Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

“El uso de bioestimulantes está siendo clave en el proceso de transformación del almendro en España”

Entrevista a Juan Manuel López, director de marketing de Seipasa

17/11/2021

El cambio en las estrategias de producción del almendro ha impulsado el fuerte crecimiento del cultivo en los últimos años. Consolidado como una alternativa rentable para los productores, la industria agroalimentaria se esfuerza en aportar soluciones en el terreno de las nuevas variedades, el mejor aprovechamiento de los recursos o la eficiencia en la nutrición. Lo repasamos en esta entrevista con Juan Manuel López, director de marketing de Seipasa.

foto

La última década nos deja una auténtica revolución en el cultivo del almendro motivada por el significativo aumento de la superficie plantada, la creciente demanda del mercado y la innovación en el material vegetal, además de la bonanza en los precios. ¿Qué evolución debemos esperar en el corto y medio plazo?

La evolución que cabe esperar es muy positiva, especialmente por las sólidas bases que se han construido a lo largo de la última década. Venimos de una fase que algunos han coincidido en llamar como la reinvención de los secanos, es decir la reconversión de miles de parcelas dedicadas al cereal, cuyos productores estaban asfixiados por la crisis de precios y la escasa rentabilidad. El almendro ha entrado en una nueva era de la mano de la innovación: han aparecido nuevas variedades con mayor capacidad de adaptación, se ha avanzado en la eficiencia del cultivo y la tecnología ha permitido mejorar la mecanización. Además, la evolución de los precios al alza, salvo lo ocurrido en 2020, ha generado rentabilidad para los productores. Según datos del Ministerio de Agricultura, la superficie destinada al almendro en España supera las 700.000 hectáreas en 2020, de las cuales cerca del 80% son de secano. España es líder europeo en la producción de almendra gracias a los miles de hectáreas que se han destinado a nuevas plantaciones en los últimos años y esa evolución positiva va a continuar.

¿Qué factores hay detrás de la innovación aplicada a este cultivo?

El salto cualitativo ha sido muy importante. Hablamos, en primer lugar, de la aplicación de la tecnología para mejorar la eficiencia en todo lo relacionado con el riego y la fertilización. En cuanto a la innovación agronómica, los avances en los sistemas de formación y poda han permitido intensificar el cultivo de forma continuada. Luego está la innovación varietal que ha permitido la adaptación del almendro al clima y al tipo de suelo de las principales zonas productoras. Aquí destaca el trabajo de investigación desarrollado por centros como el CITA en Aragón, el CEBAS-CESIC en Murcia o el IRTA en Cataluña. En general, hemos asistido a una auténtica revolución en las estrategias de producción. Frente a esta revolución, la industria agroalimentaria ha tenido que aportar soluciones a través de la tecnología, las nuevas variedades, el aprovechamiento de los recursos y la eficiencia en la nutrición. Una empresa de referencia española en esta innovación es Agromillora, que lleva años investigando acerca de este cultivo.

¿Y en qué lugar se sitúa Seipasa dentro de este cambio estructural que ha transformado el cultivo del almendro?

Seipasa formula, desarrolla y fabrica tratamientos de origen botánico y microbiológico para cuidar la sanidad del cultivo, aportar una nutrición eficiente y mejorar la calidad de las cosechas. Hemos desarrollado soluciones altamente tecnificadas que consiguen un notable incremento de la eficiencia en la asimilación de nutrientes del suelo por parte de las raíces. El éxito de una plantación de almendro parte, en primer lugar, de la correcta elección de la variedad. A partir de aquí entra en juego el manejo del cultivo, que se torna clave especialmente en los primeros años de vida. En California, líder con un 80% de la producción mundial, el rendimiento medio se acerca a los 2.400 kg/ha, muy lejos de los rendimientos que estamos obteniendo en España, incluso en cultivos de regadío. Está claro que no podemos alcanzar esas cifras por muchos condicionantes, pero para acercarnos a ellas necesitamos ser mucho más eficientes en cuanto al aporte de agua y nutrientes que el árbol necesita en cada momento, además de apostar por variedades que sean más resistentes a las condiciones abióticas, a las plagas y a las enfermedades más habituales en cada zona.
foto

¿Qué papel juegan las soluciones bioestimulantes en un cultivo como el almendro que, además, apenas cuenta con materias activas para su protección?

El uso de bioestimulantes está siendo clave en el proceso de transformación del almendro en España. En Seipasa hemos puesto toda nuestra innovación y tecnología al servicio del desarrollo de nuevas soluciones para este cultivo. Radisei es un nuevo bioestimulante radicular desarrollado a partir de una cepa exclusiva de Bacillus subtilis. Incorpora esta bacteria promotora del crecimiento (PGPR) que mejora la arquitectura del sistema radicular: impulsa el desarrollo de nuevas raíces y pelos absorbentes que ayudan a la planta a un mejor aprovechamiento de los recursos del suelo. Su aplicación permite el desbloqueo de micro y macronutrientes esenciales en el suelo, por lo que vamos a ayudar a que el árbol los absorba y los asimile mucho mejor y de forma más eficiente. Radisei también contribuye a una mejor respuesta frente a diferentes tipos de estrés donde se desarrolla, en entornos complejos en cuanto a temperatura, salinidad y estrés hídrico. Se trata de un producto registrado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y certificado en agricultura ecológica bajo normativa UNE.

¿Qué impacto cree que puede tener en el sector la estrategia que impulsa la UE dentro del llamado ‘Pacto Verde Europeo’?

La política agroalimentaria de la Unión Europea está poniendo el foco en el impulso de la sostenibilidad, la reducción del impacto sobre el medio ambiente y la protección de la seguridad alimentaria. Las autoridades comunitarias van a limitar todavía más el uso de materias activas de síntesis química y van a impulsar aquellos modelos productivos asentados sobre la eficiencia y la sostenibilidad. Alimentar a la población mundial en 2050, con el crecimiento que se prevé, nos obligará a producir más pero también mejor, es decir optimizando los recursos disponibles, respetando el entorno y buscando el máximo equilibrio entre la rentabilidad y la sostenibilidad. Nos acercamos a una especie de agricultura intensiva sostenible en la cual el cultivo del almendro lleva muchísimo terreno de ventaja y se configura como modelo a imitar.

Comentarios al artículo/noticia

Nuevo comentario

Atención

Los comentarios son la opinión de los usuarios y no la del portal. No se admiten comentarios insultantes, racistas o contrarios a las leyes vigentes. No se publicarán comentarios que no tengan relación con la noticia/artículo, o que no cumplan con el Aviso legal y la Política de Protección de Datos.

Advertencias Legales e Información básica sobre Protección de Datos Personales:
Responsable del Tratamiento de sus datos Personales: Interempresas Media, S.L.U. Finalidades: Gestionar el contacto con Ud. Conservación: Conservaremos sus datos mientras dure la relación con Ud., seguidamente se guardarán, debidamente bloqueados. Derechos: Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad y los de limitación u oposición al tratamiento, y contactar con el DPD por medio de lopd@interempresas.net. Si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente, puede presentar una reclamación ante la AEPD.