Posicionamos su web SEO / SEM
La compañía lleva a Fruit Logistica su amplio catálago de semillas que ya comercializa por todo el planeta

La expansión internacional consolida a Semillas Fitó entre las principales compañías de semillas del mundo

Redacción Interempresas16/01/2012

16 de enero de 2012

En 1995, Semillas Fitó estaba dedicada prácticamente al cien por cien al mercado nacional de semillas. Solo 15 años después, la expansión internacional de la compañía ha sido espectacular y hoy ya factura en el exterior el 50% de sus ventas anuales, que superaron los 60 millones de euros en el año 2011. Ese éxito hace que se haga necesaria su presencia en citas como Fruit Logistica (Pab.1.2, stand D03) donde se expone una vez más la expansión internacional de la compañía, basada en tres pilares: la inversión en I+D+i en cada zona, trabajar con oficinas y personal propios en los principales mercados y el desarrollo de una red de agricultores colaboradores a nivel local.
Conseguir llegar y mantenerse entre las empresas de semillas más importantes del mundo, tanto si analizamos el mercado de semillas hortícolas, como desde el punto de vista de los obtentores de nuevas variedades (ya sean hortícolas, de gran cultivo y cespitosas), es una tarea compleja. Semillas Fitó lo ha conseguido en los últimos 15 años gracias a un proceso de expansión internacional que ha ido desarrollándose en varias fases, llegando primero a los mercados más cercanos y parecidos al nuestro en el Mediterráneo, abarcando después la zona de Latinoamérica y afrontando ahora el reto de los mercados en expansión de Asia.

Este proceso ha seguido, en cierta manera, una lógica dentro de la dinámica de la compañía, que en sus más de 130 años de historia ha ido extendiendo su presencia dentro de España, pasando de Barcelona a Lleida, luego a Extremadura o Almería y al resto de zonas, siguiendo siempre el desarrollo de la agricultura productiva (grandes cultivos, agricultura intensiva, etc.). En un momento dado, y teniendo en cuenta la diversidad agroclimática de nuestro país y la enorme inversión en investigación que es necesaria para sacar al mercado nuevas variedades, se hizo imprescindible seguir creciendo hacia el exterior y comenzar por el área mediterránea, con cultivos y condiciones muy parecidas a las nuestras.

foto
Las filiales de Semillas Fitó cuentan con oficinas propias, centro de investigación, campos de ensayo y agricultores colaboradores.

Una expansión basada en la innovación

La política de expansión internacional se ha basado en los mismos pilares que han hecho crecer a la compañía: inversión en I+D+i a nivel local para desarrollar variedades adaptadas a cada zona; operar con oficinas y personal comercial propio en los principales mercados, creando siempre centros de ensayo e, incluso de investigación, en cada territorio y, por último, la creación de una red de agricultores colaboradores con los que mejorar juntos las variedades existentes.

Con esta filosofía, Semillas Fitó ha creado hasta hoy un total de cuatro filiales comerciales en Turquía, Italia, México y Portugal, y en 2012 se creará la filial de Francia. Todas las filiales cuentan con oficinas propias, centro de investigación, campos de ensayo y cientos de agricultores colaboradores. Además, cuenta con cuatro centros de desarrollo en Agadir (Marruecos), Amman (Jordania), Sao Paolo (Brasil) y Shandong (China). En las filiales y centros de desarrollo trabajan 80 personas, que forman parte de los 300 empleados totales de la compañía, y la cifra va subiendo poco a poco a medida que se abarcan nuevos mercados.

