Marcas, identidad, comunicación, formación: Gestión integral de la comunicación y el conocimiento
Preocupación por los aspectos medioambientales

Planta de temporada en el fin del milenio

Roberto Pereira14/08/2002

La actualidad política y socioeconómica actual provoca una cultura de espacios verdes, jardines y un entorno natural renovable que hace mover la industria de la planta ornamental.
Artículo de Horticultura 150, enero 2001.

La actualidad política, económica y social del momento crea una cultura y unas costumbres entre la población, cuyos hábitos hacen un desarrollo cultural más sensible con el mundo natural, lo que provoca unas necesidades de espacios verdes, jardines y un entorno natural renovable que hace mover una industria en la que se encuentran los que producen el elemento para llevarlo a cabo. No se podría escribir sobre la evolución de las plantas de temporada sin mencionar el cambio social de los últimos tiempos.

El buen momento económico, gracias al cual el poder adquisitivo de la población ha aumentado considerablemente en los últimos años, es el causante de dicho desarrollo,  en consecuencia, de la calidad de vida de sus habitantes. Este progreso económico ha desembocado en una preocupación por los aspectos medioambientales de la ciudad- se han ampliado las zonas ajardinadas- y en una incorporación del elemento ornamental a los inmuebles de nueva generación.

A la vez, conlleva que el mundo empresarial busque nuevos enfoques -adaptándose a las nuevas tecnologías de la información- en un mercado que se globaliza y que avanza vertiginosamente, por momentos, hacia un futuro mejor, siempre deseado.

Sustancialmente, lo que más ha cambiado en las plantas de temporada es la cantidad,  la calidad, y la logística, porque en lo que se refiere a nuevas especies y variedades -si bien es cierto que se introducen algunas- se incorporan muy lentamente al mercado, que, si es más exigente, siempre demanda más de lo mismo.

Obviamente, el aumento del consumo de plantas de temporada oscila entre un 30 ó 40 % en los últimos años. En primer lugar, destacan las grandes ciudades por su mayor demanda: podríamos mencionar Madrid como una de las más significativas; después, las zonas de gran desarrollo urbanístico, como las que comprende toda la costa mediterránea; finalmente, también tiene un crecimiento importante la exportación, sobre todo a Francia y Portugal.

Los grandes consumidores de plantas de temporada son, generalmente, empresas de obras urbanísticas, empresas de jardinerías, etc. Estas empresas son más sofisticadas y buscan una mayor calidad y originalidad de las especies y variedades, exigiendo tamaños y formas más homogéneos, colores muy definidos y seleccionados, que difícilmente se pueden sustituir debido a la exigencia de los técnicos que diseñan los espacios verdes que cubrir.

Además, existe un problema: muchas decisiones se planifican en talleres de arquitectura cuya formación ofrece un gran conocimiento y dominio del espacio y de la estética pero no del tiempo necesario para que cualquier vegetal se establezca, y tampoco de la elección de las especies. Seguramente no se ha asimilado el crecimiento tan rápido, cosa que se podrá corregir a medida que se establezca una continuidad en los próximos años en el mantenimiento de lo que hoy se construye.

Las plantas de temporada de mayor consumo se pueden clasificar en dos épocas del año, comprendidas entre los meses septiembre-febrero y febrero-julio.
Entre septiembre y febrero destacan como plantas de mayor consumo los pensamientos (Viola wittrockiana) en sus variedades Super Majestic y Crown. También en el último año se ha introducido la variedad Fama como una alternativa a los clásicos, con muy buena adaptación a nuestro clima y vistosidad de sus flores, de la cual Madrid destaca como gran consumidor.

La Prímula acaulis es otra planta de éxito en los jardines, entre cuyas variedades de mayor consumo se encuentran la Danova y Orient, plantas muy llamativas, imprescindibles en un buen jardín.

El Ciclamen persicum es una planta que tuvo su declive -sobre todo por la dificultad del cultivo- pero que en los últimos años, más resistente, con variedades híbridas y nuevas flores, está teniendo buena aceptación, otra vez. Las variedades que se destacan son los Halios y Sierra.

Cineraria es una planta resistente a nuestros climas que se mantiene presente en el mercado. Seguidamente, las plantas de mayor consumo son Gazanias splendens, Dianthus de flores sencillas y dobles, y Ranúnculos.

En la segunda época, de febrero a julio, la planta por excelencia en nuestros balcones y jardineras es el geranio (Pelargonium, Peltatum) que mantiene un crecimiento constante a pesar de la enfermedad, que se propagó como una peste, de la mariposa barrenadora (Cacyreus marshallí). Hoy, esta enfermedad se puede controlar con un tratamiento adecuado y las casas suministradoras de la planta joven han hecho campañas de información para tal fin. Ningún vivero o centro comercial puede prescindir de esta planta en su oferta. Además, es de las que más pasan por nuestras fronteras, tanto de salida como de entrada; un factor indicativo de su importancia.



La Petunias grandifloras, cuyas variedades son Falcon y Ultra, son las plantas de mayor arraigo en todo el territorio nacional, y es la que marca las diferencias con respecto a las demás. Su aumento ha sido progresivo, igual que el crecimiento de la demanda; y las expectativas son que este aumento continue. 

Las Begonias semperflorens, con variedades como Cocktail u Olimpia, dan un buen resultado de durabilidad en el jardín y se adapta perfectamente a nuestro clima por un prolongado tiempo; pero todavía no se le da toda la importancia que tiene.

De los Impatiens walleriana, la variedad Accent es una de la más usadas; últimamente han aparecido otras nuevas como la Expo e Infinity, que prometen disputarse el mercado. Finalmente hay una serie de plantas con una importante presencia en nuestros jardines, de las cuales destacan: los tagetes, vincas, verbenas, dalias y zinnias, entre las más sobresalientes.

En cuanto a la introducción de nuevas especies, en los últimos años se ha notado un cierto crecimiento de una amplia gama de plantas provenientes sobre todo de esquejes, como por ejemplo: Osteospernum, Impatiens (flor doble), Impatien Nueva Guinea y Petunias colgantes, que ofrecen una nueva forma decorativa a las posibilidades de alternancia.

En cuanto a la calidad, obviamente, todo crecimiento de mercado conlleva a perfeccionar el ciclo del cultivo mediante más instalaciones modernas y con tecnologías suficientemente aptas para producir una mayor cantidad con el menor costo posible; porque la competencia obliga, de alguna manera, a que los precios se mantengan, año tras año, a la baja con respecto al costo de vida. En muchos viveros se han introducido tecnologías con maquinarias capaces de mover un gran volumen de plantas, desde la puesta en maceta, pasando por todo su ciclo productivo, hasta, finalmente, la entrega.

Así, este mundo se ha desarrollado a la par con la demanda. Hoy en día lo de afuera ya no es un ejemplo; tenemos al alcance de la mano toda la tecnología necesaria y tenemos el clima favorable para poder rentabilizar casi todos los cultivos de plantas de temporada y, además, salir a ofertarlos al exterior; realidad que crece año tras año. En la producción de plantas de temporada se está imponiendo, de alguna manera, la normalización y la certificación, controladas por organismos como FEPEX y AENOR, para dar una respuesta a la calidad demandada por los clientes; así se responsabiliza al productor de la garantía de lo que ofrece.

En la actualidad, hay una cierta inquietud y un movimiento por parte de muchos productores que elaboran plantas de temporada (sobre todos los viveristas que producen la primera fase -ya sea en tacos, en sus diferentes formas y componentes, ya sea en plantel o plantas en alveolo- que va destinada a los viveros para su acabado como producto para plantar en el jardín) dirigidos hacia una asociación con empresas de prestigio mundial, creadoras de variedades registradas, que a su vez muestran un interés por el punto estratégico en que se encuentra España; o, simplemente, formalizando comerciales entre varios productores complementarios para llegar más fácilmente a los clientes con diversos productos y, así, poder ofertar la mayor gama posible. Esta transformación logística está revolucionando el mundo de las plantas de temporada en la que seguramente el gran beneficiado será el consumidor final.

Entramos en la era de la comunicación, y este crecimiento del consumo de plantas de temporada no escapa a una nueva forma de relación entre los productores de sus distintas fases -desde la casa suministradora de semillas, pasando por el productor de planta joven, hasta el viverista que termina el ciclo- donde todo se realiza con mayor rapidez y se obtiene información casi al instante. Hoy en día ya encontramos ofertas de plantas vía Internet, y el uso del correo electrónico se hace casi imprescindible.

Por todo esto, nuestra esperanza está en un futuro que nos brinda buen porvenir, y en nuestras manos está llevarlo a cabo.

www.ediho.es/pe2002

Organismos www.aenor.es  www.fepex.es

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

SECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017Brassica2017Agroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito BadajozSECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasSeipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízJornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventos

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS