Doing business in Spain? Interempresas Media is the key

Bayer presentará Vanity Citrus, su último producto biológico para controlar las plagas en cítricos

01/03/2021

Bayer presentará, durante el Simposio Internacional de Horticultura en Europa - SHE2021, Vanity Citrus, su último producto biológico y basado en feromonas para controlar las plagas en las explotaciones de cítricos. Vanity Citrus es un dispositivo innovador -un envase con un líquido activo en su interior- que no genera resistencias ni residuos en las cosechas ni en el medio ambiente. Es el primer producto de este tipo en el mercado que está formulado con feromonas y piretro natural para controlar las plagas en los cítricos. Las feromonas controlan eficazmente las plagas al interferir en sus comportamientos de apareamiento, impidiendo así su reproducción.

foto

El producto, que ya se utiliza actualmente en España y pronto estará disponible para los productores de cítricos y otros cultivos en otros países mediterráneos, está autorizado para su uso comercial por Ecología y Protección Agrícola (EPA) en Valencia y proporciona 400 días de control de plagas.

Vynyty Citrus está formulado para reducir gradualmente las poblaciones de plagas invasoras de tres especies: Piojo rojo de California (Aonidiella aurantii), Cotonet de los cítricos (Planococcus citri) y Cotonet sudafricano (Delottococcus aberiae). El cotonet sudafricano, debido a su rápida expansión en los últimos años y a las deformaciones que provoca en los cítricos, está considerado como la plaga frutícola más invasiva y la que más alarma a los productores. “Con ello, conseguimos controlar y reducir paulatinamente las poblaciones de estas especies con una solución más sostenible, que no genera resistencias ni residuos en la cosecha ni en el medio ambiente y que, además, actúa los 365 días del año”, señala Javier Pérez, responsable de Fruticultura de Bayer Crop Science en España.

Actualmente la plaga del cotonet sudafricano está afectando a más de 40.000 ha de cítricos en la Comunidad Valenciana. Como resultado, la plaga está provocando la deformación de los frutos, lo que no sólo impide su uso comercial, sino que está formando nuevas colonias en las zonas citrícolas situadas en el levante español.

ÚLTIMAS NOTICIAS

OPINIÓN

OTRAS SECCIONES

SERVICIOS