Semillas Fitó ha creado hasta hoy un total de cuatro filiales comerciales en Turquía, Italia, México y Portugal, y en 2012 se creará la filial de Francia
Si hacemos un repaso histórico a este desarrollo veremos que en 1997 empieza con fuerza el trabajo de expansión internacional buscando mercados cercanos y parecidos al nuestro. Sin embargo, este trabajo de prospección deja claro que es necesario estar presente en cada zona y trabajar de forma local. Así, en el año 2000 Jordania es el país donde se inaugura el primer centro de desarrollo fuera de España. En 2001 se abre la filial de Turquía, que por el momento es la más importante de la compañía con 40 empleados y que acaba de celebrar su décimo aniversario. En 2004 se abre otra de las filiales importantes de cara al área mediterránea como es Italia, con 12 empleados y un importante potencial de crecimiento. En 2006 se da el salto a Latinoamérica llegando a Brasil con un centro de desarrollo en la zona y en 2007 se abre otro de estos centros en Marruecos. El año 2009 también es importante, ya que se apuesta por crear una filial en México que ya cuenta con seis empleados y que ha inaugurado recientemente su Centro de Investigación propio. Ya en los últimos dos años se han abierto otra filial en Portugal con dos empleados y un centro de desarrollo en China, donde trabaja un empleado de Semillas Fitó.

Posición de liderazgo en el exterior

Todo este proceso de expansión internacional a través de filiales y centros de desarrollo se ha completado con una red de distribuidores en exclusiva de Semillas Fitó en más de 40 países del mundo y en una posición de liderazgo en muchos mercados, principalmente en berenjena, melón tipo europeo (amarillo, piel de sapo, etc.) y pepino.

La presencia de Semillas Fitó se concreta en países con una agricultura muy productiva y competitiva que necesita variedades híbridas que tienen más valor, tanto a la hora de comprar la semilla como a la hora de vender el producto final en el mercado internacional. Estas semillas se producen en diversos países del mundo y se mandan a la sede central de Barcelona o a Bellpuig (Lleida), donde se realiza el control de calidad (una de las claves del éxito de la compañía) y se envasan y distribuyen a todo el mundo.

foto
Ensayos de Semillas Fitó en China.
Es evidente que crecer en mercados tan diferentes como Italia, Turquía, México o China implica un continuo esfuerzo en reorientar las líneas de I+D+i de cada una de las familias de productos de la compañía. Desde el principio la inversión en I+D+i de Semillas Fitó ha ido siempre enfocada a beneficiar a los productores (mejorando la producción, la resistencia de la planta y la calidad del fruto), a los distribuidores (alargando la vida de los productos, pero sin perder calidad) y, en el caso de las hortícolas, a los consumidores (mejorando todos los aspectos organolépticos de vista, sabor y textura). A ello hay que sumar la apuesta de futuro de la compañía por la Biotecnología (con sus modernas instalaciones en Cabrera de Mar, Barcelona) que le van a permitir tener una ventaja competitiva en un mercado cada vez más global.

De cara al futuro el objetivo es claro y lo primero será consolidar la presencia de Semillas Fitó en todos estos mercados donde ha llegado en los últimos 10 años. El segundo paso debe ser el mercado asiático (China e India, principalmente), ya que dos terceras partes del consumo hortícola mundial está en esa zona y apuesta por ese mercado. Con todo ello se puede alcanzar a medio plazo el objetivo de llegar a facturar 100 millones de euros anuales, con un 75% de ventas en el exterior, lo que culminaría con éxito la expansión internacional de Semillas Fitó en tan solo algo más de dos décadas.

TOP PRODUCTS

ENLACES DESTACADOS

Jornadas Interempresas - Transfiriendo conocimiento - Próximos eventosSECH- XIV Jornadas del grupo de horticultura - II jornadas del grupo de alimentación y salud - III Jornadas de fresón Almería 21-23 febrero 2017SECH -Sociedad Española de Ciencias HortícolasBrassica2017Seipasa, Terrasei rentabiliza tu programa nutricional Kynetic 4 - Optimiza floración y cuajado - Multisei, la base de tu fertilización- Seiland, refuerza el sistema radicular contra los problemas de raízAgroexpo Feria Internacional del 25 al 28 de enero de 2017- Don Benito Badajoz

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS