas, comienza en 1995, con el apoyo de centros de investigación, diversos proyectos relacionados con la biología de las mismas: aumentar la tasa de crecimiento, estudiar su resistencia al riego con agua salina, desarrollar un enemigo biológico fúngico para el control de la cochinilla roja (una de las amenazas del Palmeral de Elche), aprovechar los residuos de su poda para elaboración de compost o la creación de un sistema de extracción de palma blanca inofensivo para la palmera son proyectos que la empresa ha impulsado durante estos siete años. Proyectos que en ocasiones han merecido el respaldo económico del instituciones estatales y europeas aplicando líneas de fomento a la investigación y desarrollo.

En la actualidad, VHC se encuentra "de mudanza" en su vivero principal y oficinas. La antigua ubicación que en tiempos se encontraba en los alrededores de Elche ha sido literalmente "engullida" por el incesante crecimiento de la ciudad. Este aspecto acarreaba inconvenientes de logística que han sido suprimidos con el traslado del vivero principal a la finca de Jubalcoy situada a tan solo 6\1km\2 del centro de la ciudad y muy cerca (a sólo 500 m) de un futuro enlace directo con la autovía Alicante- Murcia. Esta finca con el doble de superficie que el vivero original, está dotada para cubrir todas las necesidades de infraestructura del nuevo vivero principal y mejorada con el valor añadido de la experiencia.

Hoy, cumplidos los treinta años, VHC se presenta pues como una empresa totalmente renovada, que no renuncia a su espíritu innovador y que acepta los retos de un mercado cada vez mas exigente con la calidad, el servicio y que valora ante todo el buen hacer de un gran equipo de profesionales.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasBrassica2017

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